Entrar en ‘La mirada del otro’

mirada-otro-teatro-barrio

En 2014 recibí un impacto. Con la metralla en los ojos, me quedé muda, sentada en medio del cine, con un maremágnum de sentimientos encontrados y un murmullo de disidencia a mi alrededor que podía compararse con los frentes que eclosionaban en mi cabeza. Un amigo me había recomendado un documental sobre una amistad nacida en Pamplona, consolidada en la ikastola, y yo le tomé el guante.

Así conocí Asier ETA biok (Asier y yo), el largometraje en el que el actor y director Aitor Merino intentaba explicar a propios y extraños cómo pudo mantener una amistad asediada por enormes diferencias. Un equilibrio de contrarios que, observado desde fuera, era casi imposible comprender. Mientras Aitor empezaba su vida en Madrid, Asier, su amigo del alma, ingresaba a la orden de la banda terrorista ETA. En frío, todo aquello parecía una auténtica locura. Sin embargo, a través del denominador común -lo humano-, las gafas se transformaban en una puerta giratoria intrincada de reflexión. No de la verdad verdadera. Sólo de una perspectiva nueva.

Víctima y victimario cara a cara en escena

Víctima y victimario cara a cara en escena

Con este pensamiento, el de girar la posición desde la que se asiente, nació La mirada del otro. El segundo montaje sobre el conflicto vasco de la compañía Proyecto 43-2, revive en escena los encuentros que se produjeron a partir de 2011 entre víctimas de la banda terrorista y presos arrepentidos de la organización armada. Bajo la dirección de Chani Martín, víctima y victimario discurren en paralelo, y en el centro, una figura abona, prepara e intermedia en un terreno de minas que con el trascurso del tiempo ha desembocado en un páramo de dolor desencajado.

María San Miguel (encargada de la dramaturgia junto a Martín), Pablo Rodríguez y Ruth Cabeza ponen la piel y la palabra al servicio de un montaje que desde su simplicidad y complicidad, sin cátedras ni dogmas unidireccionales, plantea el diálogo como vía para cambiar y construir la memoria colectiva. “Más allá de la justicia (imposible de satisfacer en estos casos) –dirime Chani Martín- hay seres humanos que, a través del perdón, han sido capaces de comprometerse con el futuro de la paz. Gente con motivos suficientes para pasar el resto de sus días odiando y habitando el rencor, deciden dar un paso adelante”. La hija del concejal asesinado mira a los ojos al verdugo de su “aita”, entra en la mirada del otro. Y entre las butacas, la contradicción, alimenta, que no cierra, el proceso.

La mirada del otro puede verse en Teatro del barrio el domingo 20 de diciembre (21:30h), viernes 15 de enero (20h), domingo 17 de enero (18h), sábado 23 de enero (20h) y domingo 24 de enero (18h). Precio entrada anticipada: 15 euros. Entrada en taquilla el día de la función: 16 euros.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments