‘The Marvelous Mrs. Maisel’: años 50, risas y verdades como puños

Ilustración de Isabel Couchoud.
Ilustración de Isabel Couchoud.

Hace tiempo que Amy Sherman-Palladino se hizo un nombre en el mundo seriéfilo, la directora es ya conocida a nivel mundial por Las chicas Gilmore, una producción que recuperó hace poco más de un año para revivirla en varios episodios gracias a Netflix. Ahora Sherman-Palladino vuelve a la pequeña pantalla y lo hace deleitándonos con un personaje especial, entrañable, empoderado y lleno de matices ricos en referencias culturales que ya ha cosechado dos Globos de Oro: The Marvelous Mrs. Maisel es una humorista con mucho gancho que sale al escenario a poner verde a ese mundo que la mantiene encorsetada.

Ilustración de Isabel Couchoud.

La protagonista en bata sobre un escenario. Ilustración de Isabel Couchoud.

¿Quién es Miriam ‘Midge’ y por qué una historia como esta puede triunfar? Rachel Brosnahan, la actriz conocida por House of cards, interpreta a un ama de casa que descubre que tiene un talento innato para subir al escenario y soltar lo primero que pase por su boca. La serie producida por Amazon, se inspiró en pioneras del stand-up comedy como fueron Joan Rivers y Toti Fields.

Situada en el Nueva York de finales de los años 50, Midge soborna por las noches al encargado de un bar con comida para que cuelen a su marido (que tiene aspiraciones a humorista copiota) entre las actuaciones de la noche, mientras, sus padres cuidan de sus dos hijos. Para no entrar en detalles, diremos que un día la prota sube bebida al escenario y el público se queda alucinado de todo lo que puede soltar por su boca, desde las críticas a su marido, a la vida en pareja, a los sujetadores, a lo absurdo de la religión, pasando por la maternidad incluida en el pack de ser mujer y madre porque es lo “natural”. A Miriam no le queda nada en el tintero cuando sube al escenario, por muy cutre que sea el bar, sabe levantar risas e insultos por igual.

Ilustración de Isabel Couchoud.

Las cosas de Midge en la serie. Ilustración de Isabel Couchoud.

Amazon encargó directamente dos temporadas al ver lo bien que había funcionado el episodio piloto, con la marcada estética de las series con este tipo de escenario, la historia recoge el testigo de otras que han intentado contar hechos desde un punto de vista feminista pero que se han terminado cancelando, como pasó con la también perteneciente a Amazon Good girls revolt: la llamada Mad men femenina que se inspira en el libro del mismo título y en eventos ocurridos en el pasado, pero que no tuvo la misma suerte, aunque sí cosechó buenas críticas.

Podemos estar ante otra serie de Amy Sherman-Palladino para el recuerdo y algo apunta a que así puede ser, ya que los premios no han dejado de llegar. Cada vez que vemos en pantalla a mujeres que nos inspiran y que sus discursos se pueden traducir a todos los idiomas, damos un paso más hacia la igualdad y así es como podemos sentirnos al ver a Midge en The Marvelous Mrs. Maisel, interpretada magníficamente por Brosnahan. Un personaje que a día de hoy seguiría teniendo detractores al igual que en la serie, pero las mujeres sabemos reírnos mucho y muy bien y Sherman-Palladino es un ejemplo de ello.

Todas las ilustraciones son de Isabel Couchoud para Nokton Magazine.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments