Cupido: la fórmula para llenar conciertos con dream pop y autotune

Un 15 de marzo en la siempre infravalorada ciudad de Murcia, un par de aficionados a la música (indies,ex-indies, yo que sé ya), alguno treintañero, pensamos luchar contra el pollaviejismo y acudir a un concierto de la recien formada banda Cupido, compuesta por el afamado trapero Pimp Flaco y el grupo de pop Solo Astra. Lo que ocurrió después te sorprenderá, o no (a la mierda el clickbait).

Mientras tomábamos nuestra merienda-cena en el local hipster de la ciudad, algunas cosas no cambian, discutíamos sobre el target de público que podríamos encontrar en el concierto y no llegábamos a un acuerdo. Todo estaba vendido en una de las salas grandes de la ciudad, lo que nos hacía pensar que si Belako o Los Punsetes o Triángulo de Amor Bizarro no se quedaron ni cerca, pero Taburete sí, es que seguramente tendríamos bastante público nuevo.

Si escuchamos los temas de Cupido, y siempre en mi poco fundada opinión, estamos claramente ante un grupo de dream pop al que la voz autotuneada de Pimp Flaco es lo único que le acerca al trap. Al fin y al cabo es un tipo de música que podemos asemejar a otros nuevos proyectos que llegan fuerte a la escena internacional, se me vienen a la cabeza Cuco, Boy Pablo o Clairo. Pitchfork approved.

En el videoclip de su hitazo No sabes mentir podemos ver una clara referencia a la Nouvelle Vague francesa, a Jean Luc Godard o a Brigitte Bardot. ¿Todo muy indie, no? Pero teníamos varias dudas, ¿el nucleo “alternativo” de la ciudad habría escuchado el disco? ¿El autotune les hizo imposible la escucha? ¿Se atreverían a ir a un concierto posiblemente lleno de traperos?

Pues parece que no se atrevieron. 600 personas y un impresionante sold-out donde eramos de los pocos mayores de… ¿22? y de los pocos a los que no nos pidieron el DNI al entrar. El ambiente al final era muy extraño para una pareja como la nuestra, que casi nos identificabamos más con los 7-8 padres que habían ido a acompañar a sus hijos menores que con el resto del público formado por traperos fans de Pimp Flaco, pero habíamos ido a jugar.

Nos pusimos en un lateral, cerca de una joven pareja que aprovechó el concierto para una hora de petting, pedimos una cerveza en unas barras vacías (WTF) y disfrutamos de un conciertazo. Telepatía, Milhouse o Autoestima sonaron como un tiro ante un público entregado (siempre quise escribir esta frase).

Como señor y señora que somos nos volvimos a casa al terminar, y en el camino llegamos a la conclusión de que 500 jóvenes acababan de ver un concierto de dream pop y no lo sabían. Aunque en realidad fuimos nosotros los que volvimos a tener 18 años, y tampoco nos dimos cuenta.

Puedes escuchar a Cupido en Spotify y seguirles en Instagram, Facebook y Twitter. Consulta aquí todas las fechas de sus conciertos.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments