No soy una mujer que viaja sola, soy una viajera

Viajar como filosofía. Foto de Garry Knight (cc).

Cuando se viaja, es/era tradición llevar un cuaderno en el que tomar nota de recomendaciones, guardar mapas, dibujar atardeceres e incluso elaborar una suerte de diario de nuestras vivencias. Crónicas, bitácoras o libros de viaje que nos invitan a echarnos la mochila a la espalda y aventurarnos a conocer mundo. Lo curioso es que parecía que los únicos que viajaban eran ellos. Aunque los caminos sean los mismos, daba la sensación de que solamente eran recorridos por hombres.

Y es que viajar para el sexo masculino siempre fue más sencillo que para las mujeres. Lamentablemente, una mujer viajando sola sigue siendo un blanco no solo para comentarios y críticas, sino algo mucho más grave. Pero admiramos a las féminas valientes, las que luchan por cambiar el mundo y abrirlo de par en par para todos. Nos acercamos a un selecto grupo de viajeras, aunque cada vez son más, que nos llevan de la mano a conocer el planeta con otros ojos y otras ganas. Porque el “problema” de una mujer viajando sola son aquellos que no lo ven normal.

chica dormida nokton

Viajar es muy cansado y cualquier sitio es bueno para dormir. Foto de Kurt B. (cc).

Trip Trip Hurra

Eva y Soraya se conocieron, según cuentan ellas mismas, en un foro de internet para viajeros. Y se cayeron fatal. Después se conocieron en persona y la cosa no fue mucho mejor hasta después del primer viaje juntas. En 2013 y tras conocer Sri Lanka se metieron en el mundo bloguero para compartir sus experiencias, trucos y reflexiones.

Viajando por ahí

Desde Argentina recorriendo el mundo durante los últimos 8 años. Aniko Villalba viaja sola con una mochila pequeña que le permita ser ágil y guardar muchas postales, muchos cuadernos y recortes de papel. Su blog nos adentra en el mundo del slow travel porque ella prefiere recorrer los países que visita en bicicleta o andando, la manera perfecta de escuchar y ver lo que nos rodea.

Solo ida

solo de ida logo noktonEs la frase que a tantas y tantos nos gustaría decir cuando compramos un billete de avión. Dejar toda esa estabilidad que nos plantean y echar a andar sin saber ni cuándo ni cómo volveremos. Claudia hizo real la locura con la que siempre había soñado. Ya ha recorrido gran parte de Asia y ahora está embarcada en no dejarse ni una esquina de América Latina sin ver.

Trajinando por el mundo

Con 24 años, recién licenciada de Comunicación Audiovisual, Carmen se echó una mochila al hombro para dar la vuelta al mundo sola y con un blog recién abierto para poder contarlo. A su regreso, ganó Premio Bitácoras 2010 al Mejor Blog de Viajes. De pequeña a bebía libros de historia y la inquietud por descubrirla en primera persona fue decisiva para adentrarse en este viaje, y nunca mejor dicho.

Los viajes de Ali

Porque el relato de un país jamás será el mismo contado por una persona u otra. Alicia Ortego no pretende sentar cátedra, solamente busca poner toda la piel en cada viaje que hace y en cada historia que nos cuenta. Mención especial a su sección ‘Gentes del mundo’, en la que se aproxima en primer plano a aquellos que habitan los lugares que ella visita.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments