Retratos de cine: Borja Crespo, director

 

Borja Crespo, bilbaíno afincado en Madrid desde hace unos quince años, es multidisciplinar: dibuja comics, produce, dirige, escribe y tiene una risa igual de grande que su talento. Hablamos con él acerca de Neuroworld, su largometraje realizado para Calle 13 dentro de los parámetros de LittleSecretFilm, un dogma para rodar películas que es todo un desafío. Para esta ocasión, 13 directores han elaborado un largometraje con una temática de suspense en un tiempo record: 13 horas. De todos los que hemos podido ver a día de hoy en la Cineteca de Madrid, Real movie de Pablo Maqueda, Todos tus secretos de Manuel Bartual y por supuesto Neuroworld de Borja Crespo destacan por su propuesta artística, personalidad y el resultado logrado. Neuroworld, como precisa su director, es “un retrato de un momento social en el que internet tiene mucho que remover”. Increíble resultado en cuanto a dirección, guión, fotografía y por supuesto por sus brillantes interpretaciones, Borja Crespo nos cuenta cuáles han sido los proceso creativos de su último trabajo.

Borja Crespo

Borja Crespo.

NM: ¿Cómo surge Neuroworld? ¿Es tu primer largo?

BC: Lo he empezado a llamar largo, bueno, película, una semana antes de rodarla porque para mí siempre ha sido un experimento. Tener un primer largo, rodado así, en dos fines de semana y tan pocos medios es un poco chocante. A la hora de la verdad al presentarlo, todo el mundo lo menciona como tu “primera película”…hombre, sí…pero es un ejercicio casi experimental. Estoy muy contento aun así de cómo ha quedado y creo que tiene empaque suficiente incluso para estrenarse de forma comercial. Me cuesta llamarlo película pero sí, es lo primero que hago que no sea videoclip, spot o corto y que, en definitiva, tenga larga duración.

NM: ¿Las expectativas que tienes en cuanto a Neuroworld es que puede alcanzar el circuito comercial?

BC: No, tal y como se ha estrenado realmente ya lo has obviado, porque una vez que está la película online no va a salir en salas comerciales. No, la idea primera es que es un LittleSecretFilm. Haizea Viana y Pablo Maqueda llamaron a 13 personas para que nos metiéramos en el proyecto por Calle 13 y la idea era esa: estrenar en la Cineteca o en un Festival, antes de estrenarse en el propio canal de calle 13, luego Ono, Imagenio, etc. y finalmente YouTube, que es dónde está ahora. Online está 3 meses y tú decides si se quedas o no. En mi caso como otros tantos, la voy a descolgar, subtitular, quiero que tenga algo más de vida, sobretodo fuera. También porque al final está bien que la gente pueda verlo en YouTube, sea accesible a todo el mundo, pero es cierto que no todo el mundo la va a disfrutar como me gustaría: a veces vemos cosas en YouTube -como en la propia película se ve- de forma fragmentada y es una peli que me da pena que se vea mientras estás haciendo otras cosas. Es una peli de diálogos, de meterte dentro y si la estás viendo mientras haces 20 cosas más, dudo que la puedas disfrutar en toda su esencia. Es como la gente ve ahora las cosas, hasta en el móvil.

Mónica Miranda en 'Neuroworld'

Mónica Miranda en ‘Neuroworld’.

NM: Sí, pero yo lo hago también. Tengo internet abierto, Facebook, WhatsApp…

BJ: Para mí no es lo mismo estar viendo una película con la luz apagada en una tele más grande o en un cine, no tiene nada que ver con estar viéndola delante de un ordenador a la vez que está sonando la música que tienes puesta en la otra habitación mientras estás tuiteando. Es un modo muy fragmentado y es imposible que te concentres. Es una apología de la dispersión. Es lo que creo que pasa ahora: que estamos muy dispersos, nos cuesta mucho poner atención en algo, proyectar únicamente la atención en una cosa. Una película por muy buen ritmo que tenga si estás a otras cosas, puede que no entres nunca, incluso te parezca un coñazo, y luego resulta que es el colmo del ritmo. Pero si no has entrado porque estás chateando con un colega, tomando una foto de tal, levantándote a mear y la peli sigue ahí puesta porque no la paras, eso hace que se pierda el ritual del cine para mi gusto. Ciertas cosas no pasa nada por verlas así: vídeos de YouTube, leer escuchando música, pero cuando te están contando una historia con una serie de elementos y te piden una parte emocional te tienes que implicar, y si estás a 20 cosas a la vez no puedes. El que de verdad esté interesado la podrá ver bien, sea en calle 13, Ono o YouTube. Se sentará a verla con ganas.

Marta Guerras en 'Neuroworld'

Marta Guerras en ‘Neuroworld’.

NM: ¿Cuáles son las pautas que tenías de LittleSecretFilm? ¿Había un limite de tiempo para el rodaje?

BC: La mayoría creo que hemos rodado de forma parecida, en un par de fines de semana. En principio eran 13 horas de material grabado ininterrumpido y la verdad es que no sé lo que he grabado, igual ni he llegado a las 13 horas. Son 13 horas desde el momento que das al REC. Las reglas de LittleSecret no son un modelo de producción sino un modelo de creación, así lo entiendo yo. Es una manera de hacer películas con los mínimos recursos aprovechándolos al máximo, yo es como lo resumiría, cada cual se lo toma como le apetece. Hoy en día puedes hacer una película con una sola persona, incluso sin actores. Aquí, en mi caso, había los mínimos: un cámara, un director de foto, una maquilladora, una estilista, una persona en arte… Lo que entiendes es que tienes un mínimo presupuesto y entiendes que tienes que rodar lo máximo en un mínimo de tiempo. Esa es la idea. Luego el rodaje se lleva en secreto y se empieza a publicitar unos días antes de que se vaya a estrenar. Es una idea divertida y no hay que tomárselo como una obligación porque sino sería ridículo. Tampoco viene nadie a controlarte. Pongamos que son películas hechas con poco dinero en un espacio muy corto, lo que viene a ser el cine de bajo presupuesto de toda la vida.

NM: ¿Acerca del cine low cost…?

BJ: Que viene a ser el cine de bajo presupuesto de toda la vida (risas) solo que ahora es más fácil el poder hacer algo sin costes si el tipo no cobra. También es algo muy engañoso determinar el coste de una película low cost por que la gente no cobra y no es un presupuesto real. Por eso digo que no es un modelo de producción sino de creación. Aquí lo bueno es experimentar, en el caso de Calle 13 hacer una trama que tenga que ver con el canal y a mi me gusta el tema y el género, además de lo que supuso hacerlo con un deadline, una fecha de entrega. Para mí es importante porque yo estoy con mil cosas y a veces vas dejando los proyectos personales de lado.

Richard Sahag y Mónica en 'Neuroworld'.

Richard Sahagún y Mónica Miranda en ‘Neuroworld’.

NM: ¿Tienes algún proyecto futuro del que nos puedas hablar?

BJ: Tengo desde hace tiempo un documental de cómics que me gustaría hacer, lo he intentado mover por cauces de financiación más “serios”. No me han dado ni una ayuda. En realidad podría enganchar un par de amigos con un par de cámaras pero claro eso supone liar a gente y me gustaría poder hacerlo con un mínimo de presupuesto para que la gente cobre. (..) Ahora estoy moviendo Neuroworld y tengo algunas ideas por ahí que me gustaría llevar a cabo pero de momento estoy con la resaca post-parto.

NM: ¿Cómo te sientes después de la peli, me decías que algo vacío, no?

BJ: Como ocurre siempre después de hacer algo en lo que te has implicado mucho emocionalmente y en este caso has empleado mucho tiempo y has implicado a mucha gente que te ha dado su energía, que creo que afortunadamente se nota en el trabajo, pues claro te sientes muy vacío. Como te pasa, supongo, cuando publicas un libro y lo presentas y a mí me pasa otras veces cuando monto un evento, ocurre y después de la hiperactividad te da el bajón. En este caso la película está online y te llega feed back de gente que escribe en twitter “me gusta”/”no me gusta,  pero a la hora de la verdad acabas de dar a luz a la criatura y ahora tienes que ponerte con otra cosa porque si no te quedas sin nada otra vez. Por lo menos aquí queda la película. Cuando montas un evento, como el Salón del cómic, solo queda el catálogo, lo que pueda contar la gente que se ha pasado por ahí y algún vídeo, pero no hay una obra en sí mismo.

Cartel 'Neuroworld'

Cartel ‘Neuroworld’.

NM: ¿Si le pudieras pedir tres deseos al cine cuáles serían?

BJ: 1. Que perdure. Yo cada vez que voy al cine últimamente me da la sensación de que tengo que disfrutarlo más por que dentro de unos años ir a una sala no va a ser tan fácil como ahora.

2. Me gustaría que el ámbito de los cortometrajes se experimentara más: no se experimenta mucho con el lenguaje cinematográfico. No se abren más caminos justo ahora que tenemos acceso a la tecnología de forma más fácil, que se puede colgar una obra en internet directamente y no se valoran ciertos esfuerzos que hace la gente en ese sentido.

3. Me gustaría que de alguna manera el cine (aunque no es algo que pediría al cine sino a cualquier disciplina) pudiera tener una parte más amplia de entretenimiento. Me gustaría que pudiera haber un equilibrio entre la evasión y la reflexión. Hay artefactos de diversión que me gustan mucho pero también me gusta que aporten algo más y, hablando en ese sentido, es un poco lo que hemos intentado con Neuroworld. Es una película que puedes ver y reírte, pero también es un retrato de un momento social en el que internet en general y YouTube en particular tienen mucho que remover.

El equipo de 'Neuroworld' en el Fant de Bilbao.

El equipo de ‘Neuroworld’ en el Fant de Bilbao.

 

Director: Borja Crespo
Guión: M.A.Martin, Borja Crespo
Música: Half Mute
Fotografía: Illia Torralba, Alonso J. Luján
Reparto: Mónica Miranda, Marta Guerras, Richard Sahagún, Juanra Bonet, Pablo Ríos
Productora: Insane
Género: Thriller. Romance. Comedia. Intriga
Puedes ver NeuroWorld aquí.

Fotos: Bana Pérez y cedidas por Borja Crespo.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments