Las gafas de sol Randolph y la aviación americana, una historia compartida

Gafas de aviador.

Las gafas de aviador son un clásico que nunca muere. No pasan de moda. Están ahí desde hace décadas, pero cada temporada vuelven con más fuerza que nunca, ligeramente renovadas. Esta temporada de otoño invierno no es una excepción. Las gafas de sol tipo aviador complementan perfectamente la ropa de la temporada de frío, donde priman los colores más oscuros o pardos, las botas o las cazadoras de cuero.

Por eso, el otoño es el momento ideal para lucir tus gafas de sol Randolph. Esta es la firma más icónica de las gafas de aviador, que se han lucido en diversas películas, y puedes adquirirlas en tiendas online como Mr. Sunglass. A continuación te explicamos por qué Randolph es una marca tan icónica.

El origen de Randolph Sunglasses

Randolph es una marca de gafas de sol creada en 1972 por dos emigrantes polacos que trabajaban con anterioridad en American Optical, otra de las empresas líderes en gafas de sol. Fundaron la empresa desde cero y decidieron nombra la marca en honor a la ciudad que albergaría sus instalaciones: Randolph, en el estado de Massachusetts.

Pues bien, apenas cinco años después, Randolph Engineering despegaría de manera definitiva. ¿Cómo? Primero se convirtió en proveedor de gafas de sol para el ejército estadounidense en 1977. El contrato consistía en proveer a los aviadores de gafas de sol Randolph Aviator HGU4/P. Pronto, el ejército quiso más, y en 1982 convirtió a Randolph Engineering en su proveedor principal de gafas de sol.

Durante todos estos años trabajó en exclusiva con el ejército norteamericano, hasta que en 1990 empezó a ofrecer sus productos de venta al público. Hoy, mantiene su vinculación con los pilotos de la fuerza aérea estadounidense para proveer a los pilotos de helicóptero, y también suministra sus gafas a la Marina.

Esta es la razón por la que las gafas de aviador Randolph han aparecido en películas protagonizadas por pilotos de la fuerza área de Estados Unidos, como Top Gun (con Tom Cruise en el papel de piloto) o Apocalypse Now, la obra maestra de Francis Ford Coppola, donde los helicópteros y sus pilotos tienen un papel crucial en una de las escenas más notables de la película.

El diseño HGU4/P

Este diseño fue adoptado por la aviación norteamericana porque encajaba a la perfección con los diseños de los cascos de los pilotos, que habían experimentado notables mejoras en los años cincuenta. Los cascos de combate requerían diseños simples que encajaran bajo los visores y el equipamiento adicional de los cascos. Por eso, los ópticos del ejército recomendaron en 1958 el diseño HGU4.

Este diseño es todavía el diseño estándar en las especificaciones técnicas del contrato que Randolph mantiene con el ejército de Estados Unidos, renovado hasta 2020.

Hay que tener en cuenta que todos los productos de Randolph Engineering están ensamblados a mano en un proceso de que consta de doscientas fases. Gracias a este proceso de producción, totalmente artesanal, Randolph es la única empresa estadounidense de gafas con manufactura propia no externalizada, incluyendo el metal y su fundición. De ahí, el eslogan de marca que luce con orgullo: “Handcrafted American Eyewear” (Gafas americanas hechas a mano).

 

Contenido patrocinado

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments