Series españolas que cayeron en el olvido (y no deberían)

Fotograma de 'Mis adorables vecinos' con Nuria Gago.
Fotograma de 'Mis adorables vecinos' con Nuria Gago.

En los últimos años, los seriéfilos están de suerte con plataformas como Netflix o HBO España. Aparece la pregunta: ¿Quieres ver un capítulo más? Pues claro que sí. Y terminar Girls, empezar La casa de papel y apuntar Juego de Tronos en la lista de pendientes. Bueno, un par más de series por si acaso. Hace unos años  no estábamos suscritos a tantas páginas y aún conservábamos esa paciencia de ver un capítulo por semana en la televisión con todas las ganas del mundo. El intercambio de opiniones era mejor cuando ibas al mismo ritmo que tus amigos y no era tan fácil usar el spoiler como arma vengativa o simplemente por diversión como podemos ver en múltiples redes sociales.

Si hablamos de producción española, a nuestra mente vendrán series tan exitosas como Cuéntame, Médico de Familia, 7 vidas, Los hombres de Paco o Aquí no hay quien viva. Sin embargo, en la década de los 2000 contamos con joyas televisivas que cayeron en el olvido y que en su momento nos tenían pegados al televisor.

LaLola

Esta adaptación de la versión homónima argentina se estrenó el 6 de julio de 2008 y tuvo su fin un año después.  Benito Sagredo, en la piel de Gonzalo Lalo Padilla, se convierte en Lola (Marina Gatell) tras una ‘maldición’ por parte de su ex amante Romina.  En muchas ocasiones, Lola sufrirá en carne propia los prejuicios machistas que tenía cuando era hombre, un tema que le hace cambiar su actitud y darse cuenta de cómo era antes, siendo más comprensivo y respetuoso. El feminismo, como tema (sin ser nombrado como tal) se incluía de forma habitual en la trama mediante la actitud de algunos personajes con el fin de conseguir la igualdad entre los hombres y las mujeres que forman la historia.

Mis adorables vecinos

Los Sánchez y los Sandoval, dos familias residentes en una urbanización de lujo se convierten en vecinos cuando los primeros se vuelven adinerados por el éxito de Sheila, su hija cantante.  Tras 4 temporadas la serie dejó de emitirse; es aquí donde vemos a una espléndida Paz Padilla antes de convertirse en ‘La Chusa’ de La que se avecina o a Juanjo Cucalón y Francis Lorenzo como padres de las familias protagonistas.

Yo soy Bea

“Despierta niña y baja ya de la parra, en esta vida hay que saber torear. A ti te falta veneno y te sobra corazón…” Con estas palabras de la voz de Edurne nos adentramos en una trama que va a tratar de la competencia y envidias presentes en Bulevar 21, la revista de moda y tendencias en la que se centran los hechos.

Qué vida más triste

Lo que comenzó como una webserie casera creada por Natxo del Agua y Rubén Ontiveros (también guionista y director) en 2008, pasó a formar parte de la programación de La Sexta al cabo de dos años.  La sencillez de contar un relato cercano a la realidad, el humor como elemento central y la espontaneidad de los personajes es lo que convierte a esta serie en una de las más recordadas de la pasada década.

Paco y Veva

Una comedia musical con una cabecera muy característica de los 2000, emitida en Televisión Española y con su mayor incentivo: Hugo Silva y Elena Ballesteros como protagonistas. Con solo dos temporadas y no grandes audiencias, Paco y Veva no pudo competir con otras series del momento como Los Serrano o Sin rastro y dejó de emitirse pero, sin duda, lo que sí logró fue hacerse un hueco en nuestros corazones.

Por último, no nos olvidemos de esto:

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments