Redes sociales para ver platos, no caras

La base parece fácil, ¿te apetece más ver las caras de tus amigos (y las tuyas) aquel jueves que no sabes qué pasó, o ver apetitosos platos cargados de colores y creatividad? Si eres de los segundos siéntete con la suerte de quien se ha encontrado con una hamburguesa de kobe auténtico, porque internet no parece querer parar en su largo romance con la gastronomía, ahora las redes sociales son para degustar.

Hace tiempo comentábamos que la comida entra por los ojos… y por Instagram, ha pasado poco pero definitivamente, además de en la televisión, la gastronomía de hoy está en nuestros ordenadores, tablets y smartphones; bien en forma de app, bien en forma de red social. No hay foodie sin perfil en alguna de ellas, ni aficionado a la cocina que no se inspire en la red. En este auge por unir el concepto fundamental de las redes y de la gastronomía, compartir, se lanzan algunos curiosos proyectos.

Uno de ellos es The Food Mirror, que lleva unos meses Eating the #FOODture. Esta aplicación es una comunidad de indagadores culinarios, unopuntia-flickr espacio para descubrir platos inexplorados, tomar ideas, o simplemente ‘hacer hambre’. El funcionamiento es básico, los usuarios suben sus imágenes con un breve texto a las que, como red social que es, se puede poner un ‘me gusta’ o compartir. Lo interesantes son los filtros, que permiten categorizar esos instantes según traten de diseño, comida étnica, grandes experiencias o comunicaciones; esta última con temas de actualidad como mercados ecológicos, jornadas gastronómicas o campañas publicitarias.

Pero no todo es comida, una de las mayores redes sociales para compartir imágenes de gin tonics y combinados es Ginterest, un espacio que cambia el concepto de cómo saber lo que están tomando tus amigos. Hasta hace no tanto era imprescindible seguirles barra tras barra o terraza tras terraza (lo seguimos recomendando). Ahora basta con un click para entrar en un lugar en el que inspirarse con numerosas sugerencias, dependiendo del plan.

Muchos otros espacios, especialmente de moda entre turistas, se enfocan en el hecho de compartir momentos alrededor de una buena mesa, concretamente la del anfitrión que se lance a ofrecerla conviviendo en ella con los comensales que se apunten a través de páginas como EatWith, Cookflat, CompartoPlato

scenteeOtras interesantes aplicaciones están por venir. Entre ellas destaca Scentee, lanzada por una compañía japonesa que ha ideado una extensión para los teléfonos, en forma de pequeño balón al que se le pueden poner recargas, que transmite al usuario el olor de la comida. Nació como complemento para hacer más fácil una dieta, pero ya se ha puesto a la cabeza el del proyecto Andoni Luis Aduriz, chef del restaurante Mugaritz, con la intención de que la distancia al restaurante no sea impedimento para cargar el ambiente del aroma de su cocina.

Foto: Chistopher Michel (cc) / zeevveez (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments