El roadtrip de David Trueba en ‘Casi 40’

Trueba vuelve a la pantalla grande con Casi 40, un viaje por la España interior con dos viejos amigos que se reencuentran, un roadtrip lleno de música, ambiciones y deseos frustrados. El director recupera a sus actores de La buena vida, Lucía Jiménez y Fernando Ramallo dándoles un propósito musical, ella como cantante de éxito ya retirada de la escena y él como vendedor de productos cosméticos; ambos intentan retomar la carrera musical de ella mientrras se enfrentan a los recuerdos del amor que compartieron en la juventud.

David Trueba ha querido recuperar a los actores de su primer filme en un momento en el que ambos están a punto de llegar a la cuarentena: “No sé si las peripecias humanas pueden someterse a las estructuras del teatro clásico, pero para mí el paso del tiempo es el gran asunto de la ficción. Y esta película pretende contar eso, cómo el tiempo trata a las personas, en su caso, a quienes vivieron de manera distinta un inolvidable amor de adolescencia“, cuenta Trueba para Avalon.

La parte musical del filme la componen la hermana de Lucía, Rebeca Jiménez con el tema Despertarme contigo, Miedo de Jorge Marazu y Todo me recuerda a ti de Señor Mostaza, así forman entre las tres una carrera ficticia de aquella cantante que fue la Lucía que muestra la película.

Fotograma de ‘Casi 40’ con Lucía Jímenez y Fernando Ramallo.

Un filme generacional

Casi 40 avanza por las intimidades de los personajes con el fondo del desencanto, ese desencanto generacional que podemos apreciar en la película, el de unos “viejóvenes” que ven como en España se han pulverizado sus ideales, su modo de vida o sus sueños profesionales.  David Trueba cuenta que ” el viaje, en esta película de viaje, vuelve a ser algo más que un viaje geográfico, como ya pasaba en Vivir es fácil con los ojos cerrados”.

A medida que avanzamos en la vida, el peso del pasado es cada vez mayor y ahí es donde indaga Trueba, “no me importan demasiado los géneros, sino la gente. Me apasiona la gente, creo que ellos son los que dan vida a cualquier ficción, ni las tramas ni los géneros, sino esos alientos de vida que uno percibe en los grandes personajes“. Así, si nos damos una vuelta por las películas del director y por sus novelas como Tierra de campos o Blitz vemos cómo esto se articula en los personajes de toda su obra.

Fotograma de ‘Casi 40’.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments