Entrevista con Nieves Mories #JefazaAlHabla

A principios de verano salía a la venta Agujeros de Sol de Nieves Mories (Dilatando Mentes Editorial). La novela supone un paso más en una autora que siempre parece estar siempre desafiándose a sí misma y a sus lectores. Obra compleja y coral, usamos Agujeros de Sol para charlar con Nieves y que nos cuente su trayectoria en el fandom español. #JEFAZAALHABLA

Nokton Magazine: Hola, Nieves. ¿Dónde estás ahora? 

Nieves Mories: Físicamente en el sofá de mi casa, en una calle tranquila de Ávila. Mentalmente dispersa. Lo normal.

NM: Entre el 2017 y 2020 has publicado 5 novelas. Mi pregunta, ¿cómo le va a Nieves Mories en la literatura de género? 

Nieves Mories: ¿Cinco novelas ya? ¿En serio? Eso va significar que no me va mal, ¿no? La verdad es que no puedo quejarme. La literatura es una amante agridulce y veleidosa, no se la recomiendo a nadie (demasiados dolores de cabeza), pero en mi caso no está resultando especialmente cruel. 

NM: Viendo todo lo que publicas, ¿cómo lo compaginas con tu trabajo? ¿O has conseguido el sueño de muchos de que tu trabajo sea escribir?

Nieves Mories: No sé si es un sueño o una pesadilla pero sí, mi trabajo es escribir. Tiene su parte buena, que es el poder dedicarme al cien por cien a darle a las teclas, pero su reverso oscuro es que, si tuviera que pagar yo sola las facturas, no podría hacerlo.

Hay que llegar a determinado nivel (no tengo ni idea de dónde está o cómo se accede a tan mitológico lugar) para poder comer de esto. 

NM: Asuntos de Muertos representa una evolución de temas (oh, esa graaaan pregunta) en tu obra. Como escritora, ¿eres consciente de ello? 

Nieves Mories: Ni como escritora ni como persona soy muy consciente, en general. Así que imagínate si tengo que entrar a valorar mi obra. Sí que percibo que algo raro ha sucedido, que estoy llegando a muchos lectores que antes no estaban interesados en mi trabajo (o que, sencillamente, no habían reparado en él), que alguna gente que me seguía está ligeramente desubicada por el cambio de dirección, que las críticas tienen un matiz diferente… Vaya, pues a lo mejor sí que ha supuesto una (r)evolución y me estoy enterando ahora mismo.

NM: El fandom en España. Dispara. 

Nieves Mories: ¿Contra el fandom? Espera, voy a… Ay, el fandom. Corre por ahí la frase “el fandom es cruel y alberga horrores” y, a veces, así es. Pero no es cruel solo para quien escribe, también lo es internamente; sus luchas intestinas le quiebran y dividen y muchas veces ni siquiera rozan a los creadores, que no somos conscientes de todas las polémicas que se generan. Pero ahora mismo prefiero quedarme con la parte positiva (será que esa evolución de la que hablábamos antes es más profunda).

El fandom no es más que un cúmulo de personas que expresan su opinión y, si escuchas y prestas atención, puedes percibir hacia dónde van sus diversas corrientes; qué gusta, qué echan de menos, qué molesta. Qué está cambiando. Es un ente vivo en pleno crecimiento y eso es algo bueno, nunca el público de la literatura de género había sido tan activo ni tan numeroso en este país como ahora. Hay mucho que aprender, lo primero, a escuchar. A separar el grano de la paja. El fandom fluye y no podemos permitirnos el lujo de quedarnos atrás, descolgados y sin querer avanzar. Pero, por supuesto, manteniendo una cierta distancia. Sin permitir que tengan un poder sobre nuestra psique que, en el fondo, les otorgamos nosotros mismos. 

NM: Tanto en Agnus Dei como en Agujeros de Sol juegas con recortes de periódicos, documentos reales… ¿Qué influencias tienes como escritora? ¿cómo elaboras tus historias? 

Nieves Mories: ¿Influencias? ¿Cuántas quieres? Y no solo literarias. Por ejemplo, el proyecto en el que estoy trabajando ahora está basado íntegramente en la música. No es tan sencillo resumir qué es lo que me ha marcado y me ha ayudado a crear… lo que sea que me sale cuando me siento al teclado. Por resumir: Edgar Allan Poe, los Eagles y George A. Romero. Ah, espera, que me olvido de Stephen King. Y de Johnny Cash! Mejor paramos aquí. 

Respecto a cómo elaboro mis historias… quizá suene raro, pero las visualizo.

Construyo las novelas o relatos mentalmente, como si estuviera rodando una película o un videoclip.

Cuando todo está filmado no tengo más que transcribirlo. No, no hago guiones, escaletas ni nada que se le parezca. Tengo al lado algunas notas para no olvidar ciertos detalles, pero nada más. 

NM: Desde Asunto de Muertos he visto cómo le das cada vez más importancia al aspecto de los libros. Asuntos de Muertos tenía ilustraciones tuyas. Agujeros de Sol tiene unas ilustraciones francamente espectaculares de Juan Alberto Hernández. ¿Cómo funciona la comunicación entre los dos?

Nieves Mories: Me ha encantado trabajar con Juan Alberto, nos hemos entendido a la perfección. Él, en cuanto tuvo clara su visión de la novela lo hizo todo con rapidez y si yo me ponía un poco tiquismiquis con algún detalle, en seguida lo corregía. Por ejemplo, en la contraportada, ese dedo que descansa en la ensaladera… le pasé la referencia del pintauñas exacto que debía lucir. Pero fueron detalles menores. Dio con el punto exacto que necesitaba la novela y no puedo estar más contenta del resultado.

NM: En las anteriores sesiones de Jefaza al Habla he preguntado a las autoras cómo ven a los lectores de género en España y cómo se relacionan con ellas. ¿Cómo se relaciona Nieves con sus usuarios en Goodreads y demás redes? ¿Qué opinas de ellas? ¿Son necesarias? 

Nieves Mories: Los lectores de género son lo que nos mantiene vivas, ¿no? En el fondo, las novelas son suyas una vez ven la luz. Soy un poco torpe manteniendo relaciones con el público pero procuro ser educada y amable, qué menos. Es gente que ha invertido su tiempo y su dinero en leerme, ¿cómo podría ser desconsiderada a cambio? En Goodreads no me meto a debatir, creo que no es una plataforma orientada a que las escritoras nos inmiscuyamos en lo que quieran decir de nosotras. No me gustaría que, porque yo anduviera rondando por allí, alguien se sintiera coartado de contar su experiencia lectora a los demás. 

NM: Agujeros de Sol pareces cogerle el gusto usar el género para reexaminar capítulos turbios de la historia española. ¿Cómo fue el proceso de documentación? 

Nieves Mories: Encontrar la información que necesitaba, una vez localizado el hilo del que tirar, fue sorprendentemente fácil. Y ese hilo ya lo tenía, aunque nunca me había atrevido a seguirlo, por temor a lo que pudiera encontrar al final.

La cantidad de datos, documentos y testimonios que encontré fue abrumadora; lo más difícil fue cribar todo eso y decidir qué debía ser incluido y qué no.

Normalmente no me quejo de las críticas que recibo, pero voy a hacer una excepción. Se me ha tachado de tibia y de no meterme en el fango del todo. No he escrito una novela histórica ni un ensayo así que no es justo decir que paso de puntillas por algún tema, porque no es cierto. La información está ahí y yo no escribo para alimentar el morbo de nadie. 

NM: Sobre el tema del escribir… ¿crees que la persona que escribió Agnus es diferente a Agujeros de Sol? Me explico: ¿sigues teniendo las mismas influencias o has ido cogiendo nuevas?

Nieves Mories: La persona es la misma, sin duda, pero la evolución está ahí. Si algo me aterra es quedarme inmóvil y no aprender nada nuevo, no abrirme a experiencias y lecturas que puedan aportarme cada vez más. Aunque ahora que tengo unos cuantos años debo reconocer que cada vez es más difícil que algo me llene tanto como para que me influya. 

NM: ¿Qué autoras recomiendas del panorama nacional? 

Nieves Mories: Qué buen momento estamos viviendo las mujeres en la literatura de género, ¿verdad? Me refiero a la variedad y a la calidad (de por qué es muy agridulce hablamos otro día, si quieres). Hay tanto dónde elegir… desde las consagradas a las noveles, es increíble la producción femenina, tanto que me resulta difícil escoger solo a unas pocas. Cristina Jurado y Alicia Pérez Gil no pueden faltar en esta lista. También Pilar Pedraza, Elia Barceló, Conchi Regueiro, Lola Robles… Podría mencionar a muchas y seguiría olvidando unos cuantos nombres.

¿En qué proyectos estás trabajando ahora? 

Nieves Mories: En unos cuantos, por suerte no me falta el trabajo. Si hace unos años me hubieran dicho que esta sería mi situación actual, no me lo hubiera creído. Relatos, prólogos, reediciones, la siguiente novela larga… Creo que, solo con lo que tengo por hacer ahora mismo, tengo trabajo hasta bien entrado el año que viene. ¡No quiero ni pensarlo por no agobiarme!

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments