Cine palestino e israelí: seis películas en territorio ocupado

Cine palestino e israelí: seis películas en territorio ocupado

 

Mientras los informativos retransmiten en directo la supuración de Gaza, una de las peores heridas abiertas del planeta, en los bares del resto del mundo, miles de ciudadanos miran de pronto a su amigo y le preguntan: “Y tú ¿qué sabes de lo de Palestina?”. Más allá de los sentimientos, pocos son capaces de orientarse en ese mar de fechas, cumbres, asentamientos, atentados, levantamientos, declaraciones, procesos y muros, irreversiblemente inundado por toda la sangre derramada.

Pero, como defendió Miguel de Unamuno, algunas veces la mejor forma de conocer la historia es alejarse de la oficial y mirar hacia esa intrahistoria que nunca sale en los periódicos. Por eso, en Nokton Magazine hemos elegido seis películas israelís y palestinas, seis miradas de cineastas de ambos lados de la frontera en las que los misiles, las bombas y los controles militares se convierten en el decorado de las historias de hombres y mujeres que demuestran que el amor, la amistad, la traición, el miedo y el coraje son aún más difíciles en territorio ocupado.

1. Omar, de Hany Abu-Assad (Palestina, 2013)

Omar, Nadja, Tarek y Amjad ven truncado su tránsito a la madurez por la irrespirable atmósfera que le rodea, en la que una simple disputa adolescente por la misma chica puede convertirse en tragedia. Todavía en cartelera, esta nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa relata su historia, la de cuatro jóvenes palestinos que han crecido juntos, unidos por la amistad, pero también por el odio a Israel, dos sentimientos que terminarán por volverse irreconciliables. Además de los actores, escogidos por Hany Abu-Assad entre jóvenes sin experiencia ante la cámara, la angustiosa presencia constante de los muros es protagonista indiscutible del último trabajo del realizador de Paradise Now.

2. Vals con Bashir, de Ari Folman (Israel, 2008)

1982. Guerra del Líbano. Israel emprende la denominada Operación Paz para Galilea, con la que pretende expulsar a la Organización para la Liberación de Palestina del país norafricano. El 16 de septiembre falangistas libaneses entran en los campamentos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, donde civiles indefensos son brutalmente masacrados y torturados. Una comisión interna israelí reconoce, después, la responsabilidad indirecta de sus Fuerzas Armadas. Este premiadísimo documental de animación se ha convertido en una mirada imprescindible a la militarización y la memoria de la sociedad del país hebreo. Con él, su director, que sirvió al ejército israelí en esta guerra, trata de recordar, entre las pesadillas de un amigo y las imágenes surrealistas de aquellos días que todavía vuelven a su cabeza.

Disponible en Filmin por 2,95 euros.

3. Intervención divina, de Elia Suleiman (Palestina, 2002)

Dos palestinos que mantienen un romance –él, residente en Nazaret, Distrito Norte de Israel; ella, en Ramala, Cisjordania- ven cómo la frontera y su estricta vigilancia obstaculizan su amor. Así que optan por una solución radical: deciden establecer la costumbre de consumar sus encuentros en un solar que hay junto a un puesto de control. Una historia cómica y surrealista, pero también airada y explosiva. Elia Suleiman, director y protagonista del filme y una de las más reconocidas figuras del cine palestino, suele ser comparado con Buster Keaton.

4. Zona libre, de Amos Gitai (Israel, 2005)

La estadounidense Rebecca (Natalie Portman), la israelí Hanna (Hanna Laszlo, galardonada en el Festival de Cannes de 2005) y la palestina Leila (Hiam Abbass) se ven embarcadas en un road trip por la Zona Libre de Jordania, un lugar entre Siria, Irak y Arabia que poco tiene que ver con el oasis que esperaban encontrar. Su director, Amos Gitai, también fue nominado a la Palma de Oro en Cannes.

Disponible en Filmin por 1’95 euros.

5. Paradise Now, de Hany Abu-Assad (Palestina, 2005)

A Khaled y Said, dos amigos criados en un campo de refugiados en Cisjordania, los reclutan para llevar a cabo un atentado suicida en Tel Aviv. Cuando parten hacia la frontera con el cuerpo cargado de explosivos las cosas empiezan a suceder de forma diferente a la prevista, y los dos jóvenes se encuentran solos y separados en la encrucijada entre sus sentimientos y sus ideas. Un retrato incómodo del terrorismo suicida que le valió a su director el Globo de Oro a la mejor película en lengua no inglesa.

Disponible en Filmin por 2’95 euros.

6. Precious life, de Schlomi Eldar (Israel, 2010)

Mohammad Abu Mustaffa tiene cuatro meses y un grave trastorno del sistema inmunológico. Su esperanza está en acudir a un hospital israelí donde le pueda ser realizado un trasplante de la médula ósea. Pero él es palestino y vive en Gaza. Este documental, realizado por el periodista israelí Schlomi Eldar, retrata el periplo de la familia de Mohammad y de los médicos de ambos lados de la frontera para salvar la vida de un niño a través de un poderoso mensaje: el único puente que todavía une a palestinos e israelís son los hospitales.

Foto cc: Facts for a better future

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments