El flamenco toma forma en Sevilla gracias a ‘El patio sevillano’

La tradición flamenca en Andalucía y, sobre todo, en Sevilla resurge año tras año, pero después de la pandemia no queremos dejar de recomendar las opciones de ocio de la capital sevillana y, especialmente entre ellas, lo bonito de acudir a sus tablaos flamencos. Una muy buena opción si vas de visita puede ser ver los espectáculos de flamenco con los que podemos deleitarnos en El Patio Sevillano Tablao, un tablao fundado en 1952 por el que han pasado muchas caras conocidas de la escena. Es el tablao más antiguo de la capital andaluza y su espectáculo de flamenco no deja a nadie indiferente. Su ubicación en el Paseo de Cristobal Colón, junto al puente de Triana, la plaza de toros de La Maestranza y la Torre del Oro lo hacen especialmente atractivo para quienes lo visiten.

Son varias las opciones de entradas que ofrecen: espectáculo + una bebida incluida, espectáculo + una genuina cena a base de tapas, o bien, espectáculo + una cena de menú incluida. Los precios oscilan de los 38€ de la entrada básica hasta los 72€ donde puedes cenar tranquilamente mientras observas el espectáculo. 90 minutos de deleite sin interrupciones. Una forma diferente de disfrutar de la noche sevillana donde se pueden ver los distintos palos de flamencos, cada uno inimitable dentro de su propio estilo, como la canción española donde palillos, abanicos, sombreros y capotes se dan cita en este genuino tablao. La música de Falla y de Joaquín Turina envuelven el Patio Sevillano para el deleite de los espectadores allí presentes. Al finalizar, una bulería conjunta cierra el espectáculo junto a unas sevillanas, el más famoso de los bailes regionales españoles fuera de nuestro país.

La historia de el Patio Sevillano se remonta a 1952 con el inicio de el “Cortijo El Guajiro”, un tablao pionero en la época en toda Andalucía, y donde se daban cita desde Matilde Coral, Manuela Vargas y El Farruco, hasta personajes como Lola Flores, Agustín Lara o toreros como Belmonte. Unos años más tarde, en el 56 deciden trasladarse como El Patio Andaluz a la plaza del Duque. Y ya es en el año 73 cuando definitivamente se ubican, bajo el nombre de El Patio Sevillano, a orillas del Río Guadalquivir, donde se encuentran actualmente. En su web podemos leer: “Desde nuestro escenario hace más de 50 años han saltado a la fama numerosas estrellas del flamenco. ¿Y quién sabe, si ustedes al visitarnos estarían contemplando a las próximas estrellas del flamenco? Sería una experiencia única y personalizada para cada uno de vosotros”.

El Patio Sevillano hace de la experiencia de visitar un tablao flamenco, una de las más enriquecedoras para visitar en la capital andaluza. Y sus años de historia, así como los premios recibidos, avalan a este tablao como una experiencia única en la vida.

úsameCreative Commons Nokton Magazine