‘Faraday’: Tu vida está en Internet

Llega el sábado por la noche, tomamos una copa con amigos y subimos la correspondiente foto del momento en nuestras redes sociales. Lo que parece un gesto inofensivo, natural de cualquiera que tenga en su poder un smartphone, puede llegar a tener consecuencias que nunca podríamos imaginar. Esta es la premisa de la obra Faraday (El Buscador), del productor y autor Fernando Ramírez (Málaga, 1974), un thriller teatral que trae a la palestra un tema tal actual como controvertido: el modo en que las redes sociales y Google han cambiado en los últimos años nuestra forma de vivir, de relacionarnos e incluso de pensar. Y todo esto acompañado de un despliegue tecnológico al que no estamos acostumbrados en una obra de teatro, representado por un juego de pantallas que sitúa a este género en el siglo XXI.

“Es un Black Mirror a la española. Algo único que nunca se ha hecho en España aunque ya se ha interpretado mucho en Estados Unidos”, explica Alicia Montesquiu, Linda en la obra. Y es precisamente la novedad del argumento lo que hace que la obra genere debate en una sociedad todavía “en pañales” ante el alcance de las decisiones que toma mientras navega por Internet. “La obra refleja que hay una parte de nosotros que exponemos en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram en las que mostramos nuestra mejor cara pero que también hay otra que es Google, un buscador donde cualquiera puede encontrar tu lado oscuro“, añade Ana Turpin, Alice en Faraday.

Escena durante la obra de ‘Faraday (El buscador)’, con Javier Collado, José Manuel Seda y Ana Turpin.

En el escenario los personajes despiertan nuestros miedos más oscuros a medida que avanza la historia. Un militar con un pasado salpicado de abusos de guerra, una agente de seguridad con un secreto familiar o una nueva compañera desconocida y hermética. Todos pueden ser descubiertos por un simple click a golpe de imágenes sobre ellos que ni siquiera sabían que existían.

Las reacciones del público ante estas verdades sobre el mundo tecnológico atisban un asomo de inquietud.

Según Montesquiu, en estos momentos “somos nosotros quienes tenemos toda la responsabilidad”. “Las redes sociales son demasiado nuevas y no sabemos el alcance que tienen. Creemos que si le damos un like a algo no pasa nada pero existen grupos de poder que recogen toda nuestra información y elaboran unos perfiles no solo para vendernos productos sino también para temas militares, por ejemplo”.

Estos son tiempos de “burbuja de la información donde prima más la cantidad que la calidad”, asegura Turpin, y de “números de seguidores que te permiten acceder a un nivel de vida u otro”, al hilo del sistema de crédito social chino según el comportamiento de sus ciudadanos que ya se plantea y que haría realidad el capítulo Nosedive de Black Mirror, la serie distópica antes mencionada.

Y en medio de toda esta vorágine que se nos echa encima, las relaciones personales también se ven afectadas y, de nuevo, se generan preguntas en el patio de butacas: ¿Estamos realmente hablando con alguien real? ¿Me puede encontrar una persona de mi pasado que yo no quiera por una foto de Facebook? Como ya hiciera la obra teatral El pack, interpretada por Marta Solaz, que planteaba un mundo en el que la protagonista se relacionaba de forma virtual con todos sus amigos y seres queridos, sin ni siquiera salir de casa, Faraday plantea la pérdida del “cara a cara” frente al control de lo digital. “En este nuevo paradigma del siglo XXI, muchos de nosotros queremos seguir con la antigua idea del control ante esa supuesta libertad que nos da la tecnología. Así empiezan los problemas personales”, apunta Alicia Montesquiu.

Con una reflexión final a todo lo acontecido en el escenario e introduciendo al público activamente en la historia, se despide Faraday (El buscador), dejando la sensación, como dijera Ana Turpin de que “la historia no acaba todavía, sino que empieza ahora”.

Faraday (El Buscador). Del 13 de septiembre al 14 de octubre en el Teatro Galileo de Madrid. J, V y S a las 20:00h y domingos a las 19:00h. Entradas desde 13€.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments