Pippi Calzaslargas y otros malos ejemplos de nuestra infancia

portada-nokton-magazine-pippi-calzaslargas
Inger Nilsson, la niña que dio vida a Pippi Calzaslargas en la serie de TV.

En 2015 celebramos el 70 aniversario de Pippi Calzaslargas, protagonista de la serie de novelas suecas y uno de los personajes femeninos más guays de los libros de nuestra infancia. Con esta excusa, la editorial Blackie Books acaba de reeditar las historias firmadas por Astrid Lindgren en un solo volumen y, ¡oh, sorpresa!, resulta que hay un debate sobre el tema. ¿Y qué debate podría originar una niña súper molona que además solo vive en la ficción?

Este artículo de El País lo explica genial, pero para resumir, resulta que hay gente (y con gente nos referimos al “sector educativo sueco más tradicional”) que no acaba de tener claro si leer sobre las aventuras de Pippi, esa niña asalvajada y con un desarrollado sentido de la diversión, es del todo recomendable para nuestros nobles infantes.

portada-como-molo-manolito-gafotas-nokton-magazine

¡Cómo molas, Manolito!

Nosotras en 2016 nos hemos propuesto debatir solo sobre si es mejor el vermú de botella o de sifón, así que, en vez de entrar al trapo, hemos querido acordarnos de todos los malos ejemplos de nuestra niñez, malas influencias como Pippi. Estos son algunos de los libros que deberíamos empezar a quemar:

Las aventuras de Tom Sawyer – Mark Twain

Tom Sawyer se pelea en la calle, hace novillos y es un estafador nato, entre otras sublimes cualidades; pero Mark Twain pensó en él como protagonista de la que, aún hoy, es su novela más universal. Inexplicable.

Mafalda – Quino

La pequeña Mafalda no se come la sopa ni aunque se lo pidas de rodillas, es desobediente por principios y parece disfrutar torturando a su padre. Aún con estas, sus tiras gráficas son otro clásico del humor gráfico que no llega a pasar de moda.

Manolito Gafotas – Elvira Lindo

Manolito suspende matemáticas siempre que puede y no tiene una idea buena, normal que no haga más que llevarse collejas, aunque su abuelo, natural de Mota del Cuervo, intente defenderle. Desde luego, un mal ejemplo en el que mirarnos, aunque lo hayamos hecho durante tantos años…

portada-celia-lo-que-dice-nokton-magazine

Pobre Celia, pobre gato.

Celia – Elena Fortún

Aunque de apariencia angelical, Celia es especialista en volver locas a las monjas del convento en el que vive interna, por no hablar de su incomprensible manía de cuestionar todo lo que le dicen los adultos. Nacida en los años 20 del siglo pasado, fue testigo y reflejo de todo lo que acontecía en España, desde la II República a la Guerra Civil y el primer franquismo.

Matilda – Roald Dahl

Matilda tiene poderes telequinéticos y piensa que puede hacer lo que le da la gana. Un problemón, vaya. En su salto a la gran pantalla en 1996 no mejoró y les dejó claro a todos los niños del planeta que tener ideas propias es el mayor súper poder de todos.

Bola extra – Vicky el vikingo

Vicky no protagoniza las páginas de ningún libro, pero no podíamos excluirle de este ranking de niños malvados porque él, mejor que nadie, sabe de lo que somos capaces con un poco de imaginación y una familia vikinga altamente sanguinaria.

Foto de portada (cc): Pippi Langkous in Nederland 1, de Peters, Hans

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments