El ‘Riot grrrl’ en documentales: de ‘The Punk Singer’ a la plegaria de las Pussy Riot

La escena punk y el feminismo global tienen algo en común: el movimiento ‘Riot grrrl’. Nos acercamos a él gracias a documentales que le dan vida como The Punk singer, con Katheleen Hanna como protagonista, o al documental que grabaron las Pussy Riot, siguiendo su transformación y activismo político.  MANIFIESTO_RIOT_GRRRLEn sus canciones hablan de acoso sexual, racismo, sexualidad femenina o empoderamiento de la mujer. Divertidas e irónicas, criticaban a las groupies, la cirugía estética y a los vendedores de instrumentos que se reían de las chicas que querían su primera guitarra.

The Punk Singer

En la historia de la música reciente y los típicos retrospecter de la MTV quien aunaba una obra musical maestra y además había cambiado los esquemas de la rancia sociedad americana siempre eran nombres como los Ramones,  Ian Curtis o Kurt Cobain. Pocas chicas de kickass-lovin’ que se atrevieran a decir que ya estaban hartas de que las pisotearan, en los pogos, y en la vida. Y entonces Katheleen Hanna formó una banda. Katheleen Hanna (1968) es la frontwoman del mítico grupo punk Bikini Kill, posteriormente de Le Tigre y en la actualidad con The Julie Ruin. Co-creadora del movimiento y definición del ‘Riot grrrl’, activista feminista e icono de la música y la lucha por los derechos de la mujer en los 90. Gracias al documental del 2013 The Punk Singer filmado por Sini Anderson pudimos adentrarnos en el perfil definitivo de la magnética artista, desde sus frustrados comienzos con el spoken word, hasta la consumación de la banda Bikini Kill, con la que consiguió la repercusión que necesitaba para dar voz a los abusos de la mujer. En la película Hanna cuenta su propia historia, pero también hablan otros grandes artistas que la acompañaron en el camino, como su esposo Adam Horovitz (de la banda Beastie Boys), Kim Gordon, Joan Jett o Corin Tucker de Sleater Kinney. Todo un retrato de una de las mujeres más influyentes de la escena punk y el feminismo global.

Pussy Riot: Una plegaria punk

Mike Lerner y Maxim Pozdorovkin dirigen Pussy Riot: Una plegaria punk, un documental (HBO) sobre el grupo musical ruso arrestado y condenado a prisión por una actuación satírica en la catedral de Cristo Salvadore de Moscú. La película muestra, a través de los giros del juicio, quiénes son las integrantes de este grupo musical feminista y cómo han pasado de ser activistas políticas a iconos de la modernidad. Básicamente el documental muestra la trayectoria del grupo antes de su detención, podemos asistir a todo el proceso judicial a través de la narración que proponen los dos cineastas. El documental se inscribe en la línea de cine político de intervención, permite dar a conocer la peripecia del grupo y servir de caja de resonancia de sus ideas, aunque es demasiado ligero con quien odia a estas chicas. “Hay que destruir el sistema actual porque está podrido, solo las acciones revolucionarias pueden cambiar las cosas” dice una de las integrantes de las Pussy Riot. 

Dirty Girls

Dirty Girls es un mini documental dirigido por Michael Lucid sobre un grupo de riot grrrls de instituto norteamericano que forman una banda y escriben fanzines en 1996. El material filmado muestra cómo son sistemáticamente atacadas por sus compañeras/os y acusadas de mala higiene, de raras, etc. Si es difícil mantener una feminidad outsider, imaginaos lo que es siendo adolescente.

Don’t need you

Este es un documental que cuenta la historia de los orígenes del ‘Riot grrrl’ en la escena musical independiente estadounidense de la década de 1990, y cómo este movimiento feminista se convirtió en una red clandestina revolucionaria de la educación y la conciencia de sí mismo a través de la música , la escritura, el activismo, y favorable a las mujeres de la comunidad. La película da al público una oportunidad de conocer a figuras clave en el desarrollo del movimiento y ver por sí mismos cómo estas mujeres han cambiado la historia de la música y el feminismo para siempre. La película presenta entrevistas intercaladas con materiales poco comunes, de archivo, incluyendo fanzines y fotografías, así como material de archivo de bandas pioneras como fueron Bikini Kill, Heavens to Betsy, y Bratmobile.

Foto: Long shot factory

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments