Mujeres topo y adolescentes británicas: sí, quiero

Fotograma de Raised by wolves.
Fotograma de Raised by wolves.

La casualidad, el azar, la carambola, la toma de decisiones y los canales (favoritísimos) de televisión por cable han hecho que dos series como The Unbreakable Kimmy Schmidt y Rised by Wolves hayan sido estrenadas prácticamente al mismo tiempo; una vez dicho este dato parece no ser muy relevante, pero estas dos comedias vienen pisando fuerte y con dos mujeres importantes detrás de ambos proyectos: The Unbreakable Kimmy Schmidt acaba de estrenarse en Netflix, después de que la NBC se echase para atrás con el proyecto, y es la nueva producción después de 30Rock de Tina Fey, y Raised by Wolves ha visto la luz después de casi dos años en el cajón con Caitlin Moran como co-guionista de esta producción británica en la que nos relata cómo fue su adolescencia, algo que los lectores de su último libro autobiográfico Cómo ser mujer ya pudimos conocer de primera mano.

Dos series con mujeres como Fey y Moran no podían no tener protagonista femenina, en ambas vemos a heroínas que luchan en la jungla del día a día ya sea con Skechers rosas de luces o junto a su familia. Si eras fan de 3oRock no hay ninguna duda de que te gustará The Unbreakable Kimmy Schmidt y si disfrutaste del libro de Moran está claro que no vas a desperdiciar la oportunidad de ver Raised by Wolves. 

Raised by Wolves se basa en los años de adolescencia de Moran como la mayor de ocho hijos en una casa en la que nadie iba al colegio y en la que las escolarización pasaba, más bien, por ver la televisión durante todo el día. Finalmente, para hacerlo algo más light, en la serie aparecen seis hijos, tres mayores y tres pequeños y la mayor parte gira en torno al alter ego de Moran y su hermana Caz (quien también ha escrito los guiones de la serie).

La novedad de esta comedia que se puede parecer en lo que a la estructura familiar se refiere a series como Malcom in the middle o Shameless es que todo ocurre desde un punto de vista femenino y no desde el de adolescentes varones: y vemos situaciones cómo la primera vez que tienes que comprar un sujetador o el día de tu primera regla. Y al igual que en el libro, la protagonista está obsesionada con el sexo, aunque esto es sí es más común en las comedias adolescentes. Seis menores y un abuelo al que siempre rodean éxitos ochenteros hacen de esta serie inglesa una de esas adquisiciones british indispensables para este año.

Kimmy, es una de las cuatro “mujeres topo” que quedaron atrapadas en un búnker a finales de los 90. Su captor (Jon Hamm) les hizo creer durante todos estos años que el mundo se había acabado. Después de la liberación, todas van a Nueva York para dar entrevistas pero Kimmy decide quedarse en la gran ciudad donde conocerá a su compañero de piso, Titus, un negro gay que se gana la vida haciendo de Iron Man en Times Square. La serie, con una estructura clásica de comedia y gags por doquier está lleno de situaciones absurdas donde Kemper tiene que lidiar con una jefa insoportablemente rica, un trío amoroso o un monitor de spinning un poco rarito.  Kimmy tiene que pasar de ser una adolescente noventera a una treintañera con responsabilidades y todo eso después de un trauma enorme. Las situaciones cómicas dejan paso a la crítica social y al empoderamiento femenino desde el punto de vista de Tina Fey y donde vemos cómo el personaje de Kemper (Kimmy) fue escrito específicamente para ella.

Dos series para (volver a) disfrutar de la comedia en todo su esplendor.

Foto: Channel 4

úsameCreative Commons Nokton Magazine

Comments

comments