Poesía en azul: 5 jóvenes poetas de Nicaragua

Foto de Jorge Mejía Peralta (cc)

Miguel, William, Camilo José, Blas. Ya lo comentábamos hace unos días, este año toca recordarlos a todos, porque en 2016 celebramos centenarios de nacimientos y muertes por doquier. En el caso de la poesía, sobre todo la contemporánea, a pocas figuras le deben más las letras en castellano que al nicaragüense Rubén Darío. El simbolismo y parnasianismo de absenta francés de Paul Verlaine o el verso libre de Walt Whitman llegaron a los poetas que componían en español filtradas por el poeta nacido en Metapa. Félix Rubén García Sarmiento, nombre real del autor, es considerado por la crítica universal como el padre del Modernismo hispanoamericano. Igual que ahora, parecía que la riqueza y fluidez de nuestro idioma alcanzara su máximo esplendor al otro lado del Atlántico. Los versos surgían con una brillantez formal y estilística, y una musicalidad que aligeraba el verso e invitaba a viajar. Por eso hemos decidido aprovecharlos para volver a la tierra que lo vio nacer y fijarnos en algunas de las voces poéticas jóvenes más interesantes de Nicaragua.

Alejandra Sequeira

Sus referencias son las grandes voces de mujer de la poesía latinoamericana: Pizarnik, Storni, Mistral. Pero también de la poesía universal como Sylvia Plath. Su poesía pasea de la mano de lo visual y de artistas performánticos para hablar de la soledad del ser humano en la sociedad y en la ciudad, pero siempre desde la visión de femenina-feminista.

Los días

Los días no se suicidan Alejandra
tampoco puedo decir que nos dejan voluntariamente.
Sólo envejecen como todo lo hace. Se pudren en la
[decrepitud del tiempo.
Los días no se suicidan Alejandra, lo aseguro,
sólo lapidan al tiempo por tener que resignarse a
[la muerte.

 

Eunice Shade

Aunque nacida en México en 1980, Nicaragua está impregnada en su biografía vital y literaria. Eunice Shade es narradora, poeta y periodista cultural y representó al país centroamericano en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) en 2007 en el foro de novísimas narradoras. La crítica la coloca entre los nombres más importantes de la generación del 2000 en la nueva literatura hispanoamericana.

 

Carlos Fonseca Grigsby

Nació en Managua en 1988 y en 2007 ganó el Premio Loewe Joven de poesía gracias a un poemario bautizado con unas líneas del día más largo jamás narrado, el Ulises de James Joyce. Una oscuridad brillando en la claridad que la claridad no logra comprender es la recopilación que le hizo merecedor del premio y por el que le llovieron halagos como que tiene “un don expresivo poco común con poemas desbordantes de imaginación verbal”.

 

[…]La soledad debe ser reinventada.

–Nuestras soledades tienen alas.
Pero son cosas simples. Más simple
que una manzana, un beso en la mejilla,
el sol ardiente del mediodía. Sólo que estos
tienen garras, son partes de la realidad, tienen una nostalgia
de piñatas quebradas que lloran en sus adentros.

Hanzel Lacayo

Poeta, narrador y fotógrafo. Comenzó a escribir con ocho años y cuando estudiaba quinto año de secundaria en Managua, se publicó su primer poemario Discrepancias. Ya por entonces, sus poemas eran publicados en varias revistas literarias y generalistas del país. Su creatividad sigue viva y desbordante. Revisa hasta la extenuación sus piezas, para redefinirlos cada día y conseguir un poliédrico verso libre. Su obra se puede encontrar íntegra en su web.

[…] Te lo regalo, pero tiene un agujero.
Lo que hay en él es lo de menos.
Espera y crecerá.
Y como todo buen vino
presidiendo siete noches bajo el corcho,
estoy seguro que te ayudará a brindar
por los claros días y los malos tiempos
―a pesar del agujero―.

(De Los Adioses)

Enrique Delgadillo Lacayo

Licenciado en Derecho por la Universidad Centroamericana de Managua. Su poemario La casa detrás del tiempo, fue ganador de la convocatoria anual del Centro Nicaragüense de Escritores en 2012. Su necesidad de expresión le empuja a ser coeditor de La silla del caminante y el portal de información cultural Noticultura. También publica su obra en múltiples revistas digitales y colabora en guiones de cine y radioteatro.

Antes de llover

Yo me soy y debes tener eso en cuenta al irte conmigo
no produzco lunas ni persigo a nadie y me muero cada día.
Yo me estoy mucho tiempo acompañado de un poema
una canción y varias a veces a ratos de una perra agonía
que ladra un chubasco cuando quieren tocarla
y se orina de felicidad cuando llegas bajo la lluvia.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments