‘Hard as indie’: de un crowdfunding de éxito al desastre de ‘El cosmonauta’

Hay proyectos que se ven claros desde un principio, suenan a bombo y platillo, se hacen famosos antes de llevarse a cabo y todo el mundo habla de ellos. Así fue el comienzo de El cosmonautauna película financiada por crowdfunding que hicieron un grupo de amigos, era 2008 y tres veinteañeros se aventuraron en un filme transmedia que quería involucrar a todo el público a que participase en su proyecto.

Hard as indie desgrana cómo fue todo el proceso de creación y ejecución, un making of doloroso por todo lo que supuso y que puede servir a muchos futuros cineastas antes de embarcarse en un gran proyecto.

En palabras del equipo: “Hard as Indie es la última recompensa que merecen todas aquellas personas que participaron en los crowdfundings que lanzó Riot Cinema y aportaron dinero para la producción de El Cosmonauta desde los micromecenazgos de 1 euro o las apuestas ciegas de 1.000. Es un largometraje imprescindible para entender al cien por cien qué pasó aquel 2013 en el este de Europa, en un rodaje donde se hizo historia del cine español. Arturo M. Antolín realiza un ejercicio de metacine para que el cinéfilo sacie su curiosidad sobre las dificultades de llevar a puerto un proyecto tan ambicioso como indie como lo fue El Cosmonauta”, relatan en su web.

Cuando habían conseguido reunir la suma de 250.000€ deciden empezar el rodaje en Letonia, pero lejos de ser el final de los problemas, fue el inicio de un calvario a todos los niveles. Aquí es donde ahonda Hard as indie y donde podemos ver cómo el proyecto tomó forma como un auténtico desastre, los rodajes eran un infierno, el montaje se alargó hasta límites insospechados porque no sabían lo que querían contar exactamente y las relaciones de los miembros del equipo fueron deteriorándose hasta que no hubo vuelta atrás.

El documental es un claro ejercicio de redención, donde queda claro que es lo que no hay que hacer a la hora de rodar un filme y salir vivo del intento y lo que no. Es un último intento de quedar bien con la gente que apostó por el proyecto desde un principio, por todos los que se entusiasmaron y llevaron a los protagonistas del mismo a dar charlas, darse a conocer y que consiguió en poco tiempo lo que nadie había hecho hasta la fecha, al ser el primer filme financiado por micromecenazgo.

El título no puede estar mejor escogido, nos recuerda que los proyectos independientes no siempre son tan bonitos como los pintan

Hace 10 años la expectación y las ganas eran insuperables pero lo que vino después desentrañó una serie de problemas que se pueden estudiar a nivel cinematográfico, de produción, montaje y, sobre todo, transmedia. El proyecto se fue a pique y la amistad de los integrantes también. Ahora con este documental Arturo reconstruye lo que pasó y lo que no vimos, reuniendo a Nico, Carola y Bruno, los tres creadores que empezaron con El Cosmonauta. El realizador de Hard as indie apuesta por mostrarnos cómo fue la verdadera historia.

Puedes ver el documental Hard as indie y la película de El Cosmonauta en su web, ambos con licencia Creative Commons.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments

Deja un comentario