Rufus T. Firefly: “Reescriben nuestra historia a todas horas y en todos los canales”

Rufus T. Firefly: “Reescriben nuestra historia a todas horas y en todos los canales”

Al buscar “Rufus T. Firefly” en Google España, se descubre que el personaje que Groucho Marx interpretaba en Sopa de ganso (Leo McCarey, 1933) ha sido desbancado de los primeros resultados por un grupo de música que un buen día, hace ya nueve años, decidió tomar ese nombre en homenaje al alocado presidente de Libertonia, a quien consideran “el mejor político de todos los tiempos”.

Los Rufus T. Firefly dicen que les cuesta mucho colocar sus discos en las tiendas, pero representan una de las más interesantes propuestas que nos ha hecho la música española en los últimos tiempos. Prueba de ello es su último trabajo, Nueve, que vio la luz ayer y lo hizo, cual nuevo modelo de iPhone, con la preventa agotada desde hace días.

Su cantante, Víctor Cabezuelo, cuenta a Nokton Magazine que “lo único” que buscaba la banda de Aranjuez con este trabajo era “hacerlo bonito”. “Que sea un descanso y un punto y aparte para el que se siente a escucharlo”, apunta.

Misión cumplida, porque Nueve no está hecho para sonar de fondo. Desde la primera escucha, desconcentra -en el mejor sentido de la palabra- al oyente de lo que esté haciendo, con todas esas texturas sonoras que, bajo la mirada atenta de Manuel Cabezalí, Dany Richter y Hay Zeelen, se superponen y entretejen para obtener un resultado que, sin embargo, es limpio y compacto.

Acostumbrados a ir por su cuenta incluso en los tiempos en los que trabajaron con el sello Origami, la preventa les pareció un buen sistema para acercarse directamente a la gente, sin intermediarios.

Amor y matemáticas

Rufus T. Firefly: “Reescriben nuestra historia a todas horas y en todos los canales”“Todo está hecho con mucho mimo y muy estudiado. Ha sido un disco difícil de grabar, pero estamos muy contentos y orgullosos de él. Hemos puesto mucho amor”, explica Cabezuelo. Amor… y matemáticas, y eso que esta asignatura no era la favorita de sus componentes. “Se nos dan muy mal, pero nos gusta relacionar conceptos con las historias que queremos contar”. Además de dar título a una de sus canciones, el  grupo de representación Lie E8 inspira las líneas y puntos que se entrecruzan en la portada de Nueve, diseñada por Alberto Rey.

“Es extremadamente complejo”, cuenta Cabezuelo en referencia a Lie 08, “pero una vez escuché decir a un científico que para él era una especie de representación gráfica de todas las fuerzas que componen el universo”. “Todo entre sí está en completa interacción. Cualquier alteración de una fuerza afectará al conjunto completo. Dentro de la insignificancia de nuestras vidas, todo lo que hagamos tendrá su mínima consecuencia en un global, para bien o para mal”, reflexiona.

“Lo único que importa es ser honesto con uno mismo”

“Ya puedes soltarte del miedo”, dice la letra de ‘El problemático Winston Smith’, tema que abre el álbum y que Cabezuelo interpreta en un bello ejercicio de yo me lo guiso y yo me lo como ante los ojos de Iris Banegas, cámara oficial del grupo, y de Jagger y Mío, los perros de ésta. “En realidad nosotros, musicalmente hablando, ya hace muchísimos años que dejamos de tener miedo a nada”, explica el cantante, que en el clip extrae música de objetos como un cojín o un bolígrafo. “En Nueve hay algunas cosas curiosas como una bolsa de cartón llena de chapas, botellas de agua haciendo de Shaker o soniditos hechos rozando copas de cristal”, añade.

“Tuvimos la suerte de darnos cuenta relativamente pronto de que lo único que importa en la música (y en cualquier otro arte) es ser honesto con uno mismo y hacer en cada momento lo que sientas que debes hacer, sin condicionarte ni estar sujeto por nada. Ese proceso es el que nos ha llevado a donde estamos, y estamos muy felices aquí”, continúa.

Según explicaba Cabezuelo a Mondo Sonoro en un adelanto de Nueve, ‘El problemático Winston Smith’ está fuertemente condicionado por el trabajo en solitario de John Frusciante (guitarrista de Red Hot Chili Peppers). Winston Smith es, además, el personaje que, en la novela de George Orwell 1984, ocupa su jornada laboral en el Ministerio de la Verdad en reescribir la historia, para que sus conciudadanos no recuerden nunca a los desaparecidos políticos. Cuando le preguntamos si cree que alguien sigue ocupándose de reescribir la nuestra, lo tiene claro: “Por supuesto, a todas horas y en todos los canales. Cualquier parecido con la realidad será pura coincidencia”.

No es coincidencia, en cambio, que los versos de ‘Metrópolis’, en la que colabora Martí Perarnau (Standstill), digan que “Madrid se está pudriendo”. Cabezuelo explica que la frase se debe a muchísimas razones, de las cuales, la que le queda más cerca tiene que ver con “el maltrato y las restricciones absurdas y abusivas a la música en directo”. Pero añade que se puede traspasar eso “a casi cualquier ámbito de la vida”. “No puedes ni hacer un dibujo con tiza en el suelo sin que te multen, joder”, se lamenta, en referencia a lo que le pasó hace unos días al ilustrador David Peña mientras daba una clase en la plaza de María Soledad Torres Acosta.

Aun así, Cabezuelo recuerda que “no hay mucha rabia en Nueve”, y menos si se compara con su anterior disco, Ø. “Hay mucho amor dentro. Si hemos conseguido plasmarlo, será un triunfo”.

Fotos: Iris Banegas

Ya puedes escuchar Nueve a través de Spotify y de iTunes. Sigue a Rufus T. Firefly en Facebook y Twitter.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments