Flavita Banana: “Mi trabajo es de viñetista, no influencer”

Viñeta de Flavita Banana.
"No todo el mundo tiene pareja, pero prácticamente todos tenemos ex", recuerda Flavita Banana.

Las viñetas de Flavia Álvarez, más conocida en S Moda, Orgullo y Satisfacción, Facebook e Instagram como Flavita Banana, tienen algo de los mejores tiempos de la revista The New Yorker: son directas pero elegantes, su sencillez no les resta un ápice de ternura ni crudeza (emplea ambas en función de la ocasión) y en ellas el texto es un digno rival del dibujo, a veces incluso superior.

Nacida en Oviedo, pero criada y residente en Cataluña, a Flavita Banana la empezó a llamar así una compañera de piso con la que ella se metía apodándola Tina Mandarina, porque era vegetariana. Ahora acaba de editar un libro para que las personas normales, si es que eso existe, se rían de sí mismas –Las Cosas del Querer (Lumen, 2017)-, que viene cargado de material inédito, reafirmación y reivindicación. Nokton Magazine ha hablado con una de las ilustradoras españolas más interesantes de los últimos tiempos.

Portada de 'Las Cosas del Querer', editado por Lumen.

Portada de ‘Las Cosas del Querer’, editado por Lumen.

Nokton Magazine: ¿Cómo y cuándo te diste cuenta de que estas viñetas eran el camino que tenías que seguir?

Flavita Banana: Es difícil de responder porque fue gradual. Había terminado los estudios de Ilustración y de todos los estilos y técnicas aprendidos no había dado con el que me permitiera reflejar mi carácter. A veces también escribía para mí, y ahí sí que podía plasmar el humor serio que quería. Así que, a lo largo de 2014, creo, empecé a permitirme añadir texto a las imágenes (en la carrera no se hace mucho) y abrí la página de Facebook. Funcionó muy rápido y no me sentía forzada. Supongo que eso significa que algo te resulta cómodo.

NM: Las Cosas del Querer se publica ahora en España, y combina las ganas de reírse de uno mismo con la reafirmación. ¿Es más fácil -o efectivo- reivindicar cosas con sentido del humor?

FB: Creo que puedes reivindicar con humor cuando crees firmemente en lo reivindicado. El tema del humor es delicado, porque hay quienes pueden tomárselo como mofa. Para eso tienes que poder defender siempre lo que dices, y la única manera es que sepas de lo que hablas: en mi caso, porque soy la primera en haberlo sufrido/disfrutado. Hay otros temas que reivindicar, pero aún no los conozco lo suficiente como para hacer chistes con ello.

NM: ¿Qué diferencia a Las Cosas del Querer de tu anterior libro, Archivos Imperiales?

FB: Archivos Imperiales fue un capricho de edición, es decir, sabía muy bien cómo quería que fuera a nivel gráfico, de formato y de distribución. Es una recopilación de unas 60 viñetas, las que más me gustan. Decidí autoeditarlo y hacer una tirada muy corta, mi amigo Manuel, que lleva la editorial Clandestine, me ayudó a hacerlo. No queda ningún ejemplar. Las Cosas del Querer es editado por Lumen, que tiene una distribución mucho mayor, y todo el contenido es inédito en redes. Además, tiene un hilo temático, las opiniones de una chica para demostrar que todos somos parecidos.

NM: En el universo que creas en tus viñetas la gente suele ser muy sincera. ¿Qué crees que pasaría si todos dijéramos la verdad?

FB: Nunca me lo he planteado… aunque sí hace un tiempo que yo intento ser sincera. Me he ahorrado muchos problemas, ha mejorado la relación con mucha gente, pero es cierto que se pierde en parte un juego de misterios que quizá enriquece las cosas. No digo que mentir sea bueno, digo que al final la vida debe ser una historia interesante, y para ello hay que añadir ficción o secretos.

Si todos dijéramos la verdad, que yo haga humor diciendo la verdad ya no tendría sentido.

Viñeta de Flavita Banana.

NM: La figura del ex es algo a lo que recurres mucho. ¿Se cumple esa fórmula que afirma que tragedia + tiempo = comedia?

FB: Creo que sí. Recurro mucho al ex porque es una figura que todos conocemos. No todo el mundo tiene pareja, pero prácticamente todos tenemos ex. El trabajo está en encontrar el humor en aquello universal hacia los ex, no las vivencias concretas (no es un cuaderno de bitácora). Además, como dices, creo que la etapa última de superación de una desgracia es ser capaz de reírse de ello, por lo que decía, porque significa haberlo entendido.

NM: Los cantantes románticos suelen decir que la pena es más inspiradora que la dicha. ¿Les pasa lo mismo a los humoristas?

FB: Acostumbro a decir que para tener ideas hay que tener penas, frío, hambre y sueño. No sé qué ayuda a los demás, pero en mi caso debe ser un equilibrio entre una pena reciente y una esperanza de futuro mejor. En plena pena no se me ocurre nada, y en la felicidad absoluta todo lo que hago son viñetas ñoñas y sosas que van directas a la basura. Aprovecho lo aprendido cuando recién termina una mala época (no solo de amor, puede ser no tener dinero, trabajo o una pelea con alguien) pero tengo las ganas de que todo vaya mejor. Supongo que plasmar una viñeta es el primer paso hacia querer estar bien, y hay que aprovechar los vientos de cambio para impulsarse.

Viñeta de Flavita Banana.

NM: La viñeta parece moverse como pez en el agua en Internet. ¿Está propiciando la red una nueva edad de oro del humor gráfico? Independientemente de eso, ¿es posible vivir del humor gráfico 2.0.?

Gracias a Internet a la viñeta le van las cosas fenomenal. A quien la ha creado, no.

FB: Cada vez más gente conoce el concepto de humor gráfico (hace mucho que existe, pero ahora se expande), se recurre a las viñetas de internet para explicarle a un amigo cierto sentimiento, se comparte todo mucho. Pero los likes no son euros, para poder vivir de ello se tiene que convertir en papel, en producto. Yo por ahora sobrevivo, soy muy reticente a la hora de usar mis redes como plataforma de publicidad. Si aceptara toda la publicidad que me ofrecen, tendría mucho más dinero. Pero mi trabajo sigue siendo el de viñetista, no influencer.

NM: ¿Cómo es tu relación con tus seguidores en las redes sociales? ¿Ellos también te sirven de inspiración?

FB: Tengo mucha más relación con la gente en Instagram que en Facebook. No sé bien por qué ocurre, pero en Facebook tienen mucha tendencia a entrar en discusión en los comentarios (quizá porque se puede responder a ellos) o a comentar cosas que no tienen nada que ver. Supongo que es porque tu imagen, una vez compartida, mantiene los comentarios y mientras da vueltas por el mundo también pueden verse los comentarios que la acompañan. Intento siempre responder los mensajes privados, en ambas redes, y es cierto que a veces he terminado teniendo conversaciones muy interesantes. Algunas veces han servido para ideas nuevas, algunas veces he sentido que esa persona sólo necesitaba hablar de lo que vivía. Intento mantenerme cercana en la medida de lo posible.

NM: El pasado diciembre te leímos decir que 2016 había sido hasta la fecha casi el mejor año de tu vida. ¿Cómo se presenta 2017?

FB: Por lo que voy viendo se presenta complejo, en el buen sentido. Que las cosas funcionen requiere mucha organización y atención, mantener la agenda al día, cumplir los plazos, seguir teniendo ideas. Creo que este año será mejor aún, pero casi no puedo verlo bajo esta montaña de tareas. ¡Creo que soy muy afortunada!

Viñeta de Flavita Banana.

Todas las viñetas son cortesía de Flavita Banana.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments