Visitamos We are fair! en la sala de bóvedas de Conde Duque

Obra de Ana Cita Ayala Rooryck.
Obra de Ana Cita Ayala Rooryck.

Podemos afirmar que el arte emergente es un gran reclamo para el público. Acaba de finalizar la feria de arte emergente We are fair! y ha confirmado que el interés de los visitantes por las tendencias artísticas más actuales no decae.  Asistimos a la feria en sus primeras horas de apertura, la cantidad de asistentes lo confirma.

We are fair!, una feria desarrollada por Factoría de Arte y Desarrollo, que gestiona otras ferias de arte emergente como Art & Breakfast en Málaga, llegaba a Conde Duque en su segunda edición, abandonando así el formato hotel en el que se desarrolló la primera.

En el hueco de las escaleras que bajan hacia el sótano, marcado por las bóvedas que separan los espacios expositivos que acoge We are fair!, se suspenden en el aire las creaciones de SUSPENed2, obras seleccionadas de diferentes artistas que en esta ocasión forman parte de una colaboración con Capital Animal; plataforma cultural centrada en la concienciación sobre los derechos de los animales.

Ya en el sótano las propuestas, que suman un total de 40, se presentan en diferentes apartados consecutivos, sobre estructuras de rejilla, entre los que el visitante encuentra dibujo, fotografía, escultura… e incluso un espacio dedicado a la edición que bajo el nombre de ‘Black on White!’ reunía fanzines y editoriales. Con un carácter que se percibe jovial y atrevido, y en el que convivían las propuestas individuales y las de galerías y colectivos. Junto a la exhibición se ha desarrollado un programa de talleres, encuentros y conferencias.

Y para todos aquellos que no hayan podido visitarla o quieran revivirla, os dejamos una galería con imágenes de alguno de los proyectos presentados.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments