El veganismo: Qué, cuándo y cuánto comer

El veganismo es una corriente que se opone al especismo, es decir, a la discriminación según la especie. Por ejemplo, muchas personas se preocupan por los perros o los gatos, ya que son animales domésticos, sin embargo, las mismas personas no lamentan las situaciones que padecen otros animales, tales como los pollos, las vacas, los cerdos o las ratas.

Por tanto, la ideología vegana considera que existe una discriminación por pertenecer a una especie en concreto. En efecto, la filosofía vegana está orientada a desarrollar una forma de vida de máximo respeto al mundo animal, y rechaza cualquier tipo de explotación animal. No obstante, el veganismo implica varias cuestiones que conoceremos a continuación.

Dieta vegana

Los veganos no incluyen ningún producto animal, ni producido por animales, en su alimentación. De esta manera, no solo se evita comer carnes, sino que tampoco se consumen huevos, leche o miel. Y, ¿por qué? La filosofía vegana sostiene que los animales son sacrificados prematuramente y utilizados para aprovechar sus recursos.

En su lugar, los productos vegetales son la principal fuente de alimento de los veganos, tales como las coles de bruselas, la alfalfa y la alcachofa. Sin embargo, existe una controversia por esto, dado que las grasas, el calcio, el yodo, el hierro, las proteínas o las vitaminas D y B12 son algunas de las sustancias que difícilmente encontramos en alimentos vegetales.

Por tanto, si se sigue una dieta vegana, las personas necesitan fortificar los alimentos para suplir estas sustancias. El consumo de legumbres, frutos secos, cereales y semillas se han convertido en populares opciones para cumplir este objetivo.

Para los deportistas que siguen este estilo de vida, también existen opciones adecuadas a sus necesidades y a su conciencia moral. En el mercado de suplementación encontramos una serie de productos dirigidos a este público, donde destacan las proteínas en polvo.

La proteína de guisantes, proteína de cáñamo o semillas de calabaza son algunas de las opciones que existen, sin embargo, la proteína de soja es una fuente de aminoácidos popular en esta industria.

Ventajas del veganismo 

La principal ventaja radica en el respeto que se profesa al mundo animal. Pero además, incluye un tipo de dieta muy saludable. Por ejemplo, los veganos mantienen una dieta baja en grasas y colesterol. De hecho, el colesterol se encuentra básicamente en productos animales. También es una dieta rica en fibra, un componente con gran beneficios en el organismo.

La vestimenta 

Además de la alimentación, la filosofía vegana mantiene el concepto en la vestimenta. Por ejemplo, hay tejidos como el cuero, la seda o la lana que provienen directamente de los animales. Por tanto, los fabricantes de esta industria someten a los animales a terribles condiciones, desarrollando la explotación animal. Por esta razón, los veganos no utilizan este tipo de materiales en sus prendas.

El cosmético

El veganismo descarta rotundamente el uso de productos testados con animales. Algunas cremas, cosméticos y tratamientos faciales utilizan este método antes de comercializarse, siendo una práctica que va en contra con el respeto animal.

Por esta razón, los veganos evitan usar estos productos. En cambio, utilizan productos naturales que cumplan las mismas funciones pero, que no haya un impacto negativo sobre los animales.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments