Un metro de historias

En los tiempos modernos en los que vivimos todo se hace rápido, no hay un respiro, no hay sosiego; y en medio de este ir y venir descontrolado las iniciativas culturales se abren paso, amoldándose a nuestros hábitos de corre-caminos con el fin de espetarnos un golpe seco y hacernos pensar, muchas veces en lugares inesperados y poco convencionales. Ahora la cultura se cuela en uno de estos lugares, en el metro, gracias al I Certamen de Crono-Teatro, un concurso de escritura dramática y representación, organizado por el Instituto del Teatro de Madrid (ITEM) y enmarcado dentro de la III Semana Complutense de las Letras (del 22 al 26 de abril).

Pero, ¿por qué en el metro? “El metro es el no lugar, un no espacio en el que parece que no existimos” afirma César Barló, coordinador de las actividades escénicas del ITEM y organizador del certamen. Una zona de paso sin personalidad aparente que, durante esta semana, va a ser salpicada y modificada por el colorido y la esencia de cada una de las piezas representadas.

crono-teatro

Por otro lado, no hay que olvidar que actuar en este sitio de idas y venidas constantes encierra alguna que otra dificultad para  los artistas participantes. Es un lugar de reacciones  imprevistas.  Una auténtica marabunta de personas de todo tipo en el que reina el ensimismamiento, las prisas, los empujones y, en alguna ocasión, la mala leche. Esto constituye, sin duda, “un desafío”, en palabras de Barló.

La iniciativa ha contado con una gran acogida “se han presentado alrededor de 50 propuestas”, asegura César. Finalmente se han seleccionado 15 obras, un puñado de historias comprimidas, que han sido clasificadas en dos categorías muy acordes al contexto escénico en el que van a ser representadas: Vagón (diez obras de dos minutos cada una) y Andén (cinco obras de cinco minutos cada una).

La temática de las obras finalistas es variada. Se pueden encontrar desde dramas hasta comedias, estando algunas de ellas “llenas de crítica”. Y es que el objetivo de la iniciativa es ese, “aportar un toque de animación, de optimismo y de mensaje”, añade César.

Obra 'Maternidad' de Crono-teatro

A César Barló le gusta recordar que Crono-Teatro es un proyecto sin ánimo de lucro, desarrollado en un entorno en el que  prima el cultivo de la cultura. Además, aprovecha para hacer hincapié en la importancia de moverse, de realizar cosas, y nos recuerda las dificultades que se generan a este respecto debido a la coyuntura económica y social.  Hoy en día “la gente parece caminar con una nube negra encima que evita que tenga iniciativa o ganas de realizar cosas nuevas. Hay miedo a que lo que hacemos no nos reporte ningún beneficio”.

Desde Nokton nos mostramos de acuerdo con Barló; es necesario crear y apostar por nuevas idas.  Propuestas como Crono-Teatro suponen una ráfaga de aire fresco que invitan a los ciudadanos a participar de cerca con la cultura y, también (¿y por qué no?) a pasar un buen rato y olvidarse de la rutina. Sean bienvenidas la diversión y la reflexión para llenar ese soporífero tiempo de espera antes de coger el metro o para hacer más ameno el trayecto entre parada y parada.  Ahora les toca decidir a los usuarios habituales de este transporte  si se dejan arrastrar por esa ráfaga o no.

Fechas: Del 22 al 25 de abril .

Recorrido: Metropolitano-Ciudad Universitaria y Moncloa (en ambos sentidos).

Horarios: de 11.00 a 13.00 y de 16.00 a 20.00.

Clausura Crono-teatro: El 25 de abril se representarán todas las obras en Nave 73 (calle Palos de la Frontera, 5)

 

Fotos: Crono-Teatro

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments