‘Shugs & Fats’: la ‘Broad City’ musulmana

Estas feministas musulmanas no siempre lo fueron; de hecho, crecer en una comunidad como la suya desde niñas no fue fácil. Nadia P Manzoor vivió su niñez en una comunidad musulmana paquistaní de Londres y Radhika Vaz en India, desde el nacimiento fueron educadas sobre la importancia de no salirse de lo establecido y de su futuro como esposas y madres. Normas de género binarias e incuestionables. El hombre trae a casa el sustento, mientras que la mujer se queda haciendo las tareas domésticas y cuidando de sus hijos.

En Shugs and fats, la webserie que llevan a cabo, las podemos ver desafiando al poder del hijab en la pantalla (algo que no se ve habitualmente) para poder convertirse en “verdaderas estadounidenses”. Este espectáculo es un “que te jodan” a la noción de que las mujeres pertenecen a las sombras. Es un intento de humanizar a las mujeres musulmanas, porque eso es lo que son. Humanos. Este es un programa sobre mujeres oprimidas liderando el camino.

Radhika y Nadia se han convertido en altavoces donde contar sus creencias y encontrar así el camino para demostrar que las mujeres somos el futuro. Pero, ¿de qué va realmente esto? En el mundo de Brooklyn, donde  cualquier cosa es posible y permisible, dos hijabis se esfuerzan por encontrarse, adoptando las últimas tendencias occidentales de expresión personal y crecimiento personal. Cultura y comedia sarcástica, Shugs & Fats navega por los absurdos mundos de la conformidad social a través de la curiosa y espesa perspectiva de dos mujeres con velo.

El punto de vista de los inmigrantes combinado con la relajada y familiar química de las dos cómicas es lo que le da a la serie su frescura y un sentido distintivo de autenticidad. Sus payasadas no son como Abbi e Ilana en Broad City, aunque se acercan a pasos agigantados deleitándose en el trayecto. En Shugs and Fats es realmente el desarrollo del feminismo desde el Islam lo que constituye el núcleo temático de la serie, cuestiona la visión fundamentalista de tener la menstruación como algo inherentemente sucio o el cambio de nombre de Amal Clooney después de la boda.

Sus discusiones se suman a una crítica culturalmente específica del sexismo, así como a un modelo de liberación.

Las dos comediantes también han desafiado los prejuicios occidentales contra el Islam, en particular, la supuesta incompatibilidad entre el velo y la igualdad de género en este vídeo iluminador llamado “Cómo detectar a una feminista”.

Puedes ver Shugs and Fats en su canal de Youtube.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments