El abismo de Woyzeck en El umbral de primavera

“Todo ser un humano es un abismo, le da a uno vértigo si se asoma a él”. Son las palabras de un soldado, un soldado raso, que, oprimido por el contexto que le rodea está a punto de cometer un acto fatal, asesinar a su mujer. Él es un hombre atormentado, corroído por los celos y por el abuso de poder del que le hacen víctima sus superiores –entre ellos un médico que lo usa como conejillo de Indias–. Los miembros de la compañía vallisoletana Malalengua nos acompañan de la mano a las profundidades del precipicio interior de este personaje en Woyzeck!!!, una revisión de la obra de Georg Büchner. En Nokton Magazine charlamos con Luis Heras, unos de los actores del elenco. Con él repasamos los puntos claves de esta interesante propuesta.

La versión que nos propone esta compañía es una buena manera de descubrir, para aquellos que no la conozcan, una obra que ha sido tildada de emblemática dentro de la literatura alemana; que está cargada de crítica social -pone en primer término la tragedia de un hombre humilde frente a los poderosos-; y cuyo autor murió a los 24 años dejando Woyzeck, su tercera obra, inconclusa. “Estuvimos casi un mes barajando diferentes obras y quedó finalista Woyzeck porque la conocíamos de siempre, habíamos trabajado alguna escena en la escuela –ESAD de Valladolid– y, además, Büchner es un autor que nos gusta mucho”, apunta Luis.

Para los que sí hayan tenido ya algún que otro encuentro con el texto de Woyzeck, disfrutarán, junto a Malalengua, de la oportunidad de redescubrirlo en escena de forma diferente a la que estaban acostumbrados. Su propuesta, con sólo cuatro actores (tres de ellos –Alfredo Noval, Ángel J. Martín, y Nacho Laseca– se desdoblan en varios roles), se aleja de las numerosas versiones que se han hecho de la pieza; entre ellas una ópera de Alban Berg, un musical de Robert Wilson y una película dirigida por Walter Herzog. Malalengua apuesta por una propuesta más sencilla, pero cargada de simbolismo. Un envite arriesgado que supuso “un salto en nuestra carrera”, afirma Luis.

woyzeck 2

“Empezamos en Valladolid –en el 2011– sacando un poco el teatro de zonas convencionales, llevándolo a bares, a la calle, a sitios donde no se solía representar… habíamos hecho cosas más pequeñas, de creación personal”, explica Luis refiriéndose a los orígenes de la compañía. En su periplo sobre las tablas llevaron a escena textos de Bertolt Brecht, Harold Pinter y Thomas Bernhard, y, también, pusieron en marcha un proyecto más irreverente, Ha llegado Isaías: un cabaret del fin del mundo. “Nos juntamos con mucha más gente de Valladolid, hicimos un show con mucho contenido social en un bar llamado Beluga con el apoyo del Colectivo Rémora”. Posteriormente, con ganas de apostar más alto, se metieron de lleno en el mundo de Woyzeck y llegaron a formar parte del cartel del Frinje 2015. Fue su primera vez actuando en Madrid, hasta ahora.

Woyzeck 1

Woyzek se encontró por escenas, inacabada”, nos dice Luis. Esto les otorgó mucha libertad a la hora de ordenar el texto a su antojo. “Dependiendo de lo que queríamos contar ordenamos las escenas de una manera o de otra… hay escenas muy cortas en la obra, por lo que hemos fundido a veces tres en una”. No sólo han fundido escenas si no que han eliminado personajes, entre ellos uno de los principales, el de María, la mujer de Woyzeck, que aquí se representa con una muñeca hinchable. “Nos parecía que la violencia motora en el texto la llevaban a cabo los hombres y vimos muy bien usar una muñeca para contar la objetualización de la mujer… podemos lanzar la idea de una forma más potente utilizando una muñeca que una persona de verdad”.

En la función se tocan temas como la violencia de género o el abuso de poder, pero lo que realmente quieren transmitir los componentes de Malalengua es “el conflicto y lucha entre razón y naturaleza. Uno reprime su propia naturaleza, ergo oprime al que tiene al lado”.  Y todo ello los plasman sin posicionarse, limitándose a mostrar los hechos.

Luis acaba la charla refiriéndose a la violencia. “Cualquier persona bajo el yugo de unas circunstancias dadas puede ser capaz de casi cualquier cosa”, pero entendiendo siempre, tal y como quieren poner de manifiesto durante la función, que la violencia, sea del tipo que sea, no es un problema individual, sino “una responsabilidad común”.

Para poder ver Woyzeck!!! de Malalengua, hay que a atravesar El umbral de primavera. Los sábados de noviembre a las 20h. Entrada anticipada 12 euros, en taquilla 14.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments

1 Comment

Comments are closed.