El vuelo más misterioso de Kaley Cuoco en ‘The Flight Attendant’

Kaley Cuoco en la serie The Flight Attendant.
Kaley Cuoco en la serie The Flight Attendant.

Algunos problemillas (aquí problemones) con el alcohol, y una marcada inteligencia emocional. Hasta ahí lo que queda de Penny en The Flight Attendant. Si el personaje de Kaley Cuoco en The Big Bang Theory era una constante de humor y buenrollismo ahora la actriz, que en esta ocasión además es productora, se lanza al misterio y la intriga en un formato de thriller clásico cargado de destellos de modernidad.

Basada en el libro homónimo de Chris Bohjalian, The Flight Attendant, tiene un poco de todo para lograr un producto de entretenimiento de los que están perfectamente medidos a base de dosis de suspense, narcos, negocios turbios, investigaciones del FBI, abogados que van por libre, espías, sexo y alcohol. En la serie Cassie Bowden (Kaley Cuoco) es una azafata de vuelo que una mañana despierta junto al cadaver de su último ligue.

Pero Cassie también es una amante del vodka solo, el sexo ocasional, y de llegar al final de las cosas. Es la sospechosa perfecta (y no solo por haberse despertado junto al asesinado tras una noche en Bangkok de alcohol y sexo) que hace de su propia falta de memoria sobre el suceso una incesante investigación personal. A veces el espectador no entenderá sus decisiones, pero siempre suponen un paso hacia la intriga. Mientras, va descubriendo una infancia que recordaba totalmente diferente y cómo ha formado su personalidad a través de falsas creencias sobre su propia familia y su infancia.

Cassie es investigadora e investigada en un entramado de empresas fantasma, tráfico de armas, drogas, conflictos familiares, hackers… y personajes secundarios cargados de incertidumbres y perfectamente trabajados como el de la abogada que interpreta Zosia Mamet o la supuesta mejor amiga de la protagonista a la que da vida Rosie Pérez.

The Flight Attendant, de los creadores de la serie You, es un producto rápido, con diálogos ágiles, acción constante y mucho cambio de plano, aunque en ocasiones se percibe un cierto abuso de la pantalla partida. Las escenas de la actualidad se entremezclan con aquellas en las que la protagonista habla con el muerto en una especie de esquizofrenia que la ayuda a recomponer momentos, encontrar pistas y descubrir sus próximos pasos.

Para ser una serie de HBO (HBO Max en este caso), que nos sigue teniendo acostumbrados a lanzar un capítulo a la semana, en esta ocasión han apostado por lanzar toda la serie en apenas un mes con tres capítulos la primera semana y dos nuevos capítulos las siguientes hasta completar los ocho que darán forma a la primera temporada. Cuando aún no se ha confirmado si existirá una segunda o se quedará en el formato de miniserie.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments