La tendencia de vender ropa online usada

Vender ropa online usada.

Actualmente existe una creciente tendencia en comercializar ropa usada. Cada vez más personas están dispuestas a comprar ropa y artículos de segunda mano. 

Demanda de la reventa de ropa

Debido al fenómeno fast fashion, comprar ropa se ha convertido en una necesidad casi “básica”. Las personas renuevan sus prendas constantemente y solo las utilizan unas 7 veces cuando su vida útil podría extenderse por más tiempo.

Según la colaboradora de STYLESPRING, Alessandra Miranda, el consumidor promedio compra un 60 % más de ropa que hace una década. La esperanza de vida de una prenda, si se usa normalmente, excederá los 2 años, aunque también depende del tipo de tejido y de los productos químicos que se hayan procesado. En términos generales, la ropa de algodón o lino dura de 1 a 5 meses, mientras que la ropa de lana puede usarse hasta por 1 año.

Pero, este comportamiento también ha generado nuevos hábitos de consumo, y es que la venta de ropa usada se ha convertido en un mercado emergente. En los últimos tres años, la tasa de crecimiento de la reventa ha sido 21 veces mayor que la del mercado de ropa nueva. Se espera que dicho sector se duplique en los próximos cinco años hasta alcanzar los 51.000 millones de dólares.

Algunos minoristas han encontrado una oportunidad de negocio en este nuevo concepto. Natalia Gómez, por ejemplo, dejó su trabajo en los almacenes Macy ‘s para iniciar un emprendimiento de la reventa de ropa. Natalia mencionó que cuando conoció la plataforma de venta de ropa online “Poshmark”, su nueva imagen como autónoma apareció en su vida. El sitio web se estableció en 2011 y te permite revender ropa y cobrar el 20% de la ropa por más de 12 euros.

Después de leer las noticias de otros vendedores que vendieron con éxito su propia ropa, Gómez completó la venta de una falda en febrero de 2016. Además afirmó que “ni siquiera era un buen vestido para empezar”, pero tras publicar dos fotografías más en la plataforma, la vendió por 33 euros en menos de 24 horas.

Usó el mismo método para la mayoría de la ropa que no quería en el armario y expandió su negocio comprando ropa de marcas como Anthropologie o Zara, con el objetivo de revenderlas a precios más altos. Gomez sumó 84.000 euros en ventas y continuó trabajando en ello.

Otro caso de éxito es el de Jaysse López, fundador de la empresa de reventa de zapatillas Urban Necessities. Actualmente es el CEO de la marca que facturó 17 millones de euros (21 millones de dólares) en 2019. Su éxito en el mundo empresarial inició luego de pasar algunos meses mendigando por las calles y vendiendo agua para sobrevivir en Las Vegas. Sin embargo, un día decidió probar suerte para revender zapatillas.

En 2013, compró 18 pares de zapatos Nike Barkley Posite Max Area 72, que creyó que podían tener potencial de reventa. Vendió todos estos productos con una ganancia de 169 euros (200 dólares) y continuó formándose en la industria. Tres meses después, fundó el sitio web de reventa Two Js Kicks para vender zapatillas a 50 euros ($60) más que el precio original, según explicó en varias entrevistas.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments