‘Nikolina’: un bar, un fantasma y un rodaje en Murcia

Fotograma de 'Nikolina'.
Fotograma de 'Nikolina'.

Nikolina es un proyecto que surge en las calles de Murcia para dar el salto a la gran pantalla. Capitaneado por tres mujeres, dos directoras y la protagonista, es la historia de Leo, una camarera que huye de un desengaño amoroso y se refugia tras la barra de un bar. A partir de ahí empiezan a ocurrir sucesos paranormales que no la dejarán descansar.

Un filme y webserie que se rodó el pasado julio en las calles del centro de Murcia, concretamente en el bar de La Oveja NegraSus directoras, Nuria Muñoz y Eva Libertad (Nexus Producciones) nos cuentan cómo surge el proyecto, de dónde viene y hacia dónde va. “Todo empieza con una ayuda que nos da la Región de Murcia para rodar una webserie de ciencia-ficción, pero pasaba el tiempo y el dinero no llegaba, al final se nos caducaron los derechos del guión que íbamos a usar. Cuando pasaron unos años y nos llegó la ayuda monetaria no sabíamos qué hacer”. Para Nikolina aún faltaba por pasar otro episodio, y es que las directoras escribieron ellas su propio guión, que finalmente, no pudieron llevar a cabo. “Era una historia futurista, no nos queríamos coartar y sabíamos que para rodarla necesitaríamos muchos recursos, finalmente, optamos por dejarla en el cajón y buscar un guión que se adaptase a nuestras características, así que hicimos una convocatoria”.

Nikolina_rodaje_nokton_magazine

“La idea era comprar una historia para poder adaptarla a nuestras necesidades y que siguiese en el género de la ciencia-ficción, tuvimos que acotar mucho la búsqueda hasta encontrar uno que tuviese una sola localización, sin zombies ni apocalipsis…” Ahí fue cuando en sus manos apareció Noches de Cóctel de Diego León, un guión que se amoldaba a lo que querían las directoras y contaba con el único escenario de un bar. Además, León les permitió modificarlo a su antojo. “Era un guión delirante y raro, con mezcla de géneros que nos gustó desde el principio. Fuimos haciendo reuniones por Skype con Diego y nos dio luz verde a todo; lo reescribimos, cambiamos personajes, añadimos nuevos y cambiamos el género a casi todos, también quisimos que las dueñas del Nikolina fueran dos chicas que eran pareja”. De mayo a julio no hicieron otra cosa que darle retoques a la historia y buscar a los actores, además de todas las labores de producción.

nikolina_rodaje_murcia

El rodaje

Para buscar el bar en el que se desarrollaría la historia, la suerte estuvo de su parte; uno de los locales del centro, La Oveja Negra, estaba en obras aprovechando la temporada estival y decidieron que ese era el sitio ideal para llevar a cabo el rodaje. “Nos vino genial, al ser un local grande nos permitía crear distintos ambientes y no sentirnos muy agobiados entre las cámaras y todo el equipo”. La Oveja Negra pasó a llamarse Nikolina durante unas semanas.

Con unas trece personas en el equipo además de los extras, las directoras tuvieron que buscar a los actores en un tiempo limitado, “contactamos con la Unión de Actores de Murcia; la protagonista, Marta Megías, aunque no es de Murcia estaba inscrita y el chico co-protagonista, Juan Alberto López, fue un flechazo que tuve cuando mandó su prueba; con el resto hicimos un casting abierto”, nos cuenta Eva.

nikolina_rodaje_murcia_bar

A pesar de haberlo rodado todo en el bar, el final que querían las directoras estaba más allá de esas paredes, por ello no lo han cerrado aún: “nunca llegamos a decidir el final, y la posibilidad de rodarlo en una playa nos llamaba más la atención, para que al menos hubiera alguna localización abierta. Cuando podamos iremos con todo el equipo y los actores”.

¿Es posible hacer una webserie y una película con el mismo metraje? Las directoras nos cuentan que sí, “al menos en este caso, los personajes van llegando al bar y se van añadiendo subtramas por lo que no nos supone mucho más trabajo”. La razón nos la dan ellas, “al recibir una subvención con el nombre de webserie se tiene que respetar, pero la idea principal era el largometraje”.

¿Y ahora, qué?, le preguntamos a Eva Libertad. La posproducción, los festivales, el montaje puro y duro, la financión, el tiempo necesario y las fuerzas para sacar un proyecto adelante no siempre están de nuestra parte en un proyecto con recursos limitados. “Ahora viene lo más complicado, pero con toda la gente que nos respalda y que tenemos detrás, terminará saliendo más tarde o más temprano”.

Puedes seguir a Nikolina en su página de Facebook.

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments