‘Okja’: nuevas formas de consumo cinéfilo y carnívoro

¿Cuántas veces hemos girado la cabeza viendo ‘Pesadilla en la cocina’ o leyendo acerca de los beneficios de las dietas ricas en arroz y vegetales? Tras ver Okja nadie puede andar indiferente. El filme del surcoreano Joon-ho Bong narra una historia de aventuras, pero no ocurre como en otros filmes con un target definido, aquí disfrutarán tanto grandes como pequeños porque la historia de Okja va más allá. La protagonista es la super-cerda que da nombre al filme, un animal creado transgénicamente gracias a los avances tecnológicos,  pero esta super-cerda tiene una amiga muy especial, una niña surcoreana que ha crecido a la par que ella y con la que vive en una montaña junto a su abuelo.

El filme de Okja es animalista, anticapitalista y vegetariano, quizá sin quererlo, no lo sabemos, lo cierto es que el director ha comentado que le iba a costar volver a comer carne y que de momento, se quedaba con el pescado. La película nada ante el espectador para que veamos los excesos de la industria animal que en un futuro podrían ser bastante similares a la premisa que plantean aquí.

Esas miserias ocurren a diario, el impacto sobre el planeta seguirá siendo enorme mientras continuemos consumiendo de esta manera y la concienciación social parece no llegar nunca, hasta que te das de bruces con Okja. El filme también llegó lleno de polémica por pasar por Cannes y decir que iría directamente a la plataforma de Netflix sin hacer estreno en las salas de cine.

Otras Okjas

La Vegetariana de Han Kang

Este libro editado por RataBooks, cosechó el Man Booker Price en 2016, su autora es surcoreana y en él relata la historia de una mujer que tras unas pesadillas decide deshacerse de toda la carne y pescado que guarda en su frigorífico.  En palabras de la autora: “La protagonista rechaza la violencia del ser humano, al rechazar también la carne. No pienso en el libro como un retrato de la sociedad coreana, presento situaciones retorcidas y exageradas a posta. No la escribí pensando en mi país sino en algo más universal. De todos modos la sociedad coreana no es nada fácil. En medio de la oleada neoliberal, todavía quedan restos de una cultura hecha trizas”, relataba Han Kang en una entrevista que podemos leer en la edición española de La vegetariana.

¿Qué puedo hacer yo?

La iniciativa #LunesSinCarne ha conseguido movilizar a parte de la comunidad foodie en Internet, la campaña comenzó en 2003 (tras ser rescatada de una medida de ahorro tras la I Guerra Mundial) en USA, llevándola a restaurantes y colegios. Solo debes eliminar la carne de tu plato un día a la semana. “Si para producir un kilo de carne se utilizan entre 15 y 20 kilos de cereales, ¿cuántas personas podrían alimentarse si estos alimentos fueran destinados a los seres humanos?” Cuentan desde la web del proyecto. Además, cientos de recetas recorren las redes para que no te puedas quedar sin ideas, desde Alimentarte nos dan ocho puntos sencillos para comenzar, e incluso una receta para chuparse los dedos de Rigatoni con pesto rojo y berenjenas. Ahí es nada.

Rigatonis de Raquel Benácer en Alimentarte.

Rigatoni de Raquel Bernácer en Alimentarte.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments