Tú mismo en el tren, una mañana cualquiera

Las canciones son sabias. Al compás del chacachá, del chacachá del tren, ¡qué gusto da viajar cuando se va en exprés! Pues parece que el amor, con su dulzón vaivén, produce más calor con el chacachá del tren. Cuántas historias de amor, de amistad, de guiños, besos, abrazos o peleas (con sus debidas reconciliaciones) se dan en los vagones de los trenes que cada día mueven a miles de personas en las diferentes ciudades del país. Sin ir más lejos, el pasado año 2014 más de 400 millones de pasajeros usaron los trenes de Cercanías, por no hablar de los de media y larga distancia o los de alta velocidad. RENFE mismo hace las cuentas: más de 3.700 trenes al día con parada en más 500 estaciones. Un servicio fundamental en la movilidad de muchos ciudadanos en distintas zonas metropolitanas de España.

Pero vamos a lo que vamos. Pensando en las miles de historias que cada mañana llenan los asientos, estaciones y apeaderos de las paradas de trenes de toda España, RENFE se ha propuesto reflejar en una serie de cortometrajes que reflejen lo que perfectamente nos podría pasar a cada uno “una mañana cualquiera”. Una genial historia que ha escrito Alex Mendibil y ha dirigido Miguel Martí, con la participación Macarena Gómez, Ingrid García Jonsonn, Manuel Tallafé, Juan Carlos Vellido o Llum Barrera, pero que bien podría ser que nos hubieran estado observando por un agujerito en la pared.

Post patrocinado por RENFE

Jose Luis Cernadas Iglesias (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments