“No sin mi Oscar” y otros casos como DiCaprio

leos-red-carpet-rampage-portada-nokton-magazine
Videojuego 'Leo's Red Carpet Rampage'.

Si nadie lo detiene, Leonardo DiCaprio se va a hacer daño. Nos referimos al videojuego que esta semana se ha hecho viral en nuestras redes sociales y con el que un estudio de animación londinense recrea la carrera por el Oscar del actor californiano. Lo de “la carrera” es literal en el caso de Leo’s Red Carpet Rampage, en el que los cibernautas le dan vida a un DiCaprio pixelado que corre frenético por la alfombra roja para alcanzar un galardón que, hasta ahora, se le ha escapado.

En su larga carrera hollywoodiense, en la que DiCaprio llegó a la cúspide naufragando en el Titanic junto a Kate Winslet (por cierto, sí cabía en la tabla), ha visto pasar por sus narices hasta seis premios de la Academia, pero se ha llevado a casa la escandalosa cifra de cero.

Ahora, con su nominación a Mejor Actor por The Revenant, parece que el próximo 28 de febrero se hará justicia cinematográfica y la maldición del protagonista de títulos como Diario de un rebelde y El lobo de Wall Street quedará por fin en un mal recuerdo. O no. Porque, queridos fans de Leonardo DiCaprio, el séptimo arte está lleno de actores que nunca pudieron poner su estatuilla encima de la nevera. Estos son algunos de ellos:

Cary Grant

Dejando de lado que haya sido el hombre más elegante del planeta delante y detrás de las cámaras, el británico subió al firmamento de Hollywood con un Oscar honorífico recibido en 1969. Antes, nada. Actuaciones inolvidables como La fiera de mi niña o Charada y más de tres décadas protagonizando éxitos se quedaron sin el reconocimiento de los profesionales del sector en Estados Unidos.

Charles Chaplin

Aclarar que Chaplin sí recibió una estatuilla dorada por sus películas, de hecho recibió tres: un premio especial por El circo, un Oscar honorífico y el premio a la Mejor Banda Sonora por Candilejas. Aunque él, como actor, no se llevó ni uno. Jamás se nos ocurriría pensar que su tensa relación con el Comité de Actividades Antiestadounidenses, que le tildaba de comunista y antimericano, tuviera algo que ver.

Ava Gardner

De poco le valieron esos hipnóticos ojos verdes y la fuerza de sus interpretaciones en títulos como La Noche de la Iguana (por el que sí fue Mejor Actriz en San Sebastián) y Mogambo para convencer a los miembros de la Academia de cine de su país. Ava Gardner murió recién estrenado el año 1990, pasando a la historia de los mitos cinematográficos del siglo XX que se quedaron sin Oscar.

Johnny Depp

En la categoría de Actores Vivos también tiene Leo varios espejos en los que mirarse. Un videojuego paródico con Depp y DiCaprio dándose codazos para alcanzar el Oscar no habría sido descabellado porque el actor, camaleónico e incombustible, todavía no ha podido completar su colección de premios, entre los que sí se encuentra el de Leyenda Disney.

Glenn Close

Aunque nominada en seis ocasiones por la Academia, Glenn Close, quien demostró una capacidad envidiable para sacar de sus casillas a Michael Douglas en Atracción fatal, sigue sin apuntarse el tanto. Puede que la espinita no sea tan profunda teniendo en cuenta que la actriz debutó en el cine a los 35 años. Tiempo al tiempo.

Matt Damon

Este año, nominado a Mejor Actor junto a Leo, Matt Damon también estará aguantando el tipo en la ceremonia de los Oscar. El actor puede estrenarse subiendo solo al escenario del Teatro Kodak. Ya lo vimos haciéndolo junto a Ben Affleck en 1997 para recoger el premio a Mejor Guión Original por El indomable Will Hunting. “Esa nevera ya la han estrenado”, pensará DiCaprio.

 

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments