¿Qué es la gestión del talento y cómo aplicarla en los RRHH?

El talento es una de esas aptitudes que pueden definir perfectamente a una persona. Su propia definición en la RAE deja claro el significado con las dos primeras acepciones ‘inteligencia’ y ‘aptitud’. Una definición más larga sería “especial capacidad intelectual o aptitud que una persona tiene para aprender las cosas con facilidad o para desarrollar con mucha habilidad una actividad”. Por aquí solemos hablaros de gente talentosa en referencia a la cultura, de mentes brillantes que tienen la capacidad de crear, de entender su mundo yendo más allá. Pero el talento también está muy presente en otras áreas laborales.

De hecho existe formación en gestión del talento, enfocada al área de Recursos Humanos, y que persigue captar a las mentes más brillantes. En este proceso de captación entran juego diferentes procesos, todos enfocados a encontrar a esas personas que poseen de forma innata una destreza superior a la del resto en una actividad concreta.

En relación directa con la inteligencia emocional, el talento consigue hacer destacar a quien lo posee. Pero para encontrarlo se necesitan profesionales que sepan indagar en él. En el ámbito de la empresa conseguir un equipo talentoso no solo mejorará la productividad laboral sino que será un hecho que defina a la empresa y atraiga a nuevos empleados que persigan estar rodeados de talento en su día a día. Esto consigue generar equipos más dinámicos y motivados, con una visión más amplia, que permita a la empresa crecer mientras en ella se genera un alto nivel de bienestar entre los empleados.

Así la gestión del talento humano comienza normalmente en el área de Recursos Humanos por la captación. Las estrategias para contratar talento son múltiples y siempre comienzan con las entrevistas a candidatos. Pero también es posible incrementar el talento de los empleados que ya están en la compañía. Nutrir el talento existente es igual de relevante y puede conseguirse a través de diferentes impulsos que reten al equipo para aprovechar al máximo sus capacidades, consiguiendo así una cultura organizacional viva que repercuta también en el bienestar del empleado.

En rasgos generales fomentar el talento en la empresa pasa por valorar la importancia de las personas y el equipo teniendo siempre un plan para ellos. Pero también por conocer los fundamentos del Derecho del Trabajo, tener capacidades para analizar correctamente todo el proceso de selección, saber como poner en marcha desde la empresa técnicas de formación, acercarse al coaching, y tener muy presente la relevancia de la prevención de riesgos laborales y de mediación.

Para especializarse en gestión del talento hay formación online en escuelas de negocio, como la que ofrece INESEM, que se enfoca en desarrollar capacidades para la responsabilidad directiva, la investigación, la identificación y el cultivo de las destrezas y habilidades que las empresas buscan.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments