Rock Sumergido: una banda sonora para siete años

Rock Sumergido: una banda sonora para 7 años

Ojo: pronunciar las siglas RS en periodismo musical no solo es hablar de Rolling Stone. Es también hacerlo de Rock Sumergido, una web que, desde 2008 (anda, como Spotify), ha ido creciendo sin prisa pero sin pausa, movida por el amor a la música nacional de su fundador, Bruno Corrales, y de los que han decidido apoyarle en esta aventura. Siete años, además de un número afortunado para los supersticiosos, es todo un logro en el turbulento océano de las publicaciones online, en el que hundirse es tan fácil como emerger y, por desgracia, tan probable como que nadie se acuerde de ti al cabo de un mes. Rock Sumergido, pese a la metáfora de su nombre, sigue a flote y con excelente salud, y lo va a celebrar este viernes 23 de octubre en Daimiel en la mejor compañía, la de La Casa con Ruedas y la de Individuos y Los Hermanos Dalton, los dos grupos que brindarán sobre el escenario por muchos años más de rock y periodismo musical hechos en España. Nokton Magazine ha querido aprovechar la ocasión para cobijarse a la buena sombra de Corrales y robarle algunos trucos de magia para seguir disfrutando de la música en éste y en todos los años que vengan.

Rock Sumergido: una banda sonora para 7 años

El cartel que Raquel G. Ibáñez ha diseñado para la Fiesta Rock Sumergido.

Nokton Magazine: Para ti, ¿cuál ha sido el mejor disco en castellano de 2015?

Bruno Corrales: ‘Gotham te necesita’, de Airbag. Dentro de varios años, espero que muchos, se convertirán en uno de esos grupos por los que se desborda nostalgia. “Ay, que me los perdí” u “ojalá existiesen bandas así”, dirá la gente. El caso es que ahora mismo estamos viviendo su apogeo, tras 15 años de trayectoria, y en primavera se publicaba su mejor disco. Partiendo del punk rock de herencia ramone han abrazado el pop escrito en mayúsculas para convertirse en una banda tan divertida en directo como en disco. Si no valiese con la explicación, me remitiré al número de escuchas.

NM: ¿Y en inglés?

BC: ¿Puedo empezar ya a hacer trampas? Las listas y selecciones de lo mejor del año son al tiempo un placer y una completa tortura, pues muchas veces el descubrimiento llega un año después y te preguntas en qué demonios estabas pensando. En ese sentido, ha sido en 2015 cuando he comprendido la enormidad de discos como ‘Secret Fires’, de Arizona Baby; o de ‘One way Ticket to Saturn’, de Julián Maeso. ¿De dónde sale gente como Javier Vielba, Rubén Marrón o el propio Maeso? Preguntas que nos hacemos respetando el tradicional menosprecio de lo local. Que si me hablas de Colorado, pues estupendo. Otro caso alucinante es el de The Soul Jacket con ‘Black Cotton Limited’, un más difícil todavía a través de un segundo disco denso y largo con verdaderos tesoros si sabes (quieres) escuchar. Un disco fresquísimo, en este caso mucho más accesible y disfrutable tanto en fiestas con piscina como en tugurios, es el ‘Marathon’ de Mujeres.

NM: ¿En otro idioma? A veces los olvidamos

BC: Me quedo con el catalán Xarim Aresté y su último disco en solitario, ‘La Rosada’. Claramente uno de esos casos de “una cosa llevó a la otra” tan de agradecer. Aresté y su banda, Very Pomelo, congeniaban contra todo pronóstico hace unos años con un Josele Santiago que en esos momentos todavía no había regresado junto a Los Enemigos. La combinación daba para un par de conciertos conjuntos en los que compartieron escenario y repertorio, y así pude descubrir la explosión de creatividad de Aresté, que en solitario libera todavía más su talento heterogéneo.

NM: Elige una canción en castellano de 2015

BC: Qué complicado es dar con artistas con verdadera personalidad y voz propia, y qué necesario es exigirlo. En este sentido me quedo con dos mujeres y canciones, Patricia Lázaro con ‘El último trago’; y Miren Iza, de Tulsa, con ‘Los amantes del puente’. Propuestas muy diferentes e igualmente intensas y emocionantes. Merece la pena profundizar en sus discos, de lo más destacado del año obviamente.

NM: Ahora en inglés.

BC: Si puedo volver a hacer una pequeña trampa elijo ‘It helps if you sing’, de los ya mencionados Arizona Baby. A pesar de la espectacularidad de Corizonas, su fusión con unos referentes del surf instrumental como Los Coronas, se echaba en falta ese “menos es más” tan particular de los vallisoletanos. En esta canción es evidente, con un espectacular Rubén Marrón a la guitarra y excelente percusión al servicio de un Vielba crecidísimo.

NM: Y ahora en otro idioma.

BC: ‘La tercera guerra mundial’, de Joan Colomo. De voz extraña y despojado de prejuicios, es precisamente esa libertad creativa la que le da alas y le convierte en un compositor a tener muy en cuenta. Conciertos caóticos y divertidísimos, imperdible si pasa cerca de vuestras casas.

NM: Cuántanos una revelación musical que te haya proporcionado RS desde 2008.

BC: Fui a ver a Pablo und Destruktion a la sala Berlanga, pero aquella noche la recordaré por haber conocido a Cabezafuego, los teloneros, que presentaban su primer disco. Se trata del proyecto en solitario del navarro Iñigo Cabezafuego, que lleva un montón de años en bandas tan buenas como Atom Rhumba. Eclecticismo, crudeza y un genial sentido del humor. Eso ha sido lo más reciente, pero de estos años me llevo haber dado con músicos para mí incontestables como Iñigo Coppel, Oscar Avendaño, Lidia Damunt… Son tantos. Mención especial a Los Guajes, algo así como mi visita al psicólogo y el mejor grupo del planeta. Y en cuanto a cambiar de opinión, que me encanta, apuntaría a Sex Museum, a los que no valoraba lo suficiente hasta cierta noche en Gruta ’77 en la que todo encajó y vi uno de los mejores conciertos de mi vida. Alucinante.

NM: ¿Cuál ha sido el mejor concierto que has cubierto para RS?

BC: Recuerdo especialmente uno de Nu Niles y Los Tiki Phantoms en la sala El Sol, el 10 de febrero de 2012 y con Aitor García haciendo para el blog unas fotos alucinantes. No había teloneros ni teloneados, y la combinación resultó perfecta. Primero Nu Niles presentando el que sería su último disco (ya no existen, ¡pero nos quedan Los Mambo Jambo!). Mario Cobo, Ivan Kovacevic y Blas Picón formaban un trio de rock & roll alucinante, partiendo de una base pureta y muy trabajada durante años pero que poco a poco iba abriéndose tanto en estilo como en idioma, abandonando poco después de publicar su segundo álbum en español. Una pena, pero ahí quedan sus canciones y noches como esa, que en este caso remataban Los Tiki Phantoms con su habitual fiestón de surf rock instrumental aderezado con congas y fans surfeando entre el público sobre colchonetas de playa en tributo al Dios Tiki. Eso era mucho para jóvenes impresionables como nosotros.

NM: ¿Y aquel al que no pudiste ir y todavía lamentas?

BC: El año pasado perdí todas las posibilidades de ver la gira ‘Soltad a los perros’, que unía sobre un escenario a dos grandes del rock español de autor como José Ignacio Lapido y Quique González, así como a sus bandas, formando un súper grupo de cuidado de repertorio insuperable. Aunque no la obra, el público de Lapido es menor y me da rabia habérmelo perdido en lugares como La Riviera. Nadie escribe canciones como él y posiblemente no nos lo merezcamos, así que disimulemos porque si todo va bien el año que viene habrá nuevo disco.

NM: ¿Con qué entrevista de Rock Sumergido te quedas?

BC: No sé si es la mejor, y aunque hacer una entrevista es de las cosas que más felicidad me produce, de aquello salí directamente en una nube. Esa tarde tenía cita con Hendrik Röver, de Los Deltonos, que estaba por Madrid promocionando su segundo disco en solitario. Como vivía en Coslada, al salir de clase paré un rato en casa de unos amigos y recuerdo perfectamente el dolor de tripa causado evidentemente por el acojone. Admiro mucho a Los Deltonos y Hendrik es un tipo serio, un experto del rock. Pero solo me equivoqué en lo de la seriedad, puesto que precisamente por su profesionalidad resultó ser una charla estupenda, con total predisposición por su parte para hablar con calma de todos los temas que le iba planteando. Un músico ejemplar en todos los sentidos.

NM: ¿Lo que más esperas para 2016?

BC: Ahora mismo no pienso en otra cosa que en el concierto de Los Hermanos Dalton e Individuos en Daimiel. Para mí son bandas de referencia absoluta y poder verles juntos en un lugar tan genial como La Casa con Ruedas y rodeado de amigos es simplemente perfecto. Por lo demás, precisamente por allí pasará la gira 30º aniversario de Sex Museum, de los que ya hablaba antes, y eso promete. También tengo muchas ganas de que salga el disco de Oscar Avendaño & Reposado, pues me parece que tiene mucho talento y, sin hacer apenas ruido, no para de crecer en la buena dirección.

Los Hermanos Dalton e Individuos estarán este viernes 23 en la Fiesta Rock Sumergido, que tendrá lugar en La Casa con Ruedas de Daimiel. Las entradas, que cuestan 12€, pueden adquirirse en la web oficial de LCR Live.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments