Leer a Luciana Prodan es abandonarse al sentir

Luciana Prodan, 'La perfecta casualidad de seguir con vida'.
Luciana Prodan, 'La perfecta casualidad de seguir con vida'.

Un pálpito me desarmó de los pies a la cabeza la primera vez que escuché y leí a Luciana Prodan. Leer su prosa y su poesía es abandonarse entera al sentir. Sabe revolucionar como nadie las emociones y es indiscutible la maestría con la que hila las letras que configuran las historias que vamos a encontrarnos en La perfecta casualidad de seguir con vida.

La habilidad en las descripciones así como los giros inesperados en la trama y la tensión narrativa desde las primeras frases, nos empujan como un torbellino en el deseo de querer descubrir y sentirnos cómplices de unas historias que nos desarman y nos componen a partes iguales.

Luciana Prodan pinta paisajes, miradas, costumbres, inclemencias, impiedades y desesperaciones del alma. La salvación de lo insalvable, el desgarro de lo que araña el corazón y el cuerpo entero para  ampararlo bajo una prosa exquisita, que abraza la herida. Los cuentos que vamos a encontrarnos contienen tanta verdad que encogen los sentidos. Cada cuento está escrito con el corazón e irremediablemente  atrapa al nuestro, lo desordena, lo hace reflexionar, lo desviste y lo abraza para salvarlo del abismo. Las sombras parecen acechar en vuelos inteligentes, soplan con ímpetu los fantasmas de la sinrazón para hacernos conscientes de la fuerza inusitada de la supervivencia en medio de la nada.

El talento que Luciana demuestra en el perfecto dominio de la narración y la utilización de los recursos literarios, hacen que nos abandonemos enteros a la inmanencia de unas letras que nos  conducen como una revolución en el fervor de su origen. En La perfecta casualidad de seguir con vida nos habitan los lugares, la orfandad, la miseria, el aliento de la locura pisándonos los talones, esa locura tan vestida de discernimiento, de los silencios que sentencian con el leve roce de su indiferencia.

Uno nunca termina de irse de los lugares que lo constituyen. Y ellos tampoco pueden deshacerse de nosotros tan fácilmente. Los ambientes que una vez nos cobijaron siempre entrañan nuestra esencia. Como si la necesitaran para seguir siendo los mismos”.

Luciana Prodan.

Luciana Prodan.

Luciana Prodan escribe con la disposición de quien domina la palabra, como si con esta pericia vislumbrara la intención de alejar los demonios que la vida nos concede, con el empeño de exorcizar lo que intuimos que nos va a romper, con el deseo revolucionado para que no llegue la herida, y si llega, poder o saber salvarnos. Adentrarnos en la lectura de estos cuentos, nos confirma que el alma siempre es quien demanda en la vida y en las letras.

Cuando sientas que no podés más, vos asustá al miedo y seguí”.

Los finales de los cuentos de este libro, nunca son uno, o sí, son íntimos, vivenciales y viscerales, océanos a la deriva del oleaje, faros que guían en medio de la tempestad. La perfecta casualidad de seguir con vida (Huso Editorial), es un libro que, como ya he dicho,  nos habitará de los pies a la cabeza, en la intensidad de una narración tan auténtica que nos desnudará, nos descubrirá enteros y nos dejará el corazón colmado de emociones.

 

Texto de: Almudena Ojosnegros

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments