El aroma de Simon Baker

 

La televisión no huele, aunque se hayan investigado diferentes dispositivos que lleguen a hacerlo, pero el juego de poner olor a cada personaje o actor siempre estará vigente. Aromas que, en su evolución nos recuerdan a la descripción de un cóctel. Mezcla de mandarina verde, bayas rosas, nuez moscada y hoja de abedul en un primer momento y olor a maderas nobles (cedro, pachulí, vetiver) antes de unos toques de incienso en segundo olfateo. Es la fragancia de  Givenchy “Gentlemen Only”, su imagen la de Simon Baker.

Su personaje más popular, el de Patrick Jane en El mentalista, acude con frecuencia a los olores y a cualquier percepción velada para resolver un caso porque el aroma es personal, la mezcla de una fragancia y la persona que la porta son un engranaje único y el estilo se une al aroma. Recurriendo a la definición de Gentlemen ‘caballero de exquisita elegancia y educación’ no es difícil imaginar a Baker, un seductor en pantalla ( y deportista de surf y water polo previamente) luciendo esta etiqueta en su perfume. Perfume que nació en 1975 de la mano de Givenchy buscando relegar la tradición de colonia y lavanda en la perfumería masculina y que en 2013 busca la seducción con un amaderado neo-romántico para hombre modernos.

Foto: Wikipedia Commons (cc)

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments