1080 recetas de internet (I)

Niño, come fruta. No hay mayor preocupación para unos padres que sus vástagos se alimenten mucho, bien y variado, y no sólo durante la etapa de crianza, en la que ellos controlan las cantidades y los métodos de cocina. El grado de angustia que pueden alcanzar cuando los hijos levantan el vuelo y abandonan el nido cual avecilla en invierno llega hasta a formar parte de un síndrome. No importa si es de manera definitiva, temporal o por unas simples vacaciones. El interés nutricional preside sus pensamientos. No es raro encontrarse un hatillo con un trozo de queso o algún recipiente con albóndigas o pisto entre el equipaje para asegurarse que al menos se hará una comida decente. No te has dado cuenta pero te lo han colocado en la maleta con la habilidad de un ninja. Ya lo dicen nuestras abuelas: con las cosas de comer no se juega.

Pero en el mundo de la época de las tablets, internet y los teléfonos inteligentes el miedo a que no comas porque no sabes ni freír un huevo está más que superado. Ahora todo queda en manos de tu falta de interés por los fogones o el microondas o de la vaguería que te gobierne a la hora de comer. Ya no necesitas entender lo que es tamizar, escalfar o la medida misteriosa por excelencia que es “a ojo”, hay un mundo en la red que puede hacer que tus padres y abuelos estén más que orgullosos de ti y de tu emancipación. Un consejo: nunca confieses que esas croquetas que acabas de aprender a hacer son mejores que las suyas.

La estética y el cuidado de la comida

Los chicos de No más – de mamá cuidan como nadie la edición de sus recetas y video-recetas. Textos directos, música, una tabla de madera, ingredientes sencillos, la manera de emplearlos y un buen amigo del equipo que prueba el plato al final del proceso. El comensal en cuestión se siente observado y se le escapa la risa, pero con la cámara fija no hay margen de fingir que no te gusta. Puedes encontrar ideas culinarias casi para cada ocasión, capacidades de cocina, hora del día y peculiaridad alimenticia de tus invitados. Una propuesta para animarte a dejar de acarrear tuppers (a ellos les hicieron quitar la palabra/marca de los recipientes contenedores de su nombre y de la web) en las visitas familiares y marcártela ante tus amigos.

Comer rápido no significa (necesariamente) comer mal

4465937856_dd282a4cea_nLa cultura gastronómica española invita a la persona que se enfrenta a la comida a sentarse, disfrutarla y, si el tiempo nos respeta, pasar unos largos minutos de asueto comentando la jugada con aquellos con los que hemos decidido compartir mesa y mantel. Aquello de comer rápido y de pie no es de persona de bien, pero los horarios que se nos imponen cada vez más nos empujan a ello. En esas situaciones parece que el sándwich es la opción más extendida y es ahí donde tenemos que poner a jugar nuestra imaginación para hacerlos lo más atractivos posible. Hay vida más allá del vegetal (con atún o jamón cocido, el concepto vegetariano de un sándwich en España) y del mixto de jamón y queso y 300sandwich son la prueba.

Comer con los ojos hasta llenar la panza

Si una persona loca por la cocina se encuentra con un apasionado por la fotografía hace que se haga realidad eso de que también se come con los ojos. El matrimonio fundador de Webos Fritos no dudó ni un momento de la efectividad de este conjunción. El punto de partida era recuperar el acerbo de recetas manchegas que tenía la familia para que no cayeran en el olvido, pero ya de paso incitaban a aquellos lectores que caían por su web a aventurarse en aquellas lides con el fin de conseguir un resultado estético tan tentador como el que se mostraba en las fotos. Lo mejor de todo es que se podía lograr. Recetas fáciles, bonitas, divertidas y que acercan a la cocina a cualquiera.5679550091_2670a04c98_z

Cocina cosy y resultona

Una de las modas que inundan internet es los blogs de multitarea, esos que no se ciñen a una temática y que intentan tocar tantos temas como días tiene el año. Algunos lo hacen mejor que otros y definitivamente Let It Be Cosy es uno de los buenos. Tiene secciones de belleza, decoración y cocina, que es lo que nos interesa. Recetas multiculturales, con una presentación cuidada, propuestas de mezclas de sabores tentadoras e incluye una sección de zumos y licuados que invitan a merendar a cualquier hora del día.

Bola extra: No se lo digas a tus padres

No vamos a negar que uno de los vicios confesables de la mayoría es permitirnos un ataque de comida basura de vez en cuando. Los días de resaca y las vueltas a casa después de duras noches de baile y relaciones sociales suelen ser los más indicados, pero también se aceptan los momentos de bajón anímico o los San Loreales, porque nosotros lo valemos. Los chicos de Epic Meal Time cumplen casi todos los estereotipos de muchachotes norteamericanos (no, no son yanquis, son de la pacífica Canadá) y hacen todo a lo grande, nadie como ellos para enseñarte a mejorar y engordar tus brillantes macarrones con queso.

Aquí no acaban los recetarios online

Fotos (cc): Webos Fritos /avlxyz 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments