Muros Tabacalera, arte para un barrio

muros-tabacalera-pablo-s-herrero-portada
Foto: Elena Niño.

Un bastón, un pantalón de paño con cinturón marcando bien donde está la cintura y una boina con visera para estas mañanas de sol traicionero de mayo. A su lado, un monopatín, un pantalón por el que se asoman más de lo normal unos calzoncillos de cuadros y una gorra de visera grande marcada por las tendencias. De vez en cuando alguna chilaba y algún dothi se mezcla con este dúo. Todos suelen pasar casi todos los días por esa calle, esa plaza, pero desde hace unos días hay algo que les hace ralentizar, incluso parar, su camino. Puede que tuvieran prisa pero hoy miran con atención hacia una pared, un muro. Y en ese muro, un andamio. Y en ese andamio, un artista que está creando sobre ese lienzo. Un artista callejero a plena luz del día, a la vista de todos.

muros-tabacalera-2014-galeria-de-magdalena

Muro intervenido por la Galería de Magdalena.

Esta podría ser una escena de cualquier mañana o tarde de las madrileñas Glorieta de Embajadores, calle Miguel Servet o Mesón de Paredes desde el pasado día 5 de mayo. Muros Tabacalera, iniciativa de Madrid Street Art Project para la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha significado la recuperación de un espacio que parecía destinado a la simple delimitación de la antigua tabacalera de la capital, las veces soporte de cartelería variada o de pequeños mensajes reivindicativos.

Muro intervenido por Borondo

Muro intervenido por Borondo.

El proyecto no ha sido solamente un levantar el teléfono y ponerse en contacto con colegas que se dedican a rellenar murales, ha sido fruto de una cuidada selección de algunos de los artistas callejeros que más y mejor están interviniendo en las escena nacional e internacional del arte urbano. Con nombres como Suso33, DosJotas, La Banda del Rotu, Parsec!, Alto, Pincho, Pedro Sega, Ruina o Susie Hammer, busca convertirse en un encuentro anual del mejor arte que normalmente se hace huyendo de los ojos de la ley. Una buena excusa para verse las caras e ir observando cómo evolucionan los unos y los otros. Como nos comenta Borondo a Nokton Magazine dejando reposar la pértiga del rodillo, extensión de su mano, uno de los artistas que mayor club de fans acumulaba alrededor de su muro, lo mejor de estos festivales es “ver de primera mano el trabajo de los compañeros y la reacción de los que pasan por la calle”. También les hacen sugerencias sobre elementos a pintar o el color a usar. Quizás en sus días de caza ilegal de lienzos urbanos “el trabajo resulta más redondo’” porque se concentran más en lo que hacen, pero sentir el feedback del que observa y va a disfrutar del arte en su calle también es muy satisfactorio.

Work in progress Pablo S. Herrero y E1000

Work in progress Pablo S. Herrero y E1000.

Pablo S. Herrero y E1000 pasan las horas encaramados a la escalera, brocha y bote de espray en mano, dando una nueva vida al muro perimetral principal de este ensayo de gestión mixta, más o menos bien avenida, de Tabacalera. Es el único trabajo de esta edición que incluye tantos paños. Aunque ellos no se escondan en la noche, como esa imagen mitificada que tenemos del artista urbano que asalta un muro o una esquina en penumbra y con la cara tapada cuando trabajan en espacios públicos, la oportunidad de hacerlo a plena luz del día, en un muro cedido por una institución pública y con el “cuidado” de la policía municipal que otras tantas veces les multó, es un plus. No obstante, sin miedo a que alguien se adueñe ilegítimamente de su lenguaje, sí se plantean el posible uso gentrificador que pueda hacerse de su trabajo, como parece que ya pasa en algunos lugares tocados por las intervenciones, cual varitas mágicas, de Banksy, Obey o D*Face. Sea como fuere, una señora que supera de largo los sesenta años interrumpe el final de nuestra entrevista y les agradece que hayan dado luz a esa puerta que ve cada mañana desde su casa con “ese amarillo tan bonito” y ellos vuelven al trabajo. Parece que el arte, da igual su soporte, sí puede cambiar a mejor el contexto del que lo observa.

Galería de imágenes: Muros Tabacalera, hasta el año que viene.

Entrevista con MSAP:  Madrid Street Art Project: entrevista intervenida.

Muros-Tabacalera aspira a ser un lugar de encuentro en el que cada año, durante las fechas que dure el festival y el tiempo que duren las obras que de él salgan, confluyan un amplio repertorio de artistas urbanos, acompañados de todo su abanico de técnicas y temas, con  los vecinos de los muros intervenidos. La edición de este año tiene lugar entre el 5 y el 12 de mayo, fecha a partir de la cual quedarán finalizadas todas las intervenciones.

Fotos de Elena Niño. Flickr

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments