Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del coño

Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del moño

Imagina que una bruja intenta matarte por envidia, que logras salvar la vida y que, para celebrarlo, te encierras en una casa con siete hombres desconocidos mayores de edad a los que, decides, por iniciativa propia, resolverles todas las comidas y tareas de la limpieza, mientras esperas a que un príncipe se digne a rescatarte. Ése es el destino que Walt Disney escribió para su Blancanieves en 1937, una heroína sumisa y resignada cuya historia ha seguido transmitiéndose, sin ser cuestionada, a las niñas de las generaciones posteriores. Hasta que llegó Blanca Brona, la versión GIF y de vuelta de todo de esta princesa Disney.

Blanca Brona es una cuenta de Tumblr en español que ha aprovechado la fiebre de los memes y los GIF para mostrarnos a una Blancanieves irreverente y deslenguada, que no escatima en sarcasmo ni menciones a su coño para desvincularse del tópico de la mujer dulce y sufrida que Disney y los cuentos infantiles han patrocinado durante décadas. Blanca Brona se hartó de un príncipe azul que resultó ser rana y volvió al bosque con los enanos, esta vez para aprovecharse de la devoción que le profesan y vivir no como una princesa, sino como una reina. Nokton Magazine ha charlado con ella, y nos ha contado que le va de lujo con su nueva filosofía de vida, que ya suscriben más de 6.000 seguidores.

Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del moño

Nokton Magazine: Blanca Bronca, tantos años con esa imagen de niña buena y, de repente, nos enteramos de que estás hasta el mismísimo de todo. ¿Qué fue lo que te hizo sacar los pies del tiesto?

Blanca Brona: Pues mira, me harté. Esclavizada todo el día haciendo tareas y encima durmiendo con el ser más aburrido y soso del planeta (Príncipe aZZZ…úl, le llamo), imagina el plan. Además viviendo en su castillo, donde la cosa más interesante que hacía era contar la mierda de los pájaros en la repisa. Un día abrí los ojos, hice la maleta, dejé al pringao ese y volví al bosque con los enanos, que con ellos al menos me divierto. ¡Y a vivir la vida!

NM: ¿Cómo decidiste conectarte a la red y compartir tus inquietudes a través de ella? ¿Te esperabas tantos fans y tan rápido?

BB: Le robé el ordenador a Sabio y empecé a trolear en foros de Internet (Forocoches, JNSP, los típicos…). Era divertido pero no me llenaba, así que me hice un Tumblr para compartir mi día a día con la gente. Se sorprendieron al ver mi nueva actitud comparado con la princesita frágil y estúpida que vieron en las películas, les gustó y se difundió muy rápido.

NM: Se habla de ti como nueva diva gay, ¿cómo te encuentras en ese papel?

BB: Pues mira, yo encantada. Siempre he sido muy mariliendre, y para qué negarlo, yo también tuve mis noches locas con Mulán. Hay que abrirse a todo.

NM: ¿Qué beneficios has notado en tu vida desde que dices a todas horas lo que te sale del moño?

BB: Sobre todo es un buen método anti-estrés. Se lo recomiendo a todo el mundo. Hay que empezar a hablar claro y decir lo que nos salga del coño, que la vida es corta. A mí me va de lujo con mi nueva actitud ante la vida.

Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del moño

NM: Cenicienta tuvo “muvi” con su madrastra y sus hermanastras, La Bella Durmiente, con una bruja que se picó porque no la invitaron a la fiesta, tú con  La Reina Grimhilde… ¿las mujeres somos nuestras peores enemigas o es que Walt Disney tenía un poco de mala leche?

BB: Más que mala leche, Walt Disney era un machista de cuidado. Las princesas Disney de las películas reflejan a la mujer más rancia y anticuada, la que sólo vive por su hombre y por agradar a los demás. Afortunadamente esto ya no es así, y esa imagen está quedando obsoleta. Ya no somos chachas, ni centramos nuestra vida en el amor. Queremos pasarlo bien, como todo el mundo.

NM: Respecto a los hombres, ¿por qué crees que aparecen siempre tan tarde? El Príncipe de la Bella Durmiente tardó cien años en llegar, y, en cuanto al tuyo, también te dejó sola una buena temporada en esa casa de locos antes de presentarse.

BB: Porque son retrasados. JAJAJA. Bueno, no generalizaré, sólo los que me he encontrado yo. Los príncipes de los cuentos se dedican a presentarse en el último momento para “salvar a la damisela”, es decir, un heroísmo impostado que apesta. No necesito que me saquéis las castañas del fuego, gracias.

Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del moño

NM: A propósito ¿tú crees en el amor?

BB: ¡Claro! Amo la buena vida, la bebida, los paisajes rurales, meterme con los enanos, las tardes de charla poniendo a parir al resto con la Ceni… (la de verdad, no los plagios que he visto por ahí) Amo muchas cosas de la vida. Si te refieres al amor por otra persona, también creo que existe… ¡Pero yo no lo he encontrado! Y tampoco lo busco. Estoy muy bien sola.

NM: ¿Te has recuperado ya de tu comentada adicción a la limpieza? ¿A qué achacas eso de presentarte en casa de unos cuasidesconocidos (los enanos) y ponerte a fregar casi sin decir hola?

BB: ¿Que si me he recuperado? ¡Ya no doy ni un palo al agua! Me cansé de tareas, después de tantos años he descubierto que es mucho más entretenido que limpie otro. Lo de entrar a casa de los enanos y ponerme a limpiar es agua pasada, ahora soy yo la que ensucia. Lo bueno de vivir en este bosque es que los animalitos vienen y te hacen las tareas. Tan monos…

NM: ¿Qué tal la convivencia con los enanitos? ¿Cómo llevas la brecha generacional –y de estatura- entre tú y ellos?

BB: ¡Genial! Me lo paso pipa con ellos. Son muy obedientes porque están enamorados de mí, y yo por supuesto me aprovecho de ello. Como son pequeñitos, son portátiles y vienen perfectos como mesilla auxiliar para apoyar el cenicero. Muy útiles. Hacen tareas, me divierten cuando me aburro, me río de ellos… Mi preferido es Mudito, porque, además, no molesta.

NM: ¿Has detectado ya ‘haters’ contra tu figura? ¿Cómo te defiendes de ellos?

BB: Claro, y me comen el coño. Cuando dices lo que piensas siempre te salen enemigos, es ley de vida. No me preocupa en absoluto. La mayoría de mis gifs, de hecho, podría dedicárselos. Un peo pa’ ellos.

Blanca Brona: cuando Blancanieves hace lo que le sale del moño

NM: ¿Qué cosas te hacen cerrar las cortinas y decir “venga hasta luego”?

BB: Demasiadas.  La gente que me aburre, los pesados, el Príncipe Azul, los políticos, las peleas de peluquería, los clichés… En general deberíamos decir todos más “venga hasta luego”. Es necesario.

NM: ¿Tienes alguna fórmula para arreglar un mal día? ¿Nos la cuentas?

BB: Cagarse en todos. Es como un elixir vital, rejuvenece. A veces reprimimos demasiado nuestra ira en la vida diaria, se acumula poco a poco y es malísimo para el cutis. Hay que despojarse de ella cuanto antes, gritar un poco o decir alguna bordería y seguir adelante. Que nadie os pise, queridos lectores. Es un consejo de Blanca Brona.

Fotos: Blanca Bronaquicheisinsane (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments