Luis d’Ors o la mejor forma de pasar la noches en vela

LuisdOrs-Granada-2012

 

“El punto de partida es la ignorancia y todas las dudas del mundo”. Así de sincero es Luis d’Ors (Madrid, 1966) cuando habla de su teatro y el proceso de creación. El dramaturgo, que ha trabajado con grandes directores como Fabià Puigserver (Teatre Lliure), José Luis Alonso (Compañía Nacional de Teatro Clásico), Ángel Gutiérrez (Teatro de Cámara Chéjov) o José Luis Gómez (La Abadía), fundó hace años la Compañía de actores Michael Chéjov para transformar esas dudas en auténticas joyas escénicas. Este viernes estrena en la Sala Mirto ‘Noches en Vela’, un ciclo que pone en las tablas esos cuentos que son “pequeñas obras maestras sobre los abismos cotidianos”. En Nokton Magazine hemos hablado con él para que nos explique por qué pasar la noche en vela con ellos:

Que Kafka y su mítico cuento Un artista del hambre abran el ciclo de ‘Noches en Vela’ no parece una casualidad…¿por qué este autor y este relato? 

Si hay un autor emblemático de la literatura fantástica (en su vertiente de lo cotidiano) a la que está dedicada el ciclo, ése es Kafka, un autor que ha conseguido acuñar el adjetivo de lo “kafkiano”, que engloba ese concepto de lo extraño pero familiar.

En Un artista del hambre, más allá de la descripción de un oficio en decadencia (oficio que podrían ser muchos en esta sociedad del cambio de era) y la dramática lucha del solitario protagonista por salir con suerte de la incomprensión del mundo y la insatisfacción propia, hay una visión universal que me interesa especialmente: lo absurdo de cualquier pretensión humana y en cambio, la necesidad de acometer la tarea; por un lado el fracaso que nos espera siempre tras cada intento, pero por otro, la convicción casi orgullosa que ponemos en la empresa.

Esto que parece (y es) tan trágico y doloroso, lo combina Kafka con un humor ligero; une a la apasionada implicación emocional, la fría distancia del diseccionador. Son mezclas explosivas que refuerzan lo conmovedor de su testimonio inolvidable, tan personal que es de cada uno.Kafka

Ahora mismo hay en cartel otra obra, no de Kafka, sino sobre él: Kafka enamorado en el Teatro María Guerrero ¿qué es lo que hace a este autor tan susceptible de saltar a escena? 

Que Kafka nos concierne lo comprobamos en cada ensayo, en cada función.

Se ha hablado mucho de lo metafórico en Kafka. Sin embargo, Kafka no pretendía establecer analogías ni símbolos. Su fuerza radica precisamente en ser un medium con lo inconsciente, ser transmisor puro de “las voces” que escucha, de las imágenes que le asaltan.

Al sofisticado contenido emocional que apuntaba antes, sumaría la plasticidad de las imágenes de condición onírica (que logra hacernos aceptar lo extraño como verosímil), junto con los múltiples y ambiguos sentidos de sus creaciones, para tratar de explicar algunos de los motivos por los que el lector siente una gran comunicación con Kafka, y por los que el teatro se ha sentido tentado a llevarlo a escena en multitud de ocasiones. Menos corriente es lo que hacemos nosotros: contar a viva voz un cuento de Kafka, no adaptarlo sino contarlo, pero con medios teatrales.

¿Es ‘Noches en Vela’ una lectura dramatizada?

A través del teatro podemos conseguir que cada espectador haga su viaje con estas historias fascinantes (respetando el estilo, la “manera” de cada autor), y vivir así las imágenes del cuento, que se puedan adivinar gestos, atisbar atmósferas, sugerir los sonidos… Digo “adivinar”, “atisbar”, “sugerir”, porque si el arte del escritor-narrador es el de apuntar y esconder, el de descubrir y también velar, una escenificación inteligente debe hacer lo mismo si se pretende una traslación escénica que sea otra obra de arte. Me encanta cuando el público describe cosas que ha “visto” en la escena pero que realmente nosotros no hemos “hecho”. Es su imaginación la que ha fabricado eso que dice haber “visto”.

Los debates que organizamos después de la representación son intensos: a todos les apetece hablar y no coinciden en sus visiones. Todos viven un sueño distinto… y eso, a través de unas palabras escritas con descuido aparente por K…  ¡Genial!

Cartel 'Un artista con hambre'Nos han chivado que dejasteis entrar a espectadores a los ensayos… ¿les gustó lo que vieron?

Como dije antes, me hace ilusión ver espectadores en verdad afectados, como quien sale de un sueño revelador. Es un recuerdo del teatro de la infancia del que no puedo (ni quiero) olvidar: no hacía falta que nos preguntaran de niños si nos había gustado la función de tarde; se podía ver en las caras iluminadas de emoción con que habíamos vivido esa recreación del mundo… como un sueño.

¿Qué otros autores nos vamos a encontrar en el ciclo? ¿Qué tienen todos ellos en común?

Casi todos los relatos que me han impactado siempre tienen ese componente de lo que los alemanes llaman lo “unheimlich”, la fantasía en su vertiente cotidiana -no sobrenatural-, como explicaba antes.

Cierto es que en mi colección de joyas de la literatura en breve hay también otro tipo de relatos. Por ejemplo, mi muy querido Chéjov no puede ser considerado, más que raramente, fantástico. Y cuando elegí un cuento de Mauppassant, no elegí uno de su literatura de terror, sino un relato picante. Sin embargo, en todos ellos hay un elemento de misterio, de acercamiento a los abismos de lo cotidiano que acechan en cualquier esquina. Ahí está el nexo de unión entre todos los cuentos del ciclo, lo extraño en medio de la realidad, lo inaprensible de la vida vista con conciencia e intensidad.

Kafka según Hans Fronius

Kafka según Hans Fronius

Eso cierra lo suficiente el criterio de selección y al mismo tiempo, lo deja necesariamente abierto a los cuentos de H.G. Wells, Hawthorne, T. Mann, Cortázar, Kundera, Carver, Buzzati o Murakami.

En el cartel que presenta la obra ponéis que ‘pasaréis la gorra’… ¿de verdad?

Vamos a abrir nuestro estudio de trabajo en la calle Mirto, los días viernes 12, y jueves 18 y 25 de abril, a espectadores amigos, para terminar de cocinar esta primera entrega del ciclo (que dura apenas una hora). El público siempre es el que guía los aciertos y carencias de una obra, es el co-creador de la misma.

Si nos ayudan con algunas monedas o con otro tipo de intercambio a dar los primeros pasos para comenzar nuestra gira, bienvenida sea su ayuda.

Además estas funciones en Mirto servirán para dar a conocer una oferta que debe ser conocida por la profesión y los programadores. De momento, tenemos 2 buenas noticias: estamos en conversaciones con el Instituto Cervantes para hacer un sub-ciclo de españoles e hispano-americanos y llevarlos por las sedes de Europa. Y por otro lado, estamos cerrando el acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para hacer una temporada completa en el Teatro Fernán Gómez, dentro de su programación de “Los martes, milagro”.

Un artista del hambre, la entrega del ciclo ‘Noches en Vela’, se representará el viernes 12 y los jueves 18 y 25 de abril en la Sala Mirto de Madrid. La pieza será interpretada por Juan Ceacero y escenificada por Luis d’Ors. Se pueden reservar entradas a través de: luisdorss@hotmail.com

 

Fotos: Luis d’Ors/ Wikimedia (cc)/Compañía de actores Michael Chéjov/ Hans Fronius

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments