Peludos de viaje: a la aventura con ellos

Georgie, la gata marinera. Foto: Jessica y Matt Johnson.
Georgie, la gata marinera. Foto: Jessica y Matt Johnson.

Un camping, una casa rural, un barco, un coche y un transportín… Cientos de veces te has preguntado cómo sería viajar con tu mascota, pero por miedo o simplemente por verlo complicado has desistido. Lo cierto es que no es lo más sencillo del mundo, necesitan atenciones especiales y no siempre podemos tener la certeza de que nuestro perro o gato van a estar a gusto si los movemos con nosotros. Un gato en un barco, en una furgoneta o haciendo surf o un perro dando la vuelta al mundo con su humano, hay miles de ejemplos para animarnos a hacer esa aventura realidad. Y no debe ser tan difícil.

Desde Adventure Cats vemos cómo nos llevan a imaginar una vida con nuestro felino más interesante que la actual, los casos son algunos de las ya mencionados antes y sus historias merecen la pena conocerse:

Matt y Jessica se adentraron en la vida en el mar con la pequeña Georgie, una gata muy especial con la que viven en un barco velero. ¿Las instrucciones? Tanto en gatos o perros tendríamos que hacernos de un chaleco mini para ellos, un arnés para que pueda inspeccionar el barco con cuidado, intentar que aprenda a nadar con el chaleco, una caja de arena cerrada y una red por si se cae y hay que rescatarlo.

Willow acompaña a su humano en una furgoneta por Australia.

Ellos no son los únicos, este chico viaje con su gato Willow en una furgoneta para descubrir todos los rincones de Australia, la mayor parte de los días hacen vida fuera del vehículo.

Cada viaje lo gastan en “tiempo gatuno”, con un ritmo más lento para respetar las siestas del felino.

Los perros también saber cómo gastar vidas con sus humanos, es el caso de Loki The Wolfdog, de hecho, su dueño ha decidido llevarle a la naturaleza para vivir aventuras inolvidables.  Por ello, comparte sus pasos y recorridos en Instagram y Facebook, para conseguir “inspirar a la gente a salir, a explorar el mundo y a crear recuerdos con sus mascotas“. De hecho, solo con ver las fotos desearíamos estar ahí.

Loki admirando el paisaje.

Pequeños trucos para el hogar y fuera

En el nombre del gato es el blog de la periodista Eva San Martín, desde el que nos  instruye con los felinos para crear espacios gatunos, darles las mejores atenciones, hacer juguetes caseros con catnip, explicarnos por qué los gatos se vuelven locos con las cajas, cómo hacer para que no se estresen o contarnos la historia de Jesper, el gato esquiador. Un espacio que “quiere servir de altavoz de los millones de felinos sesudos y sus humanos , algunos locos y locas (¿quién lo está, al menos un poco?)”, cuenta Eva en el blog.

Casas para cuidar a mascotas

Alquilar un apartamento para pasar unos días de descanso puede ser más divertido aún si lo hacemos con TrustedHousesitters, funciona muy parecido a Airbnb pero en estas esas casas hay animales a los que cuidar. A la hora de registrarse hay que hacerlo según seas dueño de mascotas o busques alojamiento , y a partir de ahí las posibilidades son infinitas. Se trata de conectar a los viajeros con dueños de alojamientos con animales. El fin es hacer un trueque, ya que es gratuito, solo se paga por hacer el registro en la web. Mantener a las mascotas felices en sus propias casas es el objetivo.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments