Todos los Nueva York de Woody Allen

 

En sus películas hemos viajado por Estados Unidos y parte de Europa, pero si hay una verdadera musa de Woody Allen esa es Nueva York.  Llena de cines, teatros, restaurantes, parques y rincones escogidamente románticos y personajes que viven en una neurosis continua. Si quisiéramos quedarnos a vivir en una encarnación cinematográfica de la ciudad, sin duda escogeríamos una película de Woody Allen: fondo negro sobre letras blancas, un poco de música jazz o clásica y a disfrutar. Nos damos una vuelta por la ciudad de la mano del cineasta antes de volver a sentarnos (impacientes) en una sala de cine a ver Blue Jasmine.

Annie Hall

1024.annie.ls.71712Con este film hay un antes y un después en la filmografía del director y, es aquí, donde Nueva York se hace con un papel protagonista aunque muchos de los lugares que ayudaron a ambientar la película ya no existen, en Nueva York está todo en continuo movimiento.  El South Street Seaport (mítico ya) en el que se besan los protagonistas ha cambiado mucho: se mantienen las increíbles vistas al puente de Brooklyn pero el resto de la zona es otro mundo. El club de tenis en el que se conocen Annie y Alvy ya no existe como tal, la montaña rusa Thunderball de Coney Island fue demolida y muchos de los cines a los que los personajes suelen ir con asiduidad han desaparecido. No todo son malas noticias, el Paris Theater, junto al Hotel Plaza, y, aunque muy cambiado, aún sigue en pie el Thalia, donde al final del film Alvy se encuentra con Annie y su nuevo novio.

Manhattan 

ManhattanUna oda a la ciudad, eso es Manhattan y siempre lo será, con solo cinco minutos de película ya lo puedes saber. Lo mejor de la película es la inmortalizacion del puente de Queensboro visto desde Sutton Square con la silueta de Woody Allen y Diane Keaton haciendo aún más bella la imagen. Además muchos de los locales que salen en el film siguen teniendo sus minutos de fama como Zabar’s o John’s PizzeriaAdemás, el personaje de Diane Keaton es asidua a museos como el Gugenheim, el Metropolitano el Whitney y, sobre todo, al planetario Hayden del Museo de Historia Natural.

Días de radio 

El Nueva York de esta película ni siquiera existía en el momento en el que se rodó. Allen nos muestra la ciudad a través de los ojos de un niño que vive en Rockaway, en la zona costera de Queens -la casa del protagonista está en el 180 Beach 115th Street-. Lo mejor de Días de radio es el entusiasmo que consigue transmitir con, por ejemplo, la increíble entrada del Radio City Music Hall.

Misterioso asesinato en Manhattan

misteriosoLa hilarante historia de la vecina asesinada / desaparecida con la que se obsesiona el personaje de Woody Allen en la película es otra oportunidad para conocer Nueva York. El apartamento de los protagonistas está en el 200 de la calle 78 (corazón del Upper East Side). De ahí trazamos una ruta hacia el National Arts Club (desde donde ve a la presunta fallecida a bordo de un autobús) o al Club 21, donde ella y su marido Larry llevan a cenar a su hijo y terminan encontrándose a Anjelica Huston. El ficticio Hotel Waldron es en realidad el Hotel 17.

Un final made in Hollywood

Woody Allen se interpreta a sí mismo solo que este director tiene ceguera transitoria, así que los guiños a su propia filmografía son constantes. En el film, el director propone filmar la película en blanco y negro, porque, afirma que así es como hay que filmar la ciudad (Manhattan). Aquí son varias figuras paisajísticas las que se funden con la película como una suite del Hotel Plaza, el famoso restaurante Balthazar y el Café Carlyle.

Si la cosa funciona

whatever_works2En la última incursión del cineasta en la ciudad de Nueva York demuestra que lo viejuno está de moda haciendo un mix entre locales antiguos y otros en pleno hype moderno. El Café Vivaldi, la comida judía de Yonah Schimmel o el Café Mogador son solo algunos de los lugares que se pueden apreciar en la película. Además, Cuando ella recibe la visita de su madre hacen un poco de turismo mainstream a bordo de un autobús turístico, ofreciéndonos tomas del museo de cera, del edificio de la ONU o de Times Square.

Blue Jasmine

¿Es viernes ya? ¿Es viernes ya? Lo único que sabemos es que también aparece Nueva York porque aunque se rodó en San Francisco, la película va mostrando partes del pasado de la protagonista –Cate Blanchett– que se queda en la ruina tras una relación tormentosa y llena de lujos. Así que seguro que tendremos sesión de Upper east side, fiestas, tiendas y restaurantes.

Fotos: Sony Pictures/Charles H. Joffe Production/TriStar Pictures/

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments