Banksy nos hace preguntas en Madrid

banksy-en-madrid

Si hay una característica inherente al trabajo de Banksy es que plantea preguntas. Quién determina qué es arte, cuál es el uso que debemos darle, qué importancia tiene el sistema de exhibiciones para un artista… Los organizadores de la exposición de Banksy en Madrid se han quedado con una de ellas como idea central sobre la que desarrollar la muestra Banksy: Genius or Vandal? (hasta el 10 de marzo en Ifema): ¿es el artista un genio o un delincuente?

Pero, a nosotros, nos han surgido muchas otras.

¿Quién es realmente Banksy?

Se dice que ha nacido en Bristol, Reino Unido, y ha firmado trabajos alrededor de todo el mundo. Londres, Toronto, Bristol, París, Brighton, Liverpool, Calais, Dover, Hamburgo, Nueva York, Los Ángeles, Nueva Orleans, San Francisco… Pero nadie le ha visto. La frase oficial es que el artista no quiere formar parte del sistema establecido, y por eso no quiere darse a conocer. Así que ¿cómo podemos saber que Banksy es realmente Banksy?

Sabemos que ya en el Renacimiento, los artistas contaban con varios ayudantes en sus estudios. ¿Quién nos dice que Banksy no trabaja en realidad con otros tres o cuatro artistas? La única entrevista que ha concedido se puede ver en la película que él mismo ha producido, Exit through the gift shop.

En la cinta, nominada al Oscar, el artista aparece en su estudio, sí, pero su cara no es visible en ningún momento. Las declaraciones de Banksy se producen normalmente mediante redes sociales, o vía su representante. Lo cual nos lleva a…

¿Es posible estar fuera del sistema?

¿Puedes vivir de tu arte si no tienes un representante que mueva tus obras? ¿Para qué firmar tu trabajo si no quieres el reconocimiento? ¿Vender tus obras en subastas te incluye en la maquinaria capitalista que el propio artista critica? La exposición de Banksy en Madrid no está autorizada por el artista, que, sin embargo, sí ha realizado otras acciones dentro del circuito artístico habitual. En 2009, hubo una gran exposición organizada por el mismo Banksy en Bristol (Banksy v. Bristol Art Museum and Gallery); en 2015, Banksy ideó todo un parque temático, Dismaland; y el año pasado abrió un hotel, con “las peores vistas del mundo”, considerado una instalación artística.

Entendemos que Banksy no quiere que la necesidad de dinero limite la motivación de sus obras… Pero, ¿hasta qué punto es posible mantenerse alejado del sistema del arte y vivir de él?

¿A quién pertenece el arte callejero?

Y es que no importa si no cobras por tus obras, puede que haya otras personas que sí lo hagan. Es el caso de múltiples obras de Banksy, que han sido retiradas de las paredes y vendidas, tanto en subastas como en eBay. ¿Qué puede hacer el artista callejero frente a esto? Creemos que nada.

Aún es peor cuando ciertas obras son vandalizadas, o borradas por ayuntamientos que no consideran el grafiti un arte. En otros casos, como en Nápoles, los habitantes de la ciudad decidieron conservar la Virgen que Banksy había pintado, protegiéndola con un cristal e iluminación nocturna.

¿Qué habría pensado Banksy de su exposición en Madrid?

banksy-en-madrid-girl-with-the-balloonsLa exposición de Banksy en Madrid tiene un público diverso: hipsters, familias con niños pequeños, turistas británicos y muchos jóvenes. Pero ¿cuántos de ellos estaban dispuestos a hacerse las preguntas que Banksy parece lanzar con sus obras? ¿Los selfies frente a The Girl with the Balloons, (pintada sobre el muro que separa Palestina e Israel), favorecen la difusión del mensaje o lo deprecian?

Echamos en falta algo más de información sobre las obras, ya fuese en las cartelas o en la aplicación móvil que sirve de audioguía, que contextualizase un poco las obras y nos ayudase en este mar de dudas.

Aunque quizás, como en el mundo, en la obra de Banksy no haya respuestas absolutas.

La exposición Banksy: Genius or Vandal? puede verse de martes a domingo hasta el 10 de marzo, en Espacio 5.1. (Ifema). Las entradas van desde los 5.90€ hasta los 14.90€ (gastos de gestión no incluidos).

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments