Cuando ver cine nuevo gratis es posible (y legal)

claqueta take

 

Quizás no es la última superproducción hollywoodiense que alimenta nuestros ojos de dioptrías a base de efectos especiales destellantes. Tampoco es ese largometraje en el que los archiconocidos guapos y guapas de turno pasean ante nosotros su aura de belleza, fama y perfección, para regalarnos un par de horas de envidia (y de placer, no nos engañemos). ¡Ah! Y no aparece ni la novedosa escena de Jim Carrey metiéndose el dedo en la nariz, ni Cameron Díaz haciendo de novia chiflada. Pero también son películas nuevas.

claqueta ApocalipsoHablamos de todas las pequeñas producciones que circulan por la red y cuyos sus autores –ávidos de ese aura de fama- ponen a disposición del espectador. De forma gratis y legal. Está bien, es cierto que al tener un presupuesto mínimo (o nulo) el sonido no es espectacular ni sus efectos increíbles; sin embargo, algunas cuentan con un guión, actores, o trabajo de fotografía que merece la pena tanto o más que las que se ven en las grandes salas. Y encima éstas cuentan con un plus de ilusión imposible de alcanzar por las grandes.

Son muchas las que existen y muchos los lugares dónde encontrarlas: Youtube, Vimeo, Dailymotion…en Nokton Magazine nos ha surgido la pregunta del porqué de esta tendencia, por qué asumir el esfuerzo de crear un largo sin medios y con nebulosas perspectivas de sacarlo adelante. Las respuestas nos las ha dado uno de estos aventureros cinematográficos, Carlos Mayol Gutiérrez, licenciado en Bellas Artes y director de Apocalipso, una producción que, como su nombre indica, tiene catástrofe asegurada; en este caso fruto del colapso de la civilización actual, cuya estructura social ‘se va al garete’ [¿por qué no me parece ficción?].

“Antes que hacer un corto, me planteé directamente hacer una película. Aún así terminar un proyecto siempre me había parecido muy costoso a nivel anímico, ya que tienes que invertir mucho tiempo en algo que no ves concluido hasta mucho después de empezado. Tienes que hacer un acto de fe y convencer a todos los que te van a ayudar de que ese esfuerzo merece la pena”, comenta Mayol.

escena apocalipso

Escena de ‘Apocalipso’

Un esfuerzo que en nuestro país se duplica, entre otras cosas, por la ‘desconexión del público con el cine español’. En palabras de Mayol:  “El futuro en España para los cineastas emergentes tiene, por un lado, la gran ventaja de que muchos de ellos no esperan a priori que el cine ‘les alimente’.  Estos creadores que se embarcan en un proceso cinematográfico, simplemente por la necesidad interna que tienen, enriquecen mucho el cine español porque ‘dejan fuera’ a los que lo hacen sólo por dinero. Por otro lado, lo empobrece pues existen profesionales muy cualificados, que merece la pena tener en plantilla ya que hacen muy bien su trabajo. Habrá que buscar fórmulas para los primeros cómo el crowdfunding o el cine low cost, pero no las de siempre desde luego”.

Puede que una de esas ‘fórmulas’ este en internet, en esa madeja intangible que circula por el ciberespacio llena de ideas, propuestas e iniciativas que buscan desliar los hilos y encontrar la solución (la de verdad) para el cine. Porque, como explica el cineasta, “los canales de distribución de cine independiente apenas existen”. Por eso decidió que la mejor opción era dar la película al público sin plantearse si podía ganar dinero, como otros muchos creadores emergentes. Porque lo que quieren es que valoremos su trabajo. Y nos lo ponen fácil, gratis y legal.

Foto: Mikineator (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments