Rock en Familia: conciertos no solo para niños

Rock en Familia

Todo empezó en una actuación de Cantajuegos. Juan P. Holguera y otro amigo estaban allí con sus hijas. “Nos llevamos una pequeña gran desilusión al comprobar que todo era playback, y nos pareció que era una oportunidad desperdiciada para que los niños conocieran la música en directo, que, al fin y al cabo, es la experiencia musical más verdadera”. De esa necesidad imperiosa de compartir un concierto con sus hijos que brotó entonces en Holguera, músico y periodista, nació el ciclo Rock en Familia, que ahora acoge varios sábados al mes por la mañana el 40 Café de la Gran Vía madrileña.

Y que conste que a los hijos de Holguera –una niña de seis años y un niño de dos- les gusta Cantajuegos. Pero a su casa no van los Reyes Magos, sino los Ramones, los ídolos de la mayor. Y al pequeño le encantan Sonic Youth. “Se pueden compatibilizar. Cuantas más cosas les enseñes estarás creando personas más abiertas, más coherentes y que aporten más cosas a la sociedad cuando crezcan”, explica a Nokton Magazine el organizador del ciclo.

Rock en Familia celebra su primera edición con un cartel económico (8 euros los adultos, 5 los críos) y muy interesante, que arrancó con Sala & The Strange Sounds, siguió el pasado sábado con Lichis y continuará el 6 de abril con Clint, una propuesta instrumental con tintes cinematográficos.

Otras actuaciones confirmadas son  la de Alondra Bentley el 27 de abril, la de Los Petersellers el 4 de mayo, la de Pancho Varona y Amigos el 25 (que quizá monte un karaoke sabinero infantil, aventura Holguera), la de Dr. Sapo (que presentará su cuento infantil) el 8 de junio y la de Rubén Pozo el día 15 de junio  Holguera pretende que el ciclo se alargue durante todo junio, alcance julio y continúe en otoño.

Un acuerdo beneficioso para ambas partes

Los dos primeros conciertos fueron “una auténtica fiesta”, recuerda, porque ésta es “una experiencia muy gratificante tanto para el público (sean niños o adultos) como para los músicos. “Lichis se asombró cuando tocó una versión de Leonard Cohen y los críos se pusieron a bailar. A Leonard Cohen solo lo bailan los niños y los borrachos, me dijo”, comenta entre risas.

“A raíz de ser padre descubrí que compartir con tus hijos la música los enriquece a ellos y te enriquece a ti. Como músico, siempre sentí especial predilección por tocar delante de niños”, cuenta.

Holguera es un defensor a ultranza de hacer lo posible por acercar la cultura a los más pequeños. “Eso de que los niños de cierta edad no puedan acceder a locales donde se dan conciertos en directo porque se consume alcohol me parece de la menor lógica, porque sí pueden entrar a los bares a ver el fútbol y allí se sirve el mismo alcohol”.

Al final de los conciertos, indica Holguera, si los padres se quedan a comer en el local, la casa invita a los niños. Una deferencia con los que acudan a esta cita, inspirada por la convicción de que los niños tienen un criterio musical que abarca mucho horizonte más allá de Cantajuegos y Disney. “Los niños son como esponjas; absorben todo y luego te dicen si les gusta o no”.

Rock en Familia se celebra los sábados a partir de las 11 de la mañana en el 40 Café (Gran Vía, ) La próxima actuación, la de Clint, tendrá lugar el 6 de abril. Entradas (adultos 8 euros, niños 5) a la venta aquí. Más información en la lista de correo enfamiliarock@gmail.com y, próximamente, en su web.

Foto: driki (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments