Zenda, un puente de letras entre ambos lados del Atlántico

Fragmento de 'El prisionero de Zenda', inspiración del nombre de la web.

Una mañana te levantas y te ataca en Twitter una zeta grande en la pantalla de tu móvil. Tras esa zeta, una nómina que perfectamente podría ser el índice de una antología de literatura en castellano. Javier Marías, Almudena Grandes, Luis Mateo Díez, Élmer Mendoza, Antonio Lucas, Jacinto Antón, Mayra Santos-Febres, Agustín Fernández Mallo, Daniel Mordzinski… Una zeta que sirve de punto de encuentro, reflexión, unión y debate para la creación literaria más actual. Un paraguas en la web que celebra las letras en nuestro idioma en el año que celebramos el cuarto centenario de la muerte del mayor escritor de la historia en lengua castellana.

zendaEl pasado miércoles 6 de abril se lanzó al público Zenda libros, una web por, para y sobre literatura, con vocación de independencia, editorial e ideológica, creada por una veintena de escritores españoles y latinoamericanos a los que ya nadie tiene que convencer de que el futuro está en lo online y en las redes sociales. Y es aquí donde quizás reside la pena y la posibilidad.

La andadura de Zenda (aclaración para los que les diga algo el nombre pero no sepan desde dónde repican las campanas: está tomado de la novela El prisionero de Zenda, del británico Anthony Hoppe Hawkins) arranca con nombres de cabecera potentes, un diálogo entre Javier Marías y Arturo Pérez Reverte, abordando temas candentes de la actualidad literaria y cultural, como no podría ser de otro modo. Dos nombres con una relevancia internacional y un poeta de presente y futuro como Antonio Lucas a la escucha ejerciendo como periodista. En torno a una mesa, abordan el maltrato de la figura de Miguel de Cervantes con pesadumbre y nostalgia, con un pesimismo que casi justifica la falta en la idiosincrasia española porque, como indica Reverte, ya en su momento y tras escribir el Quijote, best seller incluso en su época, llegada su hora “Cervantes murió pobre, ninguneado”. Quizás sea verdad que no nos merecemos los autores que tenemos.

La calma, el entendimiento y el sosiego transpira por los poros de esta nueva propuesta, pero si algo busca tener como estandarte es la libertad. Un punto de encuentro para dar más brillo a las letras en español cuando algunos parece que se lo quieran quitar. Un espacio hecho por escritores en el que habrá de todo, se hablará de todo y en el que también habrá voces autorizadas y con peso específico en la crítica y la academia, como Santos Sanz Villanueva, José Belmonte, Sergio Vila-Sanjuán, Manuel Jabois y Berna González Harbour. Pero también Zenda busca que haya peces de todo tamaño y color, no sólo de los gordos. La intención es que este puente entre ambas orillas refleje a plumas consagradas, junto con aquellos y aquellas que empiezan y todos los sedientos lectores que tengan ganas de descubrir.

El respaldo y apadrinamiento/amadrinamiento de tantas grandes firmas viene de la pérdida de peso editorial y en el ámbito de la crítica de los suplementos literarios de papel. Cada vez cierran más cabeceras dedicadas a los libros, y en los periódicos generalistas el espacio destinado al pensamiento sobre ellos cada vez es menor, dando prioridad al periodismo cultural de digestión rápida. Pero si nos cierran la puerta, habrá que abrir una ventana… Aunque sea del ordenador.

Imágenes de Zenda Libros.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments