Retratos de cine: David Navarro, director, guionista y productor

David Navarro, es director, guionista y productor especializado en proyectos independientes de carácter experimental entre las cuales la serie Nada que celebrar, cuyo último capítulo se emite este martes 21 a las 18:30 h. en CANAL+. Después de 9 meses de emisión y varias reposiciones estará disponible en Filmin.

Acaba de terminar de rodar su película, Fantasma, en post-producción en la actualidad: una road movie interior cercana al universo de Haneke y Lars von Trier por lo duro, lo áspero, y la agresividad que desprende. Su estreno está previsto para el primer trimestre de 2014. También tiene un blog de lo más interesante El hombre orquestra, publicado en El País cuyo último artículo “El cine low cost no existe” ha tenido un gran impacto.
Nos habla de los procesos creativos de sus proyectos, del low cost entendido como filosofía e ideología a la hora de hacer películas, de una forma de rodar cine en total libertad.

2014-01-07-13-29-45

NM: ¿Cómo surge Nada que celebrar?

DN: Nada que celebrar surgió porque casi todos mis amigos son actores, mi mujer y mi cuñada también. Me cuentan sus problemas. Cada vez que mi mujer va a un casting, leo con ella la separata y luego me explica cómo ha ido… Estoy tan metido en el día a día de los actores que para mí una serie de actores era necesaria. Las anécdotas que surgen del mundo de la interpretación son muy aprovechables para hacer una comedia ácida, porque los actores además juegan mucho con la vulnerabilidad, con el propio físico, con entender los guiones y entender lo que se os está pidiendo e interpretarlo. Nada que celebrar tenia que surgir de alguna manera.

Nada que celebrar

‘Nada que celebrar’: Cristina Soria,Jordi Aguilar, Santiago Nogués.

Una serie sobre actores famosos sería un rollo. Una serie sobre actores desconocidos es muy atractiva: pasan cosas nuevas todos los días y casi todo tiene un punto negativo o un punto difícil de asumir: castings, proyectos fallidos, compañeros de ego agresivo…. Da mucho juego. Otra cosa que me gusta mucho es defender el hecho de que no todos los actores son famosos y eso para mí es una bandera. Cuando presenté la serie a CANAL+ me preguntaron qué tesis quería defender con esta serie. Yo dije que en el fondo ninguna, que para mí es una diversión, pero si hubiera una es que: No todos los actores son famosos y que existe un mundo inmenso de actores desconocidos. A veces decirle a un profesional de cualquier área que eres actor es como decirle que no eres nada porque para ellos o estás en la tele o no eres actor. Durante mucho tiempo, hasta que se logra el éxito o una carrera de trabajo estable, hasta ese momento es ser actor en la sombra. Es una pena que no haya más capítulos de Nada que celebrar porque habría muchísimo que contar, pero no descarto que algún día vuelva.

Nada que celebrar

‘Nada que celebrar’.

NM: ¿Cómo llega Nada que celebrar a CANAL+?

DN: En el año 2008 hice una serie Oido Canibal, muy diferente: un thriller. Llegó a CANAL+ de la manera más sorprendente. Yo no conocía a nadie, ni tenia ningún contacto con nadie de ninguna cadena. Yo simplemente era una persona que hacía proyectos independientes. Una persona por una agencia de publicidad vio la serie, un amigo de un amigo. Me llamó y me puso en contacto con CANAL+. Lamentablemente sólo existe en España un canal que pueda apoyar un proyecto independiente y arriesgado como Oído caníbal o Nada que celebrar. Oido caníbal es aun más arriesgado que Nada que celebrar, y ahora visto con el tiempo, me parece casi imposible que CANAL+ lo emitiera. Cuando quieres hacer cosas nuevas, arriesgadas y experimentales en este país no hay más. Los canales de pago como Calle 13, TNT o Paramount Comedy, que serían un poco los que hacen producción propia, ni tienen presupuesto, ni disponen del riesgo estratégico para jugar. Todas son empresas americanas con la libertad mínima. CANAL+ en ese sentido fue alucinante, me coronó como “reina por un día”.

Fantasma

‘Fantasma’.

NM: ¿Fantasma,  el largo que has dirigido será uno de los estrenos del 2014?

DN: Empezaremos a mover Fantasma en el primer trimestre de 2014, en principio. Se rodó en agosto, en un solo mes y la postproducción ya está casi hecha. Es una película que me orgullece, pues tiene cierta riqueza argumental. Me da un poco vergüenza decirlo, pero es verdad, el guión es muy intenso y rico. El primer corte tenía 2h40, y hemos logrado bajarla a 2h10.

A modo de resumen: la película va sobre una mujer que pierde a su marido y su hija el mismo día de una forma muy violenta, agresiva y traumática. Es como una road movie interior en tanto que vivimos los 8 días siguientes a una perdida, a un duelo. Es un duelo en activo, ocurren cosas y la mujer vive estas cosas como una road movie en el sentido de que va conduciendo su vida hacia delante sin saber a dónde va, y se encuentra con personajes que la hacen crecer o evolucionar hasta una decisión final que ha de tomar. Es una película muy intensa en ese sentido, tiene algunos trocitos de Haneke en cuanto a la agresividad, la aspereza de Lars von Trier también, desde la distancia y la contención de medios. Luego tiene algunos puntos más de cine francés en cuanto a los tempos, momentos de contemplación o respiración del personaje.

NM: Me comentabas antes, en relación a Daniel Castro (Director de Ilusión) que a ti te gusta concentrar tus rodajes en un mes sin embargo Daniel Castro suele grabar los fines de semana, pero que luego os parecéis bastante en vuestra forma de trabajar

DN: Sí. La verdad es que Daniel Castro es una de las personas con las que más he sintonizado últimamente. Yo no tengo mucha relación con gente del low cost. Conozco levemente a Carlos Vermut, Juan Cavestany, Norberto Ramos del Val… pero mi relación no es muy profunda con casi ningún otro creador. Estoy en mi cueva. De las pocas personas con las que tengo relación, algo continua, es Daniel Castro y ha sido un descubrimiento. Una persona que hace casi los mismo que yo es una gran alegría. Además tenemos una forma de ser muy parecida en cuanto a cómo nos vemos a nosotros mismos: nos vemos muy lejos del éxito. Existe una gran diferencia entre él y yo y es que él rueda, por lo menos su primera película, espaciándola en el tiempo durante 2 años; y yo lo hago al revés, todo en un mes.

Nada que celebrar

‘Nada que celebrar’.

A mí me da mucho miedo espaciar los rodajes: los actores desaparecen, están a punto de irse a Argentina a hacer una obra de teatro, se dejan barba….pasan cosas en la vida e intento rodar y agrupar las secuencias para que los actores acaben cuanto antes. Daniel tenia mucho trabajo en esa época y se vio obligado a rodar los fines de semana. Luego teniendo la facultad de ser el protagonista de su propia película, se podía manejar. Yo utilizo equipos enormes para el low cost y manejar a 40-50 personas es muy complicado. Cuando logras hacerlo en un mes, acabas y te vas. También lo hago así por que yo lo vivo muy intensamente. Sufro pero sé que acaba en 30 días. Cuesta tanto, por la falta de dinero, que si espaciamos el sufrimiento durante más tiempo, yo no podría.

Material para grabasr una serie low cost

Material para grabar una serie low cost.

NM: ¿Existen trucos o claves para rodar en low cost?

DN: He ido aprendiendo a hacer low cost y al principio lo hice como casi cualquiera, era lo que tenía delante y lo que se podía hacer. La manera  de subir escalones es haciendo cosas, cuando no te conoce nadie es imposible que te llamen para proponerte proyectos. Yo empecé así. Quería hacer una serie y la hice. Ahora me veo tan a gusto que no veo otra forma de hacerlo. Me siento muy enraizado con el significado propio de hacer las cosas low cost, no  por que no haya dinero, que eso es lamentable, sino por que hay un acceso directo a casi cualquier faceta de la creación. Yo en cualquier momento puedo cambiar cualquier cosa, operar sobre cualquier departamento, porque el departamento soy yo  y es una libertad que no me quiero dejar de dar. Quiero seguir haciendo las cosas en pequeñito y creo que es más efectivo para que la creación sea más real. Cuando un proyecto se gestiona por muchas mentes al final se banaliza el mensaje final y se allana.

A mí me gusta que las ideas sean muy personales porque son más originales. El low cost aporta esa faceta de poder hacer las cosas a tu medida, hacerlo a tu gusto desde el principio hasta el finMe siento totalmente identificado, incluso me siento un activista del low cost, o un talibán del low cost.

Para mí el low cost se entiende no como etiqueta de bajo precio o bajo coste. No estoy de acuerdo con ello. El cine low cost no está enunciando realmente un cine barato sino una forma de hacer cine. Probablemente la palabra que se pronuncia es low cost que habla de dinero pero yo creo que cada vez se ve menos lo que significa low cost y se está extendiendo a una forma de hacer cine: un cine independiente, un cine ágil a la forma de tomar decisiones, un cine que no tiene prejuicios  estructurales, políticos ni “de manual”.

Oído canibal

‘Oído caníbal’.

NM: ¿Si pudieras pedirle 3 deseos al cine cuáles serían?

DN: 1. Sobre todo que haya actores que quieran participar conmigo haciendo proyectos como los hago, porque son proyectos en los que no sabes muy bien lo que va a pasar. Nunca hablamos realmente de dinero más allá de que “ojalá haya dinero-ojalá esto se venda-ojalá esto nos sirva de algo”, pero nunca les importa el dinero.

Quiero seguir trabajando con proyectos arriesgados. Los proyectos que hago son de “argumento negativo” como Oído Caníbal en el que había temas sexuales que no eran cotidianos. Que haya actores que no solamente digan que sí, sino que vean un reto de hacer personajes diferentes, para mí es un lujazo.

2. Que haya espectadores para el low cost que sigan viendo y dando calidez. Uno de los temas que me gusta del cine es que haya personas que lo valoren. Hacer una película no sería nada si luego no hay personas que las recojan, y las “acaricien”. Que haya espectadores que busquen esta nueva ola de cine low cost, de películas pequeñas e independientes; para mí es un lujo y una de las razones por la que me levanto por las mañanas, que haya espectadores que lo vivan así.

3. Poder seguir haciendo en general un cine como lo hago. Tiene que ver con el ritmo de vida. Hacer cine low cost es muy duro, si tienes una hipoteca, una familia… y espero poder seguir haciéndolo. A veces es difícil comer y rodar.

Ficha Técnica :
Nada que celebrar
Director/Creador:David Navarro
Actores: Cristina Soria, Jordi Aguilar, Santiago Nogués.
Dur. 25 minutos
Género: Series
Año: 2012
Nacionalidad: España
Calificación: NR < 16 años

Fotos: David Navarro/Bana Pérez

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments