Psicofonías en el número uno

números uno, éxitos, póstumos, ventas, lista de éxitos, Nino Bravo, Nirvana, Janis Joplin, 2Pac, Otis Redding, Elvis Presley

La música, como el resto del arte, tiene el poder de inmortalizar a quien alcanza el éxito a través de ella. Así, el público se encuentra permanentemente conectado a un más allá en el que conviven estrellas que se apagaron en lo más alto de su carrera, mártires que jamás vieron un número uno en vida, muertos por sobredosis o víctimas de la fatalidad de un accidente de coche o de avión. Bien por la naturaleza morbosa del ser humano, bien por su lado compasivo, las canciones de muertos cuentan con un alto índice de probabilidades de arrasar en la lista de éxitos. Repasemos algunos números uno que llegaron demasiado tarde para sus intérpretes o autores (disponible en Spotify).

Me and Bobby McGee

Como ha sucedido en otros casos de números uno póstumos, Janis Joplin no fue la primera en cantar Me and Bobby McGee, sino Roger Miller, que, cuando interpretó este tema de Kris Kristofferson en 1968, hubo de conformarse con el puesto número doce de la lista de éxitos. En 1970, después de que el propio autor la cantara para ella, Joplin decidió incluirla en el que sería su próximo álbum, Pearl. Murió apenas unos días después de grabarla y la canción se convirtió entonces en el único número uno que la artista obtuvo en su carrera. Kristofferson, por su parte, no supo que Joplin se había decidido a incluirla en Pearl hasta que la escuchó, después de su fallecimiento, en la radio.

Sittin’ on the dock of the bay

Quién sabe hasta dónde habría llegado el potencial que Otis Redding exhibía en la década de los sesenta, cuando todavía era un prometedor cantante de soul y no un mito al que se llevó un accidente de avión sobre el lago Monona. Lo cierto es que, al igual que Joplin, Redding no alcanzó ningún número uno en vida: no fue hasta comienzos de 1968, apenas unos días después de su muerte, cuando la melancólica Sittin’ on the dock of the bay ascendió hasta el primer puesto de la lista Billboard. A su esposa Zelma, la última persona con la que habló antes de tomar aquel fatídico vuelo, le disgustaba el sonido de este sencillo, con el que Redding quería alejarse de lo que antes había hecho y acercarse un poco más a la senda emprendida por los Beatles con Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band.

Without you

La que Paul McCartney ha definido como “la balada más matadora de todos los tiempos” fue compuesta por Pete Ham y Tom Evans, integrantes del grupo británico Badfinger, y editada por primera vez en 1971. En 1975 Ham, asfixiado por las deudas, se ahorcó en su garaje, pocos días antes de cumplir los 28.  Evans lo imitó años más tarde, en 1983. La leyenda cuenta que su última conversación fue con el también componente de Badfinger Joey Molland, y que ambos habían discutido, precisamente, por los derechos de esta canción. A día de hoy, alrededor de 180 artistas han grabado su propia versión de este tema, entre ellos, Mariah Carey, que la hizo suya.

Changes

Tupac Shakur, también conocido como 2Pac, fue, además de uno de los mejores raperos estadounidenses de todos los tiempos, un estandarte de la lucha que el hiphop y el rap han librado para desvincularse de la violencia callejera. Su biografía deja claro que tenía unos cuantos enemigos: tras sobrevivir a cinco disparos y pasar ocho meses en la cárcel, condenado por una agresión sexual de la que después se le declaró inocente, 2Pac fue tiroteado en un drive-by cerca de Las Vegas el 13 de septiembre de 1996 y murió apenas una semana después. Dos años después, en 1998, su canción Changes, grabada poco antes de su muerte, alcanzó el número uno en varios países de Europa. El último verso dice “algunas cosas no cambiarán nunca”.

Way down

Way down fue el ultimo sencillo que un Elvis Presley cada vez más desmejorado lanzó antes de su muerte en 1977. Con El Rey aún vivo, la canción se mantuvo unas cuantas semanas entre el puesto 31 y el 53 de la lista Billboard. La semana en la que falleció, en cambio, se catapultó hasta el número 1 en Estados Unidos, y también en Reino Unido, un país donde hacía siete años que Presley no encabezaba ninguna lista. En 2005 fue relanzada, y repitió en el primer puesto de las listas británicas.

More than a woman

El 25 de agosto de 2001 la cantante norteamericana Aaliyah, de solo 22 años, regresaba, junto a su equipo, del rodaje en las Bahamas de un videoclip. La avioneta en la que viajaban, que despegó con un pasajero de más, apenas pudo levantar el vuelo y se estrelló, matando en el acto a todos sus ocupantes. La cantante acababa de lanzar un álbum, Aaliyah, y More than a woman fue la última canción que interpretó en directo, en el programa del presentador norteamericano Jay Leno, y se convirtió, también, en su último sencillo, que alcanzó el número uno en Reino Unido.

It doesn’t matter anymore

It doesn’t matter anymore es un tema compuesto por Paul Anka que Buddy Holly, pionero del rock’n’roll y del uso de las gafas de pasta para ligar, grabó en 1958. Sin embargo, hasta después de su muerte, en 1959, al igual que Aaliyah, en un accidente de avioneta, no se editó la canción, que se alzó con el número uno en Gran Bretaña y en Estados Unidos alcanzó el trece, el mejor puesto obtenido nunca hasta entonces por un sencillo en su primera semana en la lista de éxitos.

You know you’re right

 You know you’re right fue la última canción grabada por Nirvana antes de la desaparición de Kurt Cobain. Ya había sonado en varios conciertos de la banda, sin embargo, su versión de estudio no llegó a oídos del público hasta 2002, cuando, tras un litigio legal entre la viuda de Cobain, la también cantante Courtney Love, y los otros dos miembros de Nirvana, Dave Grohl (Foo Fighters) y Krist Novoselic, la versión de estudio grabada en 1994 fue lanzada como sencillo promocional, videoclip incluido. A pesar de su leyenda, Cobain y los suyos ya no lo tenían tan fácil para arrasar en ventas: la era de las descargas ilegales había llegado. No obstante, You know you’re right alcanzó el número uno de las listas de rock en Estados Unidos y obtuvo un puesto 45 en la clasificación Billboard de ventas por Internet.

América, América

Uno de los grandes éxitos del inolvidable Nino Bravo, América, América, se convirtió en tal meses después de la muerte del cantante en un accidente de coche, que tuvo lugar poco después de que llevar cinturón de seguridad empezara a ser obligatorio en nuestro país. La canción adquirió tal entidad entre sus fans que cuando, en 1995, se reeditó el álbum del que formaba parte –en un principio titulada …y volumen 5– fue rebautizado como América, América. En el momento de su lanzamiento, en 1973, …y volumen 5 fue número uno en ventas en nuestro país.

Números uno que llegaron demasiado tarde en Spotify

Foto: exquisitur (cc)

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments