‘Guns Akimbo’, el lado más salvaje de Internet

Daniel Radcliffe en 'Gus Akimbo'.
Daniel Radcliffe en 'Gus Akimbo'.

Cuando alcanzas la fama mundial interpretando al protagonista de una saga que ha arrasado en todo el mundo es muy difícil desmarcarse. Sin embargo, los años han pasado y nada queda de Harry Potter en Daniel Radcliffe. Tras abandonar la varita y la capa del niño mago, el actor británico ha ido sorprendido a público y crítica con títulos dispares. Sin embargo, es en Guns Akimbo, estrenada el pasado marzo en Prime Vídeo, dónde nos muestra su lado más loco y su indiscutible talento para la comedia.

Streaming, disparos y locura

La película dirigida por Jason Lei Howden nos cuenta la historia de Miles, un programador de videojuegos online que intenta superar su ruptura con su ex novia Nova. Frustrado, desmotivado y aburrido con su vida, mata el tiempo siendo un troll de internet.

Sirviendo como radiografía de la sociedad actual, Miles se oculta detrás de su teclado para expulsar veneno y desfogar un rato la agresividad acumulada. Sin embargo, su hobbie de ser un troll le cuesta caro cuando decide enfrentarse a los creadores de Skizm, una web llevada a cabo por unos psicópatas que reúnen a delincuentes de la ciudad para que se encaren en directo en una lucha a muerte. Como castigo el bueno de Miles se convertirá en un jugador más, algo que le convertirá en viral.

Personajes redondos y un ritmo frenético

Los personajes creados por Howden son irremplazables. Cada uno en su medida aportan el condimento perfecto a la totalidad de la película. En especial el dúo formado por Miles y Nix. Esta última, interpretada por Samara Weaving, consigue ganarse al espectador con su desgana ante el homicidio y el aire psicótico que envuelve al personaje.  Sin embargo, el punto fuerte de Nix se encuentra en su historia, que se descubrirá gracias a un genial paralelismo, mostrando el lado más humano del personaje.

Entrenimiento en estado puro

Guns Akimbo no es una obra de arte, no tiene una sinopsis digna de un premio de la academia por hacer reflexionar al público acerca de los despropósitos de la violencia en red. Simplemente se trata de una película que cumple con lo que promete, mucho entretenimiento, un rato divertido y acción. No se le puede pedir otra cosa puesto que tampoco hay mucho más en la intencionalidad del filme de Howden.

Con la versión de You Spin Me Round de Indochine de fondo, pasarás un rato agradable observando una persecución bañada de tintes cómicos. Si buscas una crítica social o un thriller clásico, plantéate si es el tipo de producto que estas buscando. Muy recomendable para un rato de evasión.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments