El bricocine da pie a la serie ‘En casa’

Serie En casa.
Serie 'En casa'.

El término bricocine define a la perfección el trabajo que han realizado cinco directores confinados, con actores también confinados, para dar forma a la serie En casa ya disponible en HBO. Cinco capítulos (de diferentes duraciones) en el confiamiento y sobre el confinamiento que pasan por todos los géneros mostrando las particularidades de cada uno de los directores que han puesto su creatividad a prueba para rodar con un kit básico que el canal les envío formado por un móvil de última generación y varios complementos.

El concepto de bricocine lo ha lanzado una de las directoras que participa en el proyecto, Paula Ortíz (De tu ventana a la mía, La novia) en una entrevista que ha dado en La Ventana y en la que cuenta con todo detalle como grabaron su episodio . Ante la cámara dos actrices que se habían confinado juntas, tras ellas una amiga que nunca había filmado cine y que seguía las instrucciones que Paula Ortíz le facilitaba a través de Skype. Junto a esto, muchas horas para buscar los mejores planos de la casa, trabajar la luz del piso, cuidar el sonido… y todo contando con profesionales de cada área al otro lado de la pantalla.

En común, además del hecho de grabar en un encierro, están las reflexiones sobre este momento único, las rutinas a las que nos hemos visto expuestos, y las realidades compartidas en estas semanas vividas con la televisión de fondo, el deporte de salón, las videollamadas que suplen la necesidad de socializar, y los pensamientos en evolución constante.

Los cinco capítulos de la serie En casa

‘Mi jaula’, Leticia Dolera

“Una jaula puede ser un lugar físico, pero también un lugar mental o emocional. Confinada sola en su propia casa durante una pandemia mundial, la protagonista de esta historia descubrirá que está en una jaula, pero no en la que ella creía”. Protagonizado por la propia Dolera, que ha tenido que montar la cámara e interpretar a la par, cuenta con la aparición vía videollamada con Álex García, Nuria Gago y Henar Álvarez. Y es que las actividades de su confinamiento derrochan realismo; aplaudir a las 20 h., trabajar, aburrirse y charlar online. Pero además mantiene una relación (online de necesidad) que va generando una jaula mental mucho más peligrosa que la física; que lleva al personaje a animalizarse.

‘Una situación extraordinaria’, Rodrigo Sorogoyen

“Carlos empieza a notar comportamientos extraños en su chica, Sara. Incluso descubre alguna característica física distinta en ella. Carlos sospecha algo aterrador. Cuando Sara baja a comprar, sube alguien que se parece mucho, pero ¿es realmente ella?”. El capítulo lo protagoniza Sorogoyen junto a Marta Nieto y, tras mostrar en los primeros segundos como hemos evolucionado día tras día en el encierro donde las actividades eran las mismas pero el ánimo iba cambiando, nos lleva a una historia que roza la ciencia ficción. Sara empieza a tener cambios físicos y mentales que su pareja define claramente en la frase “la persona que baja no es la misma que la que sube” que, aunque aquí tiene tintes de misterio, puede identificar un sentimiento mayoritario durante este encierro. La intriga no decae.

‘Así de fácil’, Paula Ortíz

“¿Qué harías si se declara el Estado de Alarma y tu pareja te deja ese mismo día? Marta y Nuria son amigas pero se ven inesperadamente forzadas a convivir en medio de una pandemia. Una comedia romántica donde la amistad supera la ficción“. El humor se entremezcla con la desesperación en este capítulo coprotagonizado por Celia Freijeiro y Julia de Castro y dirigido por Paula Ortíz. Las conversaciones sobre el amor, el sexo, y la necesidad de fortaleza mental desgranan (en blanco y negro) el universo personal de dos amigas que se enfrentan a la vida de formas opuestas. Y cuya relación evolucionará de una forma inesperada.

‘Viaje alrededor de mi piso’, Carlos Marques-Marcet

“¿Y si pudieras irte de viaje estando confinado? Partiendo de una adaptación libre de la novela Viaje alrededor de mi cuarto, de Xavier de Maistre, una mujer se embarca en un viaje por los diferentes lugares donde cada uno de los objetos del apartamento la quieren llevar”. En formato muy cercano al documental, con voz en off, y una cuidadísima fotografía con la que se investiga la luz, la tecnología y la cotidianeidad, este capítulo nos muestra literalmente, un piso; pero con todo detalle como si de un documental de viajes se tratara. Detalles de su diseño y de los pensamientos que surgen al estar encerrados dentro. Realizando Marques-Marcet un magnífico ejercicio en el que narra múltiples reflexiones sobre el cuerpo, la disciplina (se oye a Patry Jordan de fondo), el tiempo, los recuerdos,  el síndrome de la cabaña o el propio piso, que se entremezclan en el guion con informaciones (e imágenes de archivo) sobre la cábala, los limones, los bichos microscópicos o los viajes astrales.

‘Mira este vídeo de gatitos’, Elena Martín

La descripción dice: “Siete veinteañeros y tres gatos se confinan en una nave industrial mientras intentan alejarse de los vicios de la familia tradicional. El misterioso trauma de uno los gatos parece una premonición del conflicto que está por venir”. Max Grosse, (protagonista de Suc de síndria) es uno de las actores que compone este grupo que va mostrando sus debilidades y pequeños transtornos a través de las pequeñas historias que dan forma al capítulo. Al principio el grupo de amigos se da a la vida de terraceo confinado, pero poco a poco los gatos van tomando protagonismo con ciertas reminiscencias al truecrime A los gatos ni tocarlos (Netflix).

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments