Propuesta de la Navidad 2015: que no queden sobras

Existen los própositos de Año Nuevo y los propios de la Navidad: controlarse en la cena de empresa, rescatar la ropa de años anteriores, dedicar tiempo a escoger los regalos perfectos y, por supuesto, no cocinar más de lo que se va a comer. El primer paso para alcanzar esta última propuesta es controlarse en el supermercado e ir con la lista de la compra bien redactada, aún así solemos caer en el exceso. Lo demuestra el dato de que el 25% de la comida que preparamos en Navidad acaba en el cubo de la basura, pero evitarlo está en nuestras manos (puede que también en nuetsro estómago) y pasa por reutilizar todos esos platos o alimentos que tras la copa continúan intactos en la mes.

Desde IKEA han presentado un interesante manual para aprovechar todas esas sobras y ser comedidos a la hora de elaborar los esperados menús. Ser comedido no implica dejar de ser original sino pensar antes de cocinar y, si no se ha conseguido, hacerlo después. Para quienes hayan podido prepararse con tiempo, tener un pequeño huerto de especias para utilizar solo la cantidad necesaria y que no se estropee el resto puede ser muy útil. Pero para aquellos que ya se ven con la nevera llena una mañana en la que continúan llenos de la cena del día anterior hay varias opciones. Una de ellas reutilizar los alimentos, por ejemplo juntando varios restos añadiendo queso y huevo y al horno… ¡una lasaña lo acepta casi todo! y siempre mantener bien etiquetado el tupper indicando de qué plato se trata y en qué fecha se guardó. Si sobra fruta es aconsejable separar las manzanas para su maduración, si sobra queso o pan duro, rallarlo…

Todos tenemos trucos personales para que #LaOtraNavidad sea posible y si vuestra propuesta para 2016 es no desperdiciar ni un solo alimento más puedes dejarte un mensaje desde la página web de IKEA para recibirlo el próximo diciembre felicitándote por el cumplimiento de la propuesta.

Contenido patrocinado

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments